Menú

Las lujosas facturas que la infanta cargó a Aizoon

El juez Castro relata pormenorizadamente buena parte de las facturas que la infanta Cristina cargaba a Aizoon.

0

Según el relato que hace el juez Castro en el auto de imputación publicado este martes, tanto Iñaki Urdangarín como la propia infanta Cristina cargaban a Aizoon, con intención defraudatoria, buena parte de sus gastos personales y, en general, facturas que nada tenían que ver con el funcionamiento mercantil de la sociedad.

El magistrado detalla pormenorizadamente algunas de estas facturas achacables a la infanta, entre las que destacan un rosario de estancias en hoteles de muchas ciudades, desde Roma hasta Mozambique.

Así, los viajes de Cristina de Borbón pagados con el dinero de Aizoon la habrían llevado a Roma, Washington, Phoenix, Nueva York en dos ocasiones, Detroit, Philadelphia, el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica, un Lodge de lujo en Mozambique –en este caso el juez explica que la reserva estaba a otro nombre pero que la infanta estuvo "hospedada del 1 al 3 de agosto de 2008"-, y otro hotel de lujo también en Mozambique.

"No es de descartar –explica Castro- que Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia y/o sus hijos pudieran ser algunos de los beneficiarios" de estos viajes, de hecho especifica al menos un caso en el que es así: un "viaje a Río de Janerio del matrimonio y sus cuatro hijos por importe de unos cinco mil euros".

Restaurantes, botas…

El juez Castro se ha preocupado también de detallar algunas facturas de restaurantes que resulta, en su opinión, increíble que se puedan imputar a gastos relacionados con la actividad de Aizoon.

Entre ellos está la Trattoria del Pantheon de Roma; el restauran Gouthier de Barcelona, del que el juez se preocupa de especificar que está "especializado en marisco"; la Casa Fernando de Palma, también marisquería; el restaurante Zambi, aparentemente un local de Maputo; Casa Irene, comida de la que detalla que participaron "10 comensales"; el restaurante Tragamar de Calella; el Restaurante Stay de Por de Pollensa; Ceiba Restaurant, de Nueva York; El Diablito de Puerto Portals; HPC de Porto Colom; el restaurante del Hotel los Geranios del Puerto de Sóller; el Hostal Isidro en Huesca; el Palau Orient de Terrassa, una comida de trabajo en la que la factura incluye "5 menús de niños"; o el Restaurante Gran Siglo, también de Terrassa, en cuya factura el juez explica que aparecen "entre otros conceptos, 4 buffet infantiles".

La cosa no acaba aquí y, antes de entrar en el meollo de los gastos relacionados con el palacete de Pedralbes, el juez habla otra serie de llamativas facturas, como las de Bodegas Baigorri SA -1.357 euros en 2007 y 5.242 en 2009- las de Caixarenting de dos vehículos "que es más que dudoso que pudieran estar permanentemente afectos a la actividad de Aizoon SL"; o, ya en plano anecdótico "un casco y guantes para moto" de marca BMW, unas "botas de señora" o alquileres de coches en Washington y Málaga.

También menciona la compra de una "vajilla a la entidad La Muy Noble y Artística Cerámica de Alcora SA por importe de 1.741,55 euros, señalando que en la elección de la misma "no parece descabellado pensar que interviniera Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD