Menú

Ni PSOE ni IU se atreven a sancionar a Errejón

En el último mes y medio, la Universidad se ha dirigido en dos ocasiones a la Junta para que determine los pasos a seguir.

En el último mes y medio, la Universidad se ha dirigido en dos ocasiones a la Junta para que determine los pasos a seguir.
Iñigo Errejón. | EFE
Es lo que se deduce del estado de la cuestión. De hecho, el expediente abierto por la Universidad de Málaga al secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, por incumplir su contrato como investigador, sigue abierto. ¿Por qué? Porque se espera que la Consejería de Fomento, cuya titular es Elena Cortés, de IU, la entidad responsable de la beca, decida las sanciones que hay que imponer a Errejón. Tampoco Susana Diaz, que prometió mano dura, ha insistido en terminar el caso.
Según EFE, en el último mes y medio, la Universidad se ha dirigido en dos ocasiones a la Junta para que determine los pasos a seguir y poder así dar por cerrada la investigación. La primera fue en diciembre, poco después de que venciera el contrato de Errejón con la UMA, y la segunda se ha producido este mismo mes de enero.
Aunque el Consejo Social de la Universidad en su reunión del 29 de diciembre tuvo conocimiento de la primera reclamación, la consejería de Fomento dice que "no consta" ninguna petición por parte de la UMA relativa a Errejón y señalan que la labor de la Consejería se limita al cumplimiento del contrato con la Universidad.
Tampoco Susana Díaz, presidenta de la Junta, parece dispuesta a terminar el expediente por medio de la sanción correspondiente. Aunque la cúpula del partido de Pablo Iglesias insinuaron presiones por parte de Susana Díaz a la Universidad de Málaga y se hablara de una campaña de difamación y aunque Susana Díaz dejó claro que la Junta reclamaría la devolución del dinero público, la sanción no se ha exigido ni se ha producido.
Recuérdese que el expediente abierto a Errejón concluyó que el líder de Podemos incumplió sus obligaciones contractuales, que le obligaban a estar 40 horas semanales en su puesto de trabajo en el campus malagueño y por el que percibía 1.825 euros brutos mensuales. El propio Errejón admitió que había trabajado desde Madrid, alegando que tenía permiso para hacerlo.
Como consecuencia del conocimiento del caso, la Universidad le abrió un expediente disciplinario y le suspendió de forma cautelar de sus funciones. El dirigente de Podemos alegó contra la suspensión, pero no contra el expediente disciplinario que afectó también al director de la investigación, el profesor de la UMA Alberto Montero, miembro de la dirección de Podemos, al que tampoco se conoce si ha sido sancionado o no.
Fuentes de la Universidad consideran "anómalo" que el expediente siga vivo hoy en día. Todavía más raro es por cuanto Errejón ya no está vinculado con la UMA desde que fuera suspendido de empleo y sueldo el 3 de diciembre, pocos días antes de que finalizara su contrato, el pasado 16 de diciembre, por iniciativa del propio Errejón.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador