Menú

Más de 150 inmigrantes asaltan la valla de Melilla y entran en la ciudad

Melilla tiene un perímetro vallado de 12 kilómetros. Las dos ciudades autónomas organizan ya una cumbre para tratar la presión migratoria.

156
Melilla tiene un perímetro vallado de 12 kilómetros. Las dos ciudades autónomas organizan ya una cumbre para tratar la presión migratoria.
Algunos de los inmigrantes que lograron entrar en la ciudad | EFE

La presión migratoria sobre las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla tuvo un nuevo episodio este lunes, cuando un grupo compuesto por más de dos centenares de inmigrantes irregulares intentaron un nuevo asalto masivo a la valla de Melilla. Exactamente, la acometida tuvo lugar por la zona conocida como Villa Pajares, que se encuentra en una zona comprendida entre el Barrio Chino y el puesto fronterizo de Beni-Enzar.

Según informó la Delegación del Gobierno en la ciudad, el asalto comenzó a las 6.30 horas, cuando un grupo "bien coordinado" de unos 250 inmigrantes intentó un asaltó masivo por la zona anteriormente citada. Algo más de 150 de ellos consiguieron entrar con éxito en la ciudad, mientras que otro centenar quedó controlado por las Fuerzas de Seguridad marroquíes.

Gran parte de los inmigrantes, una vez rebasaron la valla, se dividieron en dos grandes grupos y corrieron al grito de "Barça, Barça" y otros cánticos de victoria en dirección al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla. Una vez allí, tumbaron la verja de acceso de vehículos rodados, al intentar entrar prácticamente al unísono, haciendo uso de la fuerza.

De hecho, el equipo de seguridad que se encontraba a las puertas del centro tratando de contener a estas personas para que la entrada se produjese de manera ordenada no pudo con ellos, motivo por el que acabaron rompiendo la barrera de acceso.

El asalto a la valla no dejó heridos esta vez entre los agentes de la Guardia Civil encargados de proteger la valla, aunque sí algunas leves entre los inmigrantes. Según confirmó la Delegación del Gobierno, cinco inmigrantes acudieron sobre las 11.45 horas de la mañana al Hospital Comarcal con contusiones diversas y algunos esguinces. Otros inmigrantes fueron atendidos de contusiones y cortes en el CETI.

Horas después del salto, los inmigrantes irregulares ya han empezado a presentarse en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía para empezar los trámites administrativos, consistentes en la apertura del correspondiente "expediente de expulsión" en aplicación de la Ley de Extranjería, y que en más de alguna reforma legal ha servido como comprobante de arraigo para un proceso de regularización.

"Se necesitan más agentes"

Desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) explicaron a Libertad Digital que las mafias están incidiendo actualmente más en la zona de Melilla por "la cercanía del monte Gurugú, en las proximidades de las ciudades marroquíes de Marguali y Farahna, donde las mafias campan a sus anchas", pero que van cambiando de una ciudad autónoma a otra en función de cómo van encontrando más o menos vulnerabilidades en las fronteras españolas.

Asimismo, aseguraron que "necesitamos más efectivos" en ambas ciudades autónomas, que en la actualidad están protegidas por unidades de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), el Servicio Marítima (SERMAR) y Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, que son apoyados por los agentes destinados en la Comandancia de sendas ciudades, debido al enorme número de inmigrantes que están esperando para asaltar cualquiera de las dos ciudades y que, según las informaciones, sería de "30.000 inmigrantes".

Cómo es la valla de Melilla

La frontera de Melilla tiene un perímetro vallado de 12 kilómetros de longitud -cuatro kilómetros más que la valla de Ceuta- y está formada por un doble vallado de seis metros de altitud, después de la denominada Crisis de la Valla de 2005, que hizo que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cambiara la altitud del vallado de las dos ciudades autónomas, que pasó de 3,5 metros a los 6 metros actuales.

Este vallado, asimismo, está completado con un dispositivo sonoro que alerta de la presencia de inmigrantes cuando alguien se apoya en el exterior de la valla, un sistema de focos, un sistema de cámaras móviles, así como un importante número de torres de vigilancia separadas la unas de las otras por una distancia de 500 metros.

Además, en 2007, se añadió un nuevo obstáculo que no está en la frontera de Ceuta, la conocida como sirga tridimensional, en enjambre de cables de tres metros de altura cuya finalidad es que los inmigrantes quede enredados sin sufrir ningún daño físico.

Cumbre entre Ceuta y Melilla

Los Gobiernos de Melilla y Ceuta están cuadrando sus agendas para reunirse en una cumbre, prácticamente monográfica, en la que se abordará el problema de la inmigración que están padeciendo las dos ciudades. Así lo confirmó el portavoz del Ejecutivo melillense, Daniel Conesa, quien recordó que esta presión migratoria viene sucediendo desde "hace años", pero que en los últimos días ha cobrado una mayor importancia tras la tragedia de principios de febrero en Ceuta.

Conesa ha señalado que se están acordando fechas para el encuentro, que presumiblemente se celebrará en Melilla, antes de que concluya la primera quincena de marzo. El objetivo de esta reunión es realizar una puesta en común, con objeto de acordar las medidas necesarias que se pueden adoptar para hacer frente a la "gravísima situación" que registran las dos ciudades autónomas en relación a la inmigración irregular.

Según Conesa, hay que adoptar una serie de iniciativas "imprescindibles", no para solucionar un problema de difícil solución como es la inmigración, sino para tratar de evitar que las dos ciudades estén en la tesitura actual, "con una alteración permanente de sus vidas diarias".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios