Menú

Mourinho y Redknapp esconden sus cartas

Las recuperaciones milagrosas y las bajas de última hora forman parte de la batalla psicológica entre los entrenadores de Real Madrid y Tottenham.

0
Las recuperaciones milagrosas y las bajas de última hora forman parte de la batalla psicológica entre los entrenadores de Real Madrid y Tottenham.

José Mourinho es un experto en calentar partidos desde varios días antes. Y si hablamos de uno de tan hondo calado como un Real Madrid-Tottenham, donde los blancos se juegan buena parte de sus aspiraciones de estar en semifinales de la Liga de Campeones, todavía más. Se trata de un estratega avezado que lo mismo anuncia a los cuatro vientos que dejará fuera de la lista a jugadores recuperados, o que pregona la titularidad de jugadores que están lesionados. Ya se sabe que los encuentros no se disputan sólo en el terreno de juego y que, como en el amor y la guerra, todo vale en el fútbol.

Este último caso se dio el pasado sábado en la rueda de prensa posterior a la amarga derrota contra el Sporting de Gijón en el Bernabéu (0-1) que ha dejado a los blancos prácticamente sin opciones de conquistar el título de Liga. Aunque Cristiano Ronaldo -lesión en el bíceps femoral izquierdo- y Marcelo -golpe en la zona costal- continúan lesionados y tienen muy difícil llegar a tiempo al duelo frente al Tottenham, Mourinho proclamaba que tal vez fuerce tanto al portugués como al brasileño, "saltándose por encima los informes médicos".

"Si Cristiano tiene posibilidad de jugar es porque él y su entrenador arriesgan, porque la información del departamento médico es que no puede jugar hasta el partido de Bilbao. Es muy arriesgado, no está preparado para jugar. Si los dos, y sólo nosotros dos, decidimos que juegue es un riesgo suyo y mío", decía Mou en rueda de prensa. "El departamento médico me ha dicho que Marcelo tenía para dos semanas, Cristiano para Bilbao y Benzema también. A lo mejor me salto por encima a los médicos. Si va mal me matan, pero a lo mejor voy a arriesgar", añadía.

Dos cosas son seguras: Mourinho no incluirá en la lista a Benzema, que sufre una contractura desde hace una semana, y dará la titularidad a Xabi Alonso, que se perdió el partido contra el Sporting por sanción. El Madrid notó su baja en ese partido y lo acabó pagando caro.

Redknapp tampoco despeja dudas

La situación es parecida en el Tottenham, que viene de empatar sin goles contra el Wigan en la Premier League. El técnico de los spurs, Harry Redknapp, tiene sus semejanzas con Mou -es conocido por su polémico carácter y, al igual que el portugués, también se ha quejado en reiteradas ocasiones de los horarios de los partidos- e igualmente cuenta con varias bajas para el choque. De hecho, hace varios días, antes del enfrentamiento contra los latics en el DW Stadium, el veterano técnico, de 64 años, reconoció que era "una pesadilla" preparar el partido del Bernabéu.

La gran estrella del equipo londinense es Gareth Bale, que tuvo que abandonar de la concentración de Gales la semana pasada por un pinchazo en los isquiotibiales. Además del galés, Aaron Lennon también es duda hasta última hora. Pero todo marcha sobre ruedas para los intereses spurs y parece que ambos podrán saltar este martes al césped del Bernabéu. Aunque Redknapp no acaba de aclarar las dudas tras haber jugado al despiste. "Si Bale estuviera bien, jugaría contra el Wigan", dijo Redknapp antes del partido del pasado sábado frente al conjunto que dirige el español Roberto Martínez.

William Gallas, el jugador más conocido de la defensa del Tottenham, ha sido descartado por su entrenador, aunque aún tiene opciones de jugar. Son bajas seguras Alan Hutton, Kaboul, Ledley King y el ex madridista Jonathan Woodgate, quien apenas cuenta para el técnico inglés. Otro ex jugador del conjunto blanco, Rafael van der Vaart, podrá medirse a su ex equipo. "La sensación de jugar en el Bernabéu es única", ha dicho el centrocampista holandés, quien no guarda rencor al club blanco pese a su polémica salida el pasado verano.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios