Menú

Moncloa prevé de Sánchez "gestos a la parroquia" pero sin tocar el pacto sobre Cataluña

Rajoy le recibe este lunes tras reunir al Comité Ejecutivo. "Habrá que comprobar si puede compatibilizar la parroquia con los compromisos".

9

El presidente afronta una semana intensa, cargada de reuniones -la primera, el lunes por la mañana con la dirección nacional para fijar postura ante los retos del país-. Si bien, a pesar de que el foco de atención está más puesto en el despacho con Artur Mas el miércoles, no pocas voces en el Ejecutivo y el partido que le sustenta opinan que "la clave" radica en el encuentro que mantendrá con Pedro Sánchez. "No hay margen para aventuras y habrá que saber si está o no a la altura de las circunstancias", según un alto cargo del PP.

En Moncloa reconocen que el contexto no es favorable a una relación como la cosechada con Alfredo Pérez Rubalcaba esta legislatura. Los comicios están a la vuelta de la esquina y en el Gobierno opinan que el PSOE virará a la izquierda para intentar paliar los estragos que, según encuestas públicas y privadas, les podría hacer Podemos -tanto que, en Madrid, ya les podría haber fagocitado-.

En palabras de un ministro en conversación informal, Sánchez "tendrá que hacer gestos hacia su parroquia" para tratar de volver a recuperar la ilusión perdida tras una larga etapa perdiendo elecciones. "Lo que habrá que comprobar -prosigue- es si puede compatibilizar la parroquia con los compromisos de Estado en los que sí o sí ha de estar el PSOE". Y la mayoría espera que así sea.

Para Mariano Rajoy, la prioridad es Cataluña; que socialistas y populares tengan claro que "la soberanía reside en el conjunto de los españoles" y, por ende, la lealtad a la Constitución. Luego, analizan cargos consultados -también en el Gobierno- habrá margen para debatir la reforma del texto de 1978. El presidente no se cierra ante 0 esta posibilidad -improbable, dicen, en lo que resta de legislatura- pero mantiene "sus dudas".

Unas dudas que reiteró el viernes, al término del Consejo de Ministros, la vicepresidenta: la tercera vía "requiere un consenso que no existe", resumió, al tiempo que emplazó a otear las muchas y diferentes fórmulas que se han escuchado en el Congreso de los Diputados.

En todo caso, Soraya Sáenz de Santamaría intentó dejar todas las puertas abiertas de cara al despacho con Sánchez. La voluntad de Rajoy es "tener una comunicación general" con el nuevo dirigente socialista y "a ser posible una interlocución, un acuerdo, en los grandes asuntos de Estado", destacó. Y todavía remató: "es muy importante saber dónde se va a situar el PSOE porque entendemos que es un momento clave para la situación económica; pensamos que se ha producido el cambio de ciclo, que se está afianzando la recuperación y nos gustaría conocer qué posición tiene el secretario general".

Las cuestiones que se pondrán encima de la mesa serán varias, según fuentes gubernamentales. Se da por descontado que Sánchez mantendrá el pacto en política antiterrorista y Defensa, por poner un ejemplo. Pero Rajoy también le preguntará por la alianza alcanzada por Rubalcaba en Bruselas y que rompió votando en contra de Jean-Claude Juncker, el candidato conservador a la Comisión Europea. E interesa este tema en Moncloa porque España aún sigue negociando los puestos que le corresponden: Rajoy quiere situar a Miguel Arias Cañete en una comisaría y a Luis de Guindos al frente del Eurogrupo. "Había un compromiso y esperemos que se ciña él".

La reunión entre Rajoy y Sánchez se producirá este lunes a las 5 de la tarde y, previsiblemente, el nuevo líder socialista comparezca en Moncloa al término -el Gobierno aún no ha despejado la incógnita de si lo hará también el presidente-.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation