Menú

La Caixa capea la tormenta financiera con un beneficio recurrente de 2.052 millones de euros

La entidad catalana creció un 6,9% en volumen de negocio bancario, mejoró el margen de explotación un 11,2% y vio crecer los recursos totales de clientes un 5,9%, hasta los 209.899 millones. El beneficio recurrente fue de 2.052 millones, un 2% más que en 2007

0
La entidad catalana creció un 6,9% en volumen de negocio bancario, mejoró el margen de explotación un 11,2% y vio crecer los recursos totales de clientes un 5,9%, hasta los 209.899 millones. El beneficio recurrente fue de 2.052 millones, un 2% más que en 2007
(Libertad Digital) La Caixa logró un beneficio atribuido de 1.812 millones de euros en 2008, lo que supone una caída del 27,6% respecto al ejercicio anterior. No obstante, el resultado recurrente de la entidad creció un 2%, hasta los 2.052 millones.

De esta forma, la caja de ahorros catalana mantiene un elevado índice de rentabilidad sobre recursos propios (RoE), del 14,8%, constatando que la crisis financiera ha reducido las ganancias del grupo, pero no ha entrado en números rojos, como ha ocurrido en el resto de países europeos y en EEUU.

El presidente de La Caixa, Isidre Fainé, realizó un repaso de la tormenta financiera durante la rueda de prensa de presentación de resultados. El directivo admitió la gravedad de la situación y manifestó la necesidad de “recuperar la confianza”. A este respecto, destacó los elevados déficits en los que entrarán los estados como consecuencia del aumento del gasto público, aunque los consideró unos de los pilares para volver a la senda del crecimiento.

Este año va a ser un año de inflexión, vamos a continuar bajando, pero en la segunda mitad del año las tres grandes economías (UE, EEUU, Japón) van a recuperar el terreno perdido y estoy convencido de que así será”, explicó.

Fainé afirmó que se producirá una bajada de los precios –la temida deflación que niega el Gobierno- como consecuencia de los bajos tipos de interés, pero indicó que “aunque ahora estemos en el barro terminaremos viendo la luz". El directivo citó lo que, a su juiciom serán las cuatro tendencias del negocio bancario en 2009: menores tensiones de liquidez, incremento de la morosidad, primas de riesgo al alza y resultados a la baja.

En cuanto al negocio de la caja en 2008, las dotaciones extraordinarias alcanzaron los 260 millones de euros, lo que lastró el beneficio, aunque la actividad bancaria arrojó saldos positivos. Los créditos subieron un 9%, hasta los 176.100 millones. Por su parte, el volumen de negocio subió un 6,9%, para situarse en 414.507 millones. Las dotaciones son “por lo que pueda venir”, señaló Fainé.

Los recursos de clientes se incrementaron un 5,4%, hasta 238.407 millones de euros, partida en la que destaca la subida del 10,8% en los depósitos. Además, el repunte de los fondos de inversión fue del 4,9% y el negocio de seguros y pensiones subió un 7,3%.

En relación con la liquidez, la disponibilidad de la caja catalana es de 22.262 millones de euros, de los que más de 15.000 millones están en el balance de la entidad. La morosidad a diciembre fue del 2,48%, con una cobertura sobre activos dudosos del 61%.

Casi 1.000 millones de Obra Social en 2008 y 2009

El director general de La Caixa, Juan María Nin, destacó la importancia de la obra social en un entorno de crisis económica, con elevados índices de desempleo y un endeudamiento que ahoga a muchas familias y empresas. Nin afirmó que el mantenimiento de la Obra Social se produce gracias a la “calidad del beneficio recurrente, con un aumento del  10,9% del margen antes de dotaciones”.

En concreto, el volumen de dinero destinado a Obra Social fue de 465 millones en 2008 y Nin prevé un desembolso de otros 500 millones durante el presente ejercicio.

“Ha sido un año bueno en actividad”, señaló, debido al “impulso a nuestro modelo de negocio de banca minorista con desarrollo de segmentos estratégicos complementarios” a lo que se ha sumado una “intensa actividad comercial, con “aumentos de la base de clientes y una ganancia generalizada de cuotas de mercado”.

En cuanto a la fortaleza financiera, Nin destacó la “cartera de créditos diversificada y con garantías” de La Caixa, con “exigentes procesos de control y cobertura” y una “buena liquidez y solvencia”. Por ello, el director general manifestó su apuesta por el Plan Estratégico de la compañía y anunció que seguirá adelante a pesar del entorno económico.

El margen bruto (ingresos totales) ascendió a 6.752 millones de euros (un 9,8% más), con unos ingresos de las compañías participadas por la caja de ahorros de 1.113 millones (+13,6), unas comisiones de 1.250 millones de euros (-0,6%). Todo ello generó un resultado atribuido de 1.802 millones de euros.

Nin explicó que los resultados extraordinarios ascendieron a 260 millones de euros y que la entidad ha decidido destinar la totalidad de esta partida a saneamientos, con el objeto de cubrir el balance ante eventuales riesgos futuros.

En cuanto a los gastos de La Caixa durante el pasado año, los costes de personal subieron un 7,2%, los generales un 8,3% y las amortizaciones un 18,1%. El volumen total de gastos de explotación se situó en los 3.529 millones de euros, lo que representa un alza del 8,9%.

Los créditos al sector público se disparan un 82,7%

Cuando se analiza la estructura de los créditos que concedió la entidad financiera en 2008, destaca el espectacular crecimiento de los préstamos al sector público, con un repunte del 82,7%, para situar el volumen en 4.627 millones de euros. No obstante, en términos absolutos, los préstamos al sector privado siguen siendo los protagonistas, con un saldo de 171.473 millones de euros (+7,8%).

La cuota de mercado de La Caixa en el ámbito crediticio es del 9,6% en términos generales, subierno hasta el 11,2% en el caso de los préstamos para la compra de vivienda (hipotecas). Por su parte, el peso de la entidad catalana en el mercado de captación de nóminas es del 13,9%, en pensiones domiciliadas del 12,6% y en planes de pensiones individuales un 13,3%.

En Libre Mercado