Menú

BMW M3 y M4 2021: llegó el coco...

Ya tenemos aquí los poderosos M3 y M4 de BMW, que llegarán acompañados de sus versiones Competition.

0
Ya tenemos aquí los poderosos M3 y M4 de BMW, que llegarán acompañados de sus versiones Competition.
BMW M3 y M4 2021

Por fin ante nosotros, las dos bestias con más renombre de BMW, el conocido M3 y su hermano coupé, el M4. Y como sabemos que lo que os interesa es la chicha y no la historieta previa, nos vamos a dejar de formalismos y vamos a ir directos al meollo; su potencia.

Los dos montan un motor biturbo de 3 litros y seis cilindros que nos va a dar 480 caballos de potencia, siempre que no optemos por la versiones Competition, en cuyo caso tendremos todavía más dinamita bajo el pie derecho, ya que la cifra se elevará hasta los 510. Gracias a esto, ambos modelos alcanzan los 100 km/h en 4,1 segundos, mientras que los M3 y M4 Competition recortan este tiempo hasta los 3,8.

Como dato interesante para los más puristas y clásicos, BMW ofrecerá ambos modelos con tracción trasera y una caja de cambios manual, aunque si prefieres la automática de ocho relaciones, también puedes montarla.

En cuanto a la tracción, solo los modelos Competition contarán con tracción total, aunque cabe destacar que la firma ha querido contentar un poco a todos y, en conducción normal, la potencia va dirigida a las ruedas posteriores, excepto cuando el coche detecta una pérdida de agarre. Además, cuenta con tres modos, el clásico 4WD, el 4WD Sport y el 2WD, con el que podremos mandar toda la potencia al eje posterior sin que el coche intervenga con ayudas o cortes ante el deslizamiento.

Y una vez hechos los deberes en cuanto a números y prestaciones, ¿qué tal si hablamos del diseño?, elemento más que arriesgado en este caso... Esto es debido a que BMW se la ha jugado con el frontal, con esa parrilla gigantesca que ya vimos en el nuevo Serie 4, pero que, al menos en lo que a mí respecta, sí que funciona mucho mejor en estos M3 y M4. Y es que no resultan feos ni desproporcionados estos dos coches, con ese capó tan esculpido, las entradas de aire, los paragolpes deportivos... Pensaba que iba a ser peor de lo que es y, en realidad, cuanto más lo miro más me gusta...

Pero no todo se centra en la parrilla, aunque ya se que los ojos se te van sin querer hacia ella cada vez que aparece una foto frontal... Pero es que también tiene multitud de elementos nuevos que acentúan, y de qué manera, su deportividad. El capó, con nervios marcados y hendiduras, el parachoques delantero, los faldones laterales, las salidas de aire, el techo en fibra de carbono, las grandes llantas, un agresivo difusor, la salida cuádruple de escapes montada en el centro... Es todo un sinfín de elementos que admirar.

Y si por fuera destila deportividad, en el interior se respira el mismo ambiente. El volante deportivo M, con levas tras él (en el caso de ser automático), las molduras en aluminio, el botón de arranque en rojo, etc. Todos estos elementos nos dejan clara la dirección de estos modelos, pero sin duda los asientos son un punto y a parte en esta sensación de deportividad que flota en el aire. Y es que, además de los de serie, que ya son deportivos y que además son ventilados por vez primera, BMW nos ofrece los bucket M Carbon, unos asientos que cuentan con la zona posterior en fibra de carbono y que recogerán nuestro cuerpo haciendo que nos sintamos en un auténtico coche de carreras.

Por último, y como no puede faltar en un coche hoy en día, la tecnología también copa este interior. Empezando por su cuadro de instrumentos, digital de 12,3 pulgadas, pero sin olvidarnos de su gran pantalla central de 10,25 pulgadas que, además de ofrecernos Apple CarPlay y Android Auto de manera inalámbrica, también nos ofrece multitud de opciones y detalles del coche, por lo que es más un ordenador con el que nos será muy fácil ajustar nuestro veloz modelo a nuestro gusto.

Más información, fotos y vídeos de los nuevos M3 y M4 de BMW.

Temas

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios