Menú

Carlos Alcaraz vence a Holger Rune y ya está en semifinales de Wimbledon

El número uno del mundo supera a Rune, por 7-6 (3), 6-4 y 6-4 en dos horas y 21 minutos. Medvedev será su rival en la penúltima ronda.

El número uno del mundo supera a Rune, por 7-6 (3), 6-4 y 6-4 en dos horas y 21 minutos. Medvedev será su rival en la penúltima ronda.
Carlos Alcaraz celebra su victoria ante Holger Rune en Wimbledon. | EFE

Carlos Alcaraz ha alcanzado por primera vez las semifinales del torneo de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada que se disputa sobre hierba en Londres (Reino Unido), tras ganar al danés Holger Rune, por 7-6 (3), 6-4 y 6-4 en dos horas y 21 minutos.

El murciano, número uno del mundo, se ahora cita con el ruso Daniil Medvedev, tercero del ranking, que previamente tuvo que remontar su partido frente al estadounidense Christopher Eubanks (6-4, 1-6, 4-6, 7-6 (4) y 6-1).

En la Pista Central del All England Lawn Tennis & Croquet Club, Alcaraz se llevó un partido de quilates y descaro entre dos abanderados de su generación. Tanto el murciano como su oponente, ambos de 20 años —el danés es sólo seis días mayor que el español— ya dejaron atrás su buen estatus en la Next Gen de la ATP, y en esta ocasión luchaban por dar otro paso de gigante en sus respectivas trayectorias.

Alcaraz y Rune dieron un espectáculo de intercambios desde el fondo que alcanzó su culmen en el desempate del primer set, donde los nervios acuchillaron al danés, con una nutrida armada en la grada pero con menos armas en la pista. Cuando llegaba un momento importante, la raqueta de Alcaraz no temblaba. Así, el murciano salvó un punto de rotura en el primer juego y dos 0-30, con 4-4 y con 5-5, hasta que llegó la sentencia del tie-break. Tras un par de bolas ajustadas a la línea y un error para cada bando, Rune cavó su tumba con una doble falta demoledora con 3-3. Era el momento de máxima igualdad y el danés, que nunca ha pasado de los cuartos de un torneo así, desfalleció.

El 7-6 dio alas al español, que no desconectó en ningún momento y se mantuvo a la espera de que llegara el petardazo de Rune. "Es un poquito nervioso", aseguró Alcaraz en la previa, y las dudas le asaltaron en un remate con 4-4 y 30-30, otro momento decisivo para el set. El smash del danés botó en su propio campo y Alcaraz confirmó la rotura con un resto de revés ganador. Desmoralizante para Rune, que no estaba jugando mucho peor que Alcaraz, pero que en poco más de hora y media estaba a un set de marcharse de Londres.

Sin ofrecer grietas ni lagunas, el tenista de El Palmar no bajó marchas y volvió a aprovechar la primera oportunidad de rotura de la que dispuso. Suficiente para desarmar a un Rune enfadado con su palco, que recibió una advertencia por perder tiempo y que en el duelo del futuro tiene perdido el presente.

Rune falló mucho (21 no forzados contra 13 de Alcaraz), estuvo impreciso en la red (18 de 31 puntos ganados) y fue incapaz de hacer daño al saque del español, pues sólo le ganó 22 puntos al servicio. No pudo mantener la regularidad necesaria en un partido de este estilo y demuestra que pese a que su calidad quizás pueda equipararse a la del murciano, su cabeza en los mejores momentos aún está lejos.

Alcaraz es ya el semifinalista más joven de Wimbledon desde Novak Djokovic en 2007 y el séptimo español en la historia en llegar hasta esta ronda, tras Rafa Nadal (8), Manolo Santana (2), Manuel Alonso-Areyzaga, Roberto Bautista, Andrés Gimeno y Manuel Orantes (1).

El del próximo viernes será el tercer duelo entre Carlitos y Medvedev. La primera vez que se enfrentaron fue hace dos años en Wimbledon, en segunda ronda, con victoria para el ruso en tres sets, pero el último precedente es de hace cuatro meses, en la final del Masters 1000 de Indian Wells, con triunfo para el español por 6-3 y 6-2.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios