Menú

Advertencia a Puig: "El Gobierno tiene instrumentos para hacer cumplir la ley"

Soraya: "Las fuerzas de seguridad no están para que nadie los utilice a su antojo". Rajoy niega en Bruselas que nadie le preguntara por Cataluña.

51

Visiblemente enfadada, Soraya Sáenz de Santamaría no dudó en responder a las declaraciones del consejero de Interior catalán, Felip Puig, sobre de qué lado se pondrán los Mossos d’Esquadra en caso de conflicto en el proceso separatista de Mas que tanto revuelo han causado.

"La obligación" de Puig "es cumplir la ley y hacerla cumplir". Es algo que "todos los responsables públicos debería respetar". Contrapuso la vicepresidenta del Gobierno la actitud de los Mossos, que "saben su obligación" a la de "otros", que "deberían darse cuenta de que están" en sus puestos "porque son las leyes y la Constitución los que les dan capacidad de ejercer determinadas funciones".

Soraya dejó claro que "las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están para hacer cumplir la ley y no los puede utilizar nadie a su antojo para cumplir sus determinados deseos".

Así mismo avisó de que el Gobierno tiene instrumentos para hacer cumplir la Constitución "y los aplicará". Preguntada por si el desafío separatista se le puede ir de la mano al Gobierno tras el acuerdo hecho público hoy entre Urkullu y Mas para seguir juntos el camino hacia la independencia, Soraya dijo que "si se va de las manos se irá de las suyas". "Este Gobierno sabe muy bien lo que tiene que hacer. Cumplir la Constitución y hacerla cumplir. Es bueno conocer cuáles son las intenciones de unos y otros".

No obstante, la vicepresidenta recordó que "Cataluña y el País Vasco no es solo el PNV y CiU. Hay ciudadanos que tienen otra opinión y no pueden hablar en nombre" de todos los ciudadanos de esas comunidades autónomas. Se basó para decir esto en las encuestas que dicen que la mayoría de los ciudadanos se sienten catalanes y españoles o vascos y españoles. Y la independencia son "programas de dos partidos políticos".

Nadie pregunta a Rajoy por Cataluña

Por su parte, desde la capital comunitaria, el presidente del Gobierno también fue abordado sobre estos asuntos doméstico muy a su pesar: "Aquí, en Bruselas, tampoco me parece que sea lo más razonable que me dedique a comentar lo que dice un candidato", declaró molesto en relación al supuesto pacto contra España entre Iñigo Urkullu y Artur Mas.

Sin embargo, pareció pensárselo y Mariano Rajoy entró en la polémica para "ir a la mayor" y rechazar mensajes rupturistas: "Mi posición es bastante conocida, creo en España, en la Constitución, en el proceso europeo y en que el mundo va a grandes procesos de unión", motivo por el cuál se situó "con el mundo" y no con quienes piden hoy la separación de España.

Más contundente fue a propósito de si la cuestión catalana había ocupado algún instante de su intervención ante el Consejo Europeo, o algún jefe de Estado y de Gobierno le había abordado por la cuestión en el turno de réplica. Rajoy fue seco: "Nadie ni allí ni fuera de allí me hizo ni una sola pregunta. Sobre ese asunto no dije una palabra ni nadie me preguntó".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation