Menú

Nuevo Mercedes-AMG E63: un matón con esmoquin

El E63 de Mercedes-AMG se actualiza y lo hace sin renunciar a su elegancia pero añadiendo una dosis realmente picante con toda la potencia AMG.

0
El E63 de Mercedes-AMG se actualiza y lo hace sin renunciar a su elegancia pero añadiendo una dosis realmente picante con toda la potencia AMG.
Nuevo Mercedes-AMG E63

Disponible tanto en carrocería sedán como en su variante familiar, estos nuevos Mercedes-AMG E63 y AMG E63 S son verdaderas bestias que, a pesar de rugir como animales, son capaces de ser tan refinados como un aristócrata.

Los cambios en esta revitalizada versión comienzan en la zona delantera, donde unos nuevos faros más estrechos, un nuevo parachoques y una parrilla de lamas verticales, nos indican que estamos ante un salto en el diseño que va en dirección hacia una mayor deportividad; que ya es decir con un E63... En la zaga, los faros también se han estrechado, aunque en la versión familiar no cambian respecto al modelo actual (excepto un nuevo diseño de los LED). En la carrocería berlina, un nuevo y pequeño alerón que se sitúa en la tapa del maletero hace acto de presencia, pudiendo pintarse en el color de la carrocería o bien elegirse en fibra de carbono.

En su interior, este nuevo E63 no cambia en exceso respecto a lo que tenemos en el modelo actual, pero sí que incorpora el último y más completo sistema de infoentretenimiento MBUX de la firma de la estrella. Además de esto, la novedad más visible es su nuevo volante, con un diseño de tres radios; cada uno de ellos partido en dos, que cuenta además con unos sensores en el aro del mismo que detectarán si tenemos las manos sobre él y nos desactivarán algún que otro molesto asistente, siempre y cuando el coche entienda que tenemos el control total del vehículo.

Pero sin duda, la parte más importante que le otorga AMG a este modelo se encuentra al abrir la tapa del motor. Aquí encontraremos una unidad de potencia V8 biturbo de 4 litros que es capaz de generar 575 CV de potencia. Si con esto consideramos que nos quedamos algo justos, Mercedes-AMG nos ofrece la opción de hacernos con el E63 S, cuya potencia se eleva hasta los 612 caballos. Toda ella es enviada en ambos casos a las cuatro ruedas por medio de una transmisión automática de doble embrague y nueve relaciones. Además, de serie incorpora la suspensión AMG Ride Control+, que nos permite regular parámetros de la suspensión o elegir entre tres modos predefinidos: Comfort, Sport y Sport+. Por último, otro de los trucos que esconde bajo la manga es su 'Modo Drift', con el que nos permitirá enviar toda la potencia a las ruedas traseras, haciendo que los neumáticos nos duren más bien poco...

Más información del nuevo Mercedes-AMG E63.

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios