Menú

Iphones, jamones, vino y fútbol, regalos de la mafia china a los policías imputados

Dos policías que han declarado este martes en la Audiencia Nacional niegan haber recibido esos regalos.

0
Dos policías que han declarado este martes en la Audiencia Nacional niegan haber recibido esos regalos.
Gao Ping. Archivo

Jamones, cajas de vino y entradas para los toros o para ver jugar al Real Madrid fueron los regalos con los que la red liderada por Gao Ping supuestamente obsequió a los policías imputados por ayudar en diferentes gestiones a miembros de esta mafia china, desarticulada en la operación Emperador en 2012.

Según los informes de la Fiscalía Anticorrupción y de Asuntos Internos de la Policía, a los que ha tenido acceso Efe, los nueve policías investigados, entre ellos el comisario del aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca, mantenían todos una "estrecha relación" con Yongping Wu Liu, imputado en esta causa tras la desarticulación de la red de Gao Ping.

Sobre el comisario Salamanca, el informe policial detalla incluso cómo recurrió en varias ocasiones a Wu Liu, que tenía relación con algún tipo de empresa de telefonía móvil, para conseguir teléfonos Iphone de última generación a buen precio.

En una de las conversaciones intervenidas, Wu Liu le pregunta a Salamanca si ha hablado con J.L.V. (un supuesto directivo del Real Madrid), quien al parecer quiere conseguirle a Fernando Hierro (exjugador del Real Madrid) un móvil para su hija.

En otra ocasión, Wu Liu le regaló a Salamanca un móvil para su hijo por su cumpleaños y tras entregárselo su padre, el joven le llamó personalmente para agradecerle el obsequio.

Wu Liu pidió en numerosas ocasiones a estos nueve policías imputados gestiones relacionadas con el trámite de tarjetas de residencia, denuncias, utilización de bases de datos, consultas policiales, documentación y trámites de extranjeros.

"Total servilismo"

A cambio de esos favores, y según reflejan conversaciones telefónicas recogidas en estos informes, el 31 de diciembre de 2011, Wu Liun obsequió con un jamón a algunos de los agentes imputados por estos hechos.

En concreto a Manuel Patricio Rodríguez San Román (jefe de servicio en la Brigada de Seguridad Ciudadana de Madrid); al inspector Miguel Ángel Gómez Gordo (ya imputado al inicio del procedimiento), al comisario del aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca, al comisario Ángel Olmedo y a Blas Donoso Adán, que estuvo destinado en la Brigada de Extranjería de Fuenlabrada.

Según se desprende de las intervenciones telefónicas, Manuel Patricio también recibió de Wu Liu cajas de vino y entradas al palco del Santiago Bernabéu para ver jugar al Real Madrid, ofreciéndole en una ocasión este ciudadano chino una plaza de párking cercana al estadio a lo que el comisario le respondió que no era necesario porque él podía entrar "hasta el fondo en el Bernabéu" porque iba en coche oficial. A cambio de otros favores para él o para miembros de su familia, Wu Liu le invitó también a los toros o a comer.

Wu Liu, al que se relaciona con todos los policías imputados, no era el único presunto integrante de la red mafiosa con vínculos con estos agentes, ya que la investigación de Asuntos Internos también ha detectado intercambio de favores entre Gao Ping y los inspectores Gómez Gordo y Federico Sánchez Frutos y el comisario Olmedo.

También la mujer de Ping, Lizhen Yang, mantuvo contactos con Gómez Gordo, Donoso Adán y Sánchez Frutos.

En el caso de Lizhen Yang, el informe destaca que Donoso Adán llegó a tener con ella una relación de "total servilismo", y ella, por las gestiones que realizó para renovar la tarjeta de residencia de su madre, le invitó en una ocasión a cenar junto a su esposa en el restaurante Huifeng, en la plaza de Legazpi.

Los policías niegan recibir regalos

Los tres primeros agentes de la Policía Nacional que han declarado como imputados ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno por su supuesta relación con la red china de blanqueo de capitales de Gao Ping han negado el trato de favor que la Fiscalía Anticorrupción les atribuye y han asegurado que nunca recibieron regalos a cambio de la realización de gestiones, informaron fuentes jurídicas.

El único compareciente que ha admitido realizar un trámite para alguno de los imputados ha sido el subinspector de Extranjería en Fuenlabrada Roberto Ruiz Ortega, que ha indicado que se encargó de entregar un duplicado de una tarjeta de residencia a un ciudadano chino aunque ésta ya le había sido concedida.

Ruiz Ortega, que ha sido el único agente que ha contestado a las preguntas de los fiscales Juan José Rosa y José Grinda, ha asegurado que nunca recibió ningún cohecho y que lo único que hizo fue atender a uno de los imputados un viernes y concederle una cita al lunes siguiente porque no había nadie en lista de espera.

También ha negado las acusaciones el policía Blas Donoso Adán, actualmente en segunda actividad, que ha asegurado que realizó los trámites habituales de su trabajo y nunca medió para favorecer a los imputados.

Por su parte, el comisario de Seguridad Ciudadana Manuel Patricio Rodríguez San Román se ha negado a declarar alegando que su abogado habitual no había podido acudir a la citación judicial.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD