Menú

Pajín canta la Internacional con el puño el alto en un Congreso de UGT

Leire Pajín ha vuelto a cantar la Internacional puño en alto en el Congreso de UGT. Cerca estaba Cándido Méndez. Y detrás, Nicolás Redondo Urdieta, ex dirigente de UGT que se atrevió a convocar una huelga general a Felipe González en 1988. Méndez se la convoca a los empresarios.

0
Leire Pajín ha vuelto a cantar la Internacional puño en alto en el Congreso de UGT. Cerca estaba Cándido Méndez. Y detrás, Nicolás Redondo Urdieta, ex dirigente de UGT que se atrevió a convocar una huelga general a Felipe González en 1988. Méndez se la convoca a los empresarios.

Leire Pajín, volvió hoy a pedir a al presidente del PP que presente su alternativa a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) "aunque le irrite debatir con la primera mujer vicepresidenta económica".
Pajín defendió las cuentas públicas, que salvaron su primer escollo en el Congreso con el apoyo del PNV y CC, y avísó a Rajoy de que, "aunque es muy legítimo criticar lo que está haciendo el Gobierno", lo que él hizo en el debate de Presupuestos en el pleno "no fue ni coherente ni responsable", porque no presentó una alternativa que permita comparar propuestas y porque "predicó" lo contrario de lo que hacen los  'populares' donde gobiernan, pidiendo reducción de impuestos mientras los ayuntamientos de Madrid y Valencia "fríen a los ciudadanos" con sus tasas.

Además, opinó que a Rajoy los PGE "siempre le parecen un despilfarro porque él no necesita las políticas públicas para salir adelante". Ante un auditorio que la aclamó y la aplaudió repetidas veces, insistió en que en los PGE dedican "más de un 50%" a gasto social y a garantizar derechos de los ciudadanos a través de políticas públicas, "que son las únicas que igualan a los ciudadanos" independientemente de su nivel de renta, procedencia o educación.

Estos presupuestos, prosiguió, confirman que el Gobierno está decidido a movilizar recursos para no dejar a nadie en la cuneta a pesar de que éste año ha sido "duro y malo" para el empleo. Además, subrayó que en estos meses de crisis Ejecutivo y sindicatos han sabido "anteponer los intereses generales" al interés general, aunque el Gobierno haya sido acusado por ello de "entreguismo" o haya afrontado críticas de algunos sectores".

La número tres del PSOE mencionó asimismo "los atropellos" que han sufrido "trabajadores sanitarios" en la Comunidad de Madrid y el hecho de que el PP "ponga en cuestión" el trabajo de policías, jueces y fiscales para "buscar impunidad" por el caso Gürtel  y replicó haciendo una defensa de los servicios públicos que, destacó, son una de las bases del Estado del bienestar.

De hecho, afiró que de lo que más orgullosa se siente es de que en España haya servicios como la sanidad o la educación universales, "que nadie podrá quitar por mucho que lo intenten", mientras en el "país más poderoso del mundo" están debatiendo si podrán dar una cobertura sanitaria universal o si será posible que haya quien muera a las puertas de un hospital por no poder pagar.

Canta la Internacional puño en alto

En tono distendido, la dirigente socialista se refirió además en su intervención al gesto del puño en alto con el que suelen acabar los congresos de UGT y que, "sorprendentemente", en los últimos meses levantó polémica. A su juicio, al margen del "gesto" sindical, que consideró algo "espontáneo", lo importante es que, mirando atrás, la historia muestra "más de un siglo de decencia, de dignidad y de trabajo" del que UGT puede sentirse orgulloso.

Por último, Pajín pidió a los sindicatos que sigan dando muestras de responsabilidad y llegando a acuerdos con el gobierno --como el de moderación salariasl firmado recientemente-- para que España pueda seguir "avanzando" a pesar de los agoreros.

En el acto de clausura intervino también la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez,que llamó a todos los actores del sector público a hacer un esfuerzo por la modernización y la felixibilización de las Administraciones públicas y recalcó el empeño del Gobierno en seguir profundizando en la puesta en marcha del Estatuto Básico del Empleado Público, siempre en el marco del diálogo social. Jiménez subrayó que en tiempos de dificultades es más importante defender el modelo social y proteger y ampliar los derechos sociales "conquistados".

En Libre Mercado

    Servicios