Menú
TRAS ALEMANIA E ITALIA

España es el tercer país de la UE con el impuesto de sociedades más elevado

El porcentaje de imposición sobre sociedades alcanzó en 2003 un 26,3 por ciento del PIB de la UE, según se desprende de los datos publicados por la Oficina Estadística Eurostat. No obstante, los niveles más elevados se produjeron en Alemania (38,6 por ciento), Italia (37,3 por cieno) y España  (35 por ciento). La principal fuente de ingresos fiscales de la UE fue, ese año, los impuestos sobre el trabajo.

LD (Europa Press) En estos momentos, la carga fiscal respecto al Producto Interior Bruto (PIB) es en España una de las menores de la Unión Europea (UE), con un 35,6 por ciento, sólo por delante de Irlanda y algunos nuevos socios del Este como Lituania, Letonia, Eslovaquia o Estonia.
 
Sin embargo, el reparto fiscal descubre que en España la imposición sobre el consumo asciende al 16,5 por ciento, sobre el trabajo al 29,8 por ciento y sobre el capital de 30,3 por ciento. Así, se descubre que respecto al resto de sus socios, dispone de las tasas más bajas de impuestos sobre los productos de consumo, pero de las más altas respecto al capital.
 
La fiscalidad sobre el capital más baja se registraba en 2003 en Lituania (6,5 por ciento), Estonia (10,9 por ciento) y Grecia (17 por ciento), y los más elevados en Francia (35,9 por ciento), Irlanda (33,3 por ciento) y Portugal (32,6 por ciento).
 
En lo que respecta a la imposición sobre sociedades, ésta alcanzó en 2005 un 26,3 por ciento en la UE. No obstante, los niveles más elevados se produjeron en Alemania (38,6 por ciento), Italia (37,3 por ciento) y España (35 por ciento). Mientras que los más bajos se registraron en Chipre (10 por ciento), Irlanda (12,5 por ciento), Letonia y Lituania (15 por ciento).
 
Los impuestos sobre el trabajo son la principal fuente de ingresos fiscales en la UE, de modo que, en 2003, suponen aproximadamente la mitad del total de los ingresos fiscales en el conjunto de la Unión. Los impuestos sobre el capital representaban aproximadamente un 20 por ciento del total de los ingresos fiscales totales y aquellos sobre los productos de consumo, cerca del 30 por ciento.
 
Por término medio, en la UE, más del 60 por ciento de la carga impositiva global sobre el trabajo corresponde a los costes laborales no salariales sufragados a la vez por los asalariados y las empresas, en especial, para la financiación de la seguridad social. En cuanto a los impuestos sobre la renta de las personas físicas, encabezan la lista Dinamarca (59 por ciento), Suecia (56,5 por ciento), Finlandia (52,1 por ciento) y Países Bajos (52 por ciento), y la cierran, Eslovaquia (19 por ciento), Estonia (24 por ciento), Letonia (25 por ciento) y Chipre (30 por ciento).
 
Sobre el consumo, en cambio, batían récords Dinamarca (34 por ciento), Suecia (30,5 por ciento) y Hungría (28,5 por ciento); mientras que Malta (16,1 por ciento), España (16,5 por ciento) e Italia (17 por ciento), registraban por su parte los tipos de imposición implícitos más bajos. Como media fue del 22% en la UE.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso