Menú

Pide ayuda para la educación de sus hijos, desplazados por no saber Euskera

Tras vencer un cáncer y perder su negocio, Marcela se ve obligada a enviar a sus hijos a Burgos a estudiar por no saber euskera.

0

La presidenta de la plataforma Galicia Bilingüe, Gloria Lago, pide este sábado, a través de su blog, ayuda para una vecina de Vitoria. Marcela Patricia Bermúdez, natural de Colombia, pero nacionalizada Española y casada con un ciudadano español de origen gallego, vive en Vitoria. Su esposo es Guardia Civil y está allí destinado.

Marcela lleva meses luchando contra la burocracia para que sus tres hijos puedan seguir estudiando en el País Vasco sin cursar euskera, sin resultados. En la administración central le dicen que no tiene competencias para intervenir. Por eso se ve abocada a matricular a dos de ellos en la colindante Miranda de Ebro, en Burgos. Pero la economía familiar no se lo permite.

El caso es más complejo de lo que parece. Durante los últimos cuatro cursos, sus hijos, Jairo Andrés (19 años), Iván René (17 años) y Natalia Andrea (16 años) han estado exentos de examinarse de lengua vasca por proceder de un sistema educativo distinto. El problema es que durante ese tiempo, según la legislación vasca, deberían haberlo aprendido en el colegio, tal y como recogía El Mundo en su edición del País Vasco.

Mientras el resto de sus compañeros estudiaba euskera, ellos iban "a la biblioteca o a hacer deporte". "Sé que desconocer la ley no me exime de cumplirla", asume, "pero alguna solución tiene que haber para que mis hijos no se queden sin educación".

Marcela llegó a España procedente de Colombia en 2005 y eligió Vitoria para instalarse porque allí vivía una pariente. Durante un año y medio residió en un piso municipal reservado a personas inmigrantes; cuidó a ancianos, sirvió copas y trabajó de encargada de una cadena de restauración; conoció a su nueva pareja, se casó, logró los papeles, abrió un bar y se trajo a sus hijos en 2008. Los apuntó al modelo A –en español, salvo la asignatura de euskera–. Los tres se vieron libres de examinarse de euskera durante dos cursos. En 2010 el Gobierno vasco, en manos socialistas, les otorgó una prórroga de otros dos años. Pero en diciembre, les informó de que el período de gracia se había terminado.

Las soluciones que tienen ahora a su alcance son inasumibles para ellos. "El colegio me ha aconsejado que los envíe a estudiar a Miranda", se lamentaba y es que a Marcela le resulta imposible pagar los desplazamientos después de haber perdido su negocio y haber pasado dos años luchando contra un cáncer que no sólo ha consumido recursos de la familia, sino queha terminado haciéndole perder una pierna. Tal y como recoge Gloria Lago en su Blog:

"Se necesitan 4.000 euros. No sé si es una cantidad fácil de reunir, pero vale la pena intentarlo. Sé que a veces algo nos conmueve pero pasado el primer impacto nos dejamos llevar, también sé que estamos todos bastante pelados, pero nuestra aportación por pequeña que sea se sumará a otras. No puedo transmitiros la intensidad con la que Marcela sueña que sus hijos puedan seguir estudiando, pero sé que podéis imaginar la satisfacción que muchos sentiréis si lo logramos, levantarnos cualquier mañana de este invierno y saber que una madre viaja de Vitoria a Burgos para darles a sus hijos una oportunidad y que hemos ayudado a hacerlo realidad.

Las aportaciones que se reciban a través del pay pal de GB durante los próximos 10 días se destinaran a esta casusa. PAY PAL

También las donaciones PARA MARCELA en la cuenta del Banco Popular 0075 8902 14 0600846479"

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD