Ana Patricia Botín es la empresaria europea más destacada, según el Financial Times

El Financial Times publica este viernes los nombres de las veinticinco empresarias más destacadas y ha nombrado como ganadora a la presidenta de Banesto. El diario destaca que Ana Patricia Botín, que el año pasado ocupaba el segundo puesto, tiene un papel crucial en el grupo Santander. La empresaria, de 45 años, ha sustituido en el primer lugar a la ex presidenta de Nokia.

L D (EFE)  La segunda posición de la lista, elaborada por un grupo de cinco jueces, empresarios o profesores de ciencias empresariales, la ocupa este año Anne Lauvergeon, presidenta de Areva, grupo nuclear francés de propiedad estatal.
 
El tercer puesto corresponde a Valerie Gooding, que preside la aseguradora británica privada BUPA, a la que siguen inmediatamente Antonia Axson Johnson, que encabeza el grupo tecnológico Axel Johnson, y Nancy McKinstry, de la editorial holandesa especializada en publicaciones científicas Wolters Kluwer. Otras mujeres conocidas de la lista son Rose Marie Bravo, que dejará próximamente el grupo de moda Burberry y ocupa el noveno lugar de la lista, o Clara Furse, que figura a la cabeza del London Stock Exchange (Bolsa de Londres) y está en décima posición.
 
El diario británico menciona los resultados de un estudio, elaborado por la Red Europea de Mujeres Profesionales y Egon Zehnder International, que indica que sólo un 8 por ciento de los directores y un 5 por ciento de los principales ejecutivos de las 200 empresas más importantes del Viejo Continente son mujeres.

Frente a esto, hay iniciativas en marcha para que la mujer ocupe puestos más relevantes, como la introducción de cuotas en Noruega, que imponen un 40 por ciento de mujeres en todos los consejos de dirección, o campañas  para llamar la atención sobre las aspirantes a esos puestos ejecutivos, como en Holanda, donde se publicó una lista de 300 profesionales capacitadas para esos puestos ante la queja de algunas empresas del país. "Mi  impresión es que nos encontramos en una encrucijada o en momento decisivo", afirma Mirella Visser, presidenta de la Red Internacional de Mujeres, asociación de profesionales con sede en Amsterdam.
 
Sin embargo, para muchas empresas dichas medidas no resultan aceptables. Un ejemplo es lo que opina Eric Daniels, director ejecutivo del grupo Lloyds TSB, en Estados Unidos, se opone a las cuotas porque, en su opinión, "destruyen el tejido de la organización". Según el directivo "a la gente no le gusta obtener así su empleo" y afirmó que busca siempre a la persona más cualificada para el puesto que se trata de ocupar. Daniel añade que en el consejo de dirección de su empresa, cuatro son mujeres.

En Libre Mercado

    Lo más popular