Menú

Nadal, ave Fénix, una vez más y a semifinales de Wimbledon

Lesionado, gana remontando en un quinto set para la historia de Wimbledon y se mete en semifinales.

Lesionado, gana remontando en un quinto set para la historia de Wimbledon y se mete en semifinales.
EFE

Cada vez que creemos que lo hemos visto todo con Rafael Nadal nos vuelve a demostrar que es capaz de más. Tocado del abdomen desde el primer set, con amagos de retirarse, remonta en cinco agónicos sets (6-3, 5-7, 6-3, 5-7 y 7-6) ante un gran Taylor Fritz y se mete en semifinales de Wimbledon.

El esfuerzo fue sobrehumano a lo largo de 4 horas y 15 minutos en un encuentro que ya es historia de Wimbledon. Arrancó muy fuerte Nadal el partido, rompiendo en el primer juego de servicio del americano. El partido tenía buena pinta para el español y nada hacía presagiar lo que estaba por venir. Fritz recuperó el ‘break’ de ventaja y Rafa empezó a tocarse el abdomen. Habían vuelto los problemas en el abdominal, donde llevaba vendas desde el inicio del torneo. El dolor era muy fuerte y le impedía sacar bien y jugar con el revés. Volvió a romper Fritz y cerró el set con facilidad. La cara de Nadal y de su palco eran un poema. De hecho, el rostro del balear lo fue durante todo el partido.

Tiempo médico, a vestuarios y primer milagro

El segundo set empezó con sorpresa. Rompió en el juego de apertura Nadal, pero poco le duró la alegría. No tardó en recuperar el ‘break’ de desventaja Fritz, y Nadal apenas se aguantaba de pie sin dolor. Solicitó el tiempo médico e incluso su padre, Sebastián, le pidió desde el palco que abandonase el partido en una imagen que está dando la vuelta al mundo.

Hizo caso omiso Nadal, que volvió a demostrar que lo suyo roza lo sobrehumano. Se marchó a vestuarios con la incertidumbre en el público de si iba a abandonar el encuentro. Volvió y continuo jugando ante la sorpresa de todos. Los dolores persistían pero llegó el primer milagro de la tarde. Break y saque para ganar el set. 7-5 y 1-1 en el marcador. No lo celebró Rafa.

Problemas en el tercer set y gesta en el cuarto

La tercera manga no fue buena. Volvieron las malas sensaciones y dos roturas del estadounidense sentenciaron el set. 6-3. Nadal estaba resignado y el partido parecía visto para sentencia. Pero Nadal siguió creyendo en él, como siempre.

En el cuarto set, Rafa volvió a mostrar su garra y sacó a relucir la versión de hacedor de milagros. Fritz empezó a temblar con sus segundos servicios y Nadal supo aprovecharlo hacia el final del set. Cerró con su servicio, pero tampoco lo celebró. Lo había hecho: quinto y definitivo set. Pero quedaba lo más complicado.

Las redes sociales ardían con la remontada de Rafa Nadal.

‘Super tie break’ para la historia

Apretó los dientes Rafa en el quinto. Luchando con sus servicios puso el 3-3 en el marcador, pero llegó el séptimo juego de la manga. De aquellos que se recordarán en unos años. Dos bolas de ‘break’ salvó Fritz en el séptimo juego, la última de ellas tocando la red como si fuera la película "Match Point" de Woody Allen. La suerte le sonría al americano, pero hasta ante eso tenía respuesta el de Manacor. El juego fue eterno, pero se decantó a favor de Nadal en uno de los juegos del torneo... y del año. La Pista central no daba crédito. Lo había vuelto a hacer, pero no se iba a rendir el estadounidense. Volvió a romperle a Rafa en el juego siguiente: 4-4.

Ganó con autoridad sus siguientes juegos de servicio para poner el 6-6 en el marcador. Tocaba un ‘Super tie break’ hasta 10. El primero para Rafa Nadal en Wimbledon. Final de infarto en la pista central del All England Club. El juego de desempate dejó puntos de película. El inicio de Nadal fue demoledor: 5-0, pero perdió 2 saques. Reaccionó Nadal y metió el pie en el acelerador. 10-4 al final. Victoria y semifinales. Otro partido de leyenda para recordar.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador