Menú

Billie Jean-King, la victoria de la mujer en 'La batalla de los sexos'

El 20 de septiembre de 1973 se enfrentó, y derrotó, al extenista Bobby Riggs, quien había afirmado que las mujeres sobraban en el mundo del tenis.

0
El 20 de septiembre de 1973 se enfrentó, y derrotó, al extenista Bobby Riggs, quien había afirmado que las mujeres sobraban en el mundo del tenis.
Billie Jean King y Bobby Riggs, en la 'Batalla de los sexos'. | Youtube

El 20 de septiembre de 1973, en el Astrodome Arena de Houston, Texas, y ante 30.472 personas, se produjo un hecho inédito. Un partido de tenis, cuando menos, extraño. Un partido, no obstante, que rompió barreras, estereotipos y prejuicios…

De un lado, Billie Jean-King, una de las mejores tenistas de todos los tiempos. Del otro, el ex número uno del tenis Bobby Riggs. Fue la denominada Batalla de los sexos. Todo tenía un motivo. Y todo tuvo un significado cuando venció ella, Billie Jean-King. "No se trataba de tenis. Se trataba de lograr un cambio social".

Una de las más grandes

Nacida en Long Beach, California, el 22 de noviembre de 1943, Billie Jean Moffitt King fue una estrella, un icono, durante la década de los 60 y los 70. No en vano, llegaría a acumular un total de 12 Grand Slam (6 Wimbledon, 4 US Open, 1 Roland Garros y 1 Abierto de Australia), siendo una de las únicas seis tenistas que han conquistado los cuatro trofeos más importantes.

En 1983, después de casi 20 años de carrera, llegó el momento de decir adiós. Y lo hizo consagrada como una de las más grandes de todos los tiempos. En total, 39 títulos de Grand Slam en su palmarés: 12 individuales, 16 en dobles femenino y 11 en dobles mixto.

Pero paralelamente a su prolífica trayectoria, Billie Jean-King destacó siempre por ser una firme defensora –y luchadora– por los derechos de la mujer y el cambio social.

Sonada fue su disputa en 1973 con el US Open, al que amenazó incluso con boicotear junto al resto de tenistas femeninas, porque ellas no recibían un premio igual al del cuadro masculino. Sus argumentos convencieron a la organización, que terminó por convertir el Abierto de Estados Unidos en el primer torneo que terminó con la brecha salarial entre géneros, ofreciendo igualdad en retribuciones a tenistas masculinos y femeninas.

La batalla de los sexos

Aunque sin duda su capítulo más recordado fue el que protagonizó aquel 20 de septiembre de 1973.

Bobby Riggs, uno de los mejores tenistas durante los años 40 -tres veces campeón del mundo- y retirado unos años atrás, había manifestado en reiteradas ocasiones que el tenis femenino no era necesario. Sobraba. Llegó a pronunciar "las mujeres apestan". Billie Jean-King le respondió, y ambos se retaron.

El duelo iba a tener lugar el 20 de septiembre de 1973, en Houston, Texas. Riggs y King se enfrentarían en lo que sería bautizado como La batalla de los sexos. Un partido que ya se convirtió en todo un espectáculo mediático desde semanas antes. Él, machista orgulloso; y ella, feminista a ultranza, rodearon el choque de declaraciones y amenazas antes de arrancar.

Y ante 30.472 personas en el estadio, y 90 millones de telespectadores tras el televisor, sucedió que ganó ella. Billie Jean-King. La mujer. Y por la vía rápida: en tres sets, 6-4, 6-3 y 6-3. "No se trataba de tenis. Se trataba de lograr un cambio social. Eso lo tenía claro cuando entré en la pista", declararía tras la victoria.

Una victoria inexorable. "Pensé que si perdía podríamos retroceder 50 años, habría arruinado todo lo recorrido y afectado la autoestima de todas las mujeres".

La lucha continúa

Tras su retirada en 1983 como una de las tenistas más laureadas de todos los tiempos –actualmente es la séptima mujer con más títulos de Grand Slam– Billie Jean-King continuó comprometida con la mejora en las condiciones de las mujeres y la lucha por la igualdad.

Además de capitana del equipo estadounidense y trabajar durante años como comentarista deportivo, lideró la creación de la Women's Tennis Association, la organización principal que rige los torneos y el circuito profesional del tenis femenino a nivel mundial, así como de la World Team Tennis League, una liga de tenis profesional mixta que se juega con un formato de equipo en los Estados Unidos. Se convertía de ese modo en la primera comisionada de la mujer en deportes profesionales.

Actualmente es directiva de la Women’s Sport Foundation y de la Andy Roddick Foundation, fue la creadora de la revista Women’s Sport Magazine, y ha escrito varios libros.

Su historia fue llevada al cine, en una película protagonizada por la oscarizada Emma Stone y Steve Carell, y que vio la luz en 2017. La historia de una de las primeras y más importantes figuras femeninas del deporte en los Estados Unidos, como reconocería el entonces presidente Barack Obama, al afirmar que su figura fue clave para la igualdad de género no sólo en el mundo del deporte, sino en todos los ámbitos de la vida pública.

En

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia