Menú

Internet arde en rumores sobre la bronca entre Aznar y Rajoy

Dicen que Rajoy ha llegado a la conclusión de que Aznar "ya no da votos". Alguno le sugiere que se marche a Vox.

0

Los confidenciales digitales están excitadísimos con la última trifulca entre el PP de Rajoy y José María Aznar. El que lleva el rumor más jugoso es el Confidencial Digital, de José Apezarena, que dice nada más y nada menos que Rajoy ha roto peras con Aznar para siempre jamás. Dice que ya no lo necesita. Según ha podido saber alguien, "Rajoy decidió romper con él definitivamente tras su desplante en la Convención de Valladolid" porque cree que "ya no da votos".

Al parecer, al sucesor digital de Aznar le molestó mucho que el expresidente le diera calabazas en Valladolid pese a las órdenes expresas de que allí tenía que estar todo el mundo. "Había orden cursada a todos los dirigentes de que acudieran el día 31 de enero y 1 y 2 de febrero. Su ausencia provocó un terremoto de indignación" y "fue interpretada como una grave afrenta a Rajoy, a Cospedal, pero sobre todo, al propio partido". Al parecer, nadie reparó en que a lo mejor también a Aznar le había "dolido especialmente" una orden anterior. La de no acudir a la presentación de su libro.

Dice ECD que sus fuentes le han dicho que desde ese día Rajoy hizo cruz y raya. "Como no fue a la Convención, se le enterró". Y no fue un calentón, qué va, fue fruto de "haber meditado muy bien los pros y los contras". Pero el que convenció a Rajoy fue Arriola, su consejero de cabecera a sueldo. "¿Quién sigue a Aznar? ¿Quién le votaría?, se preguntan en Génova. La conclusión a la que llegan es que el votante del PP es ahora otro, de un perfil muy diferente al del año 1996 y que demanda un discurso alternativo, más moderado".

El Semanal Digital, que dirige Antonio Martín Beaumont, tiene otra versión. La culpa del estallido de Aznar es de Cospedal. "La historia que ha llevado a que su partido le cierre la puerta en la cara a Aznar pasa por un encontronazo del expresidente con María Dolores de Cospedal en vísperas de la Convención Nacional del PP. La secretaria general se encargó entonces de trasladar la invitación al expresidente, pero éste, descontento con que fuera la número dos del PP quien le telefonease, rechazó, molesto, acudir a Valladolid en enero. José María Aznar entendió que quien debía haber descolgado el teléfono para invitarle era el propio presidente, Mariano Rajoy", dice destrozando la teoría del enfado por el plantón en la presentación de su libro.

Entonces la que se cogió un mosqueo de campeonato fue la secretaria general. "Se le grabó a fuego", dice el confi de Beaumont. Y, arrieritos somos y en el caminito nos encontraremos, dijo que la próxima vez le iba a llamar su padre. "Nada de llamarle", ha debido pensar la número dos del Partido Popular", dice un telepático Beaumont.

En El Confidencial, Federico Quevedo le enseña la puerta al expresidente. "Aznar ya no es imprescindible para el PP, más bien al contrario: su presencia resta votos aunque él crea lo contrario. Los de VOX le han invitado a sus mítines… Pues ya sabe, ahí siempre encontrará oídos agradecidos con su discurso derrotista".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD