Menú

Manuel Chaves, el historial de un histórico

El expresidente de la Junta de Andalucía es un histórico del clan de la tortilla del Congreso de Suresnes que transformó al PSOE.

(Sevilla)
6

Manuel Chaves González, un histórico del clan de la tortilla del Suresnes Sevilla Club, es "caballa" nacido en Ceuta en 1945, hijo del coronel de artillería Manuel Chaves y de la falangista ceutí África González. Luego casaría con Antonia Iborra, que era hija del coronel del regimiento Pavia 19 de San Roque. Doctor en derecho por la Universidad de Sevilla, consiguió una plaza de profesor titular de derecho del Trabajo en la Universidad de Córdoba. El traslado de su familia a Cádiz le hizo tener contacto – años más tarde - con el conocido clan de Alcalá de los Gazules, sobre todo con sus dos líderes y primos: Alfonso Perales y Luis Pizarro. De hecho, fue diputado por Cádiz desde 1977 hasta 1990.

Militante del PSOE y de la UGT, de la que llegó a formar parte de su Comisión Ejecutiva Confederal, fue ministro de Trabajo años después de la llegada de Felipe González al Gobierno aupado por el poderoso PSOE andaluz, de 1986 hasta 1990. Durante su mandato, fue convocada la primera huelga general en democracia – la famosa huelga del 14-D -, conjuntamente por las centrales sindicales de UGT y CC.OO. De hecho, la propia UGT rompió entonces sus ancestrales relaciones políticas con el PSOE y devolvió las actas de diputados que estaban en manos de miembros del sindicato. Luego bajó a palos a la Junta de Andalucía, desalojando a Pepote Rodríguez de la Borbolla y al guerrismo y consolidó un régimen asentado, esencialmente, en prebendas a empresarios y sindicatos, control de la administración y erección de la administración paralela, control de las cajas de ahorros y de la comunicación, además de infinidad de puestos intermedios y directivos en la sanidad y en la educación.

Tráfico de coincidencias familiares

Manuel Chaves tuvo a tres hermanos colocados en la esfera directa de la Junta de Andalucía: Leonardo Chaves González, Francisco Javier Chaves González y Carlos María Chaves González, (en una dirección general de la Junta de Andalucía, de jefe en Canal Sur y en Seguridad de la Junta respectivamente).

Leonardo Chaves Gonzálezfue director general de Infraestructuras y Tecnología Deportiva en la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía hasta que, tras un grave escándalo y la marcha de Chaves, fue cesado. Pero no se quedó sin nómina, pasó a ser al día siguiente Director General del equipo de Baloncesto Cajasol.

Francisco Javier Chaves Gonzálezaterrizó un buen día en Canal Sur sin hacer, que sepamos, previamente prueba alguna (las ha hecho después, como ya es habitual en el modo de "colocación" de la Radio Televisión Andaluza, que controlaba Manuel Chaves).

Carlos María Chaves Gonzáleztrabajó como auxiliar de seguridad interino en la Junta de Andalucía y nadie lo ha sabido durante años, hasta que aprobó unas oposiciones a dicho cuerpo de funcionario. Incluso ocupó una coordinación de seguridad que ya no tiene.

Chati Chaves González,Rosa María, tiene nómina de la Junta de Andalucía en el Servicio Andaluz de Salud, en sus dependencias de Huelva, igual que su marido, Javier Ferraro.

Y por último, también vinculado a la Junta, Fernando Chaves González, profesor en el Instituto Al-Andalus (otra nómina de la Junta), de El Arahal, pueblo de la provincia de Sevilla regido hasta hace pocos años por otro ex consejero de la Junta, el socialista Miguel Manaute y su familia, familia que exigiría por sí misma otras muchas páginas.

Fernando quiso seguir los pasos de su hermano Manolo y dedicarse a la política. Estas últimas elecciones municipales se presentó como cabeza de lista por el PSOE en el municipio sevillano de El Arahal. Uno de sus proyectos estrella era hacer un complejo polideportivo que incluía varias piscinas, una de ellas cubierta, vaya casualidad, campos de fútbol, pabellones, pistas de atletismo, pádel y restaurante, financiado al 50 por ciento por la Junta y por la Diputación en otro 25 por ciento. Pues no ganó, a pesar de la conexión de su oferta electoral con un hermano presidente de la Junta y otro director general de Tecnología e Infraestructuras Deportivas.

Tiene un hijo de su primer matrimonio, Fernando Chaves Pascual, que encontró acomodo en Formades, un Consorcio de Formación en El Rocío ocupado totalmente por el PSOE de Huelva y plagado de escándalos, yegua alemana incluida. Y también logró empleo en el mismo centro su esposa, Rocío Pilar Medina Macías. Coincidencias de la vida.

Otro hermano, Antonio José, contrataba con la Junta a través de una empresa, Climocubierta S.A., motivo de escándalazo público porque sus contratos eran facilitados en parte por la Dirección General de Tecnología e Infraestructuras Deportivas de la Junta de Andalucía que regía su hermano, Leonardo Chaves.

Los hijos y otros sobrinos

Iván y Paula Chaves Iborra son los hijos del ex presidente andaluz, Manuel Chaves, que han elegido la vía socialista al capitalismo. Iván Chaves Iborram, autocalificado como "comisionista de la JUnta, aparecía en 2011 como administrador en tres sociedades mercantiles llamadas: Exiden Participaciones, S.L. CIF B91586958, Cexmark Soluciones, S.L. CIF B91605501 y Núcleo de inversiones y negocios, S.L. CIF B91764068

La primera de ellas, Exiden Participaciones, SL, se dedicaba al ignominioso arte de "la adquisición, tenencia, administración, disfrute y enajenación, bien por cuenta propia o ajena, así como la realización de toda clase de inversiones en bienes inmuebles y derechos reales constituido sobre los mismos, y así como en valores mobiliarios, títulos, valores y activos financieros de cualquier clase, esto último, siempre por cuenta propia con respecto a la vigente legislación sobre mercado de valores." O sea, lo peor del capitalismo, las inmobiliarias, y lo peor del capitalismo bursátil, de lo mobiliario. La segunda, Cexmark Soluciones, SL, se dedica a "la realización, gestión y prestación de servicios de asesoramiento y asistencia en los ámbitos técnicos y del sector de la construcción e inmobiliario en general, financieros, fiscales, laborales, empresariales, contables de estimación y valoración de activos y empresas."

Esta última empresa estuvo en el debate político de Sevilla en la etapa de gobierno PSOE-IUen cuanto el alquiler de los locales del proyecto Metropol-Parasol. El PP de Sevilla refirió que "varias vallas publicitarias con los anagramas de Sacyr y del Ayuntamiento de Sevilla invitan a alquilar los locales del nuevo mercado de las setas de la Encarnación, llamando a un número de teléfono que atiende Javier Olaegui, socio del hijo del ex presidente de la Junta".

Su hermana Paula Chaves Iborra salió bien colocada de partida porque, en un pispás, formaba parte de uno de los grupos industriales y económicos más fuertes del capitalismo tradicional andaluz y nacional: el imperio de los Benjumea, esto es, Abengoa y empresas asociadas y diversas. De hecho participaba en las siguientes sociedades:

REGISTRO MARCANTIL DE MADRID

TELVENT TRÁFICO Y TRANSPORTES CIFA78107349.

TELVENT HOUSING S.A.                      CIF A82232448

REGISTRO MERCANTIL DE ASTURIAS

TRAFICO INGENIERIA SA                   CIF A33088758

Pero la que más nos interesa es la que ha puesto a Manuel Chaves contra las cuerdas políticamente fue su actual empresa MINAS DE AGUAS TEÑIDAS SA  CIF A81336877, para la que  el Consejo de Gobierno presidido por Manuel Chaves aprobó una ayuda de más de 10 millones de euros una empresa en la que su hija Paula era representante legal desde noviembre 2008.

El escándalo saltó al Parlamento nacional y a todos los medios informativos. Sin embargo, en Andalucía, el nuevo presidente y sucesor de Manuel Chaves, José Antonio Griñán aprovechaba en el Consejo de Gobierno del 21 de julio de 2009 los informes de la inspección de servicios para no abrir expediente sancionador a Manuel Chaves que no se ausentó del Consejo de Gobierno que él mismo presidía dada la presencia de su hija en la empresa subvencionada.

Según la ley vigente de incompatibilidades, Manuel Chaves tenía la obligación de inhibirse en la formación de la voluntad de un órgano colegiado que decidía directamente sobre la concesión de determinadas ayudas o subvenciones a una empresa en la que su hija ostentaba un cargo importante relacionado precisamente con la solicitud y tramitación de tales ayudas.

Casada con Iván Chaves y luego divorciada, Rocío Cabet del Castillo, fue contratada por una empresa pública dependiente de la Consejería Turismo Comercio y Deportede la Junta de Andalucía, Extenda, una empresa a la que precisamente la Cámara de Cuentas de Andalucía ha acusado de contrataciones irregulares y sin control.

También hay un sobrino de Manuel Chaves, el hijo de Leonardo Chaves, Leonardo Chaves Marín. El Mundo contaba lo siguiente: "El director general de Tecnología e Infraestructuras Deportivas de la Junta de Andalucía, Leonardo Chaves, hermano del presidente regional, Manuel Chaves, firmó al menos una adjudicación de obras para una empresa de la que su hijo formaba parte como aparejador y jefe de obra destinado a ese proyecto en concreto. En la empresa, Climo Cubierta, trabajaba además otros hermano de Chaves como asesor."

Y añadía: "En la documentación aportada por Climo Cubierta al concurso, se adjunta la relación de técnicos de los que la empresa dispone para la ejecución de las obras en cuestión. Y entre ellos figura, como «arquitecto técnico y jefe de obra», Leonardo Chaves Marín, hijo del director general que luego firmó la adjudicación."

Pero hay más sobrinos y un concuñado. Se trata de Eduardo y Carlos González Iborra y del padre de estos, Manuel González Pol. Este último fue nombrado por el exalcalde de Lebrija, el socialista Antonio Torres, como jefe de la Policía Local de la ciudad aunque no se le conocían antecedentes ni experiencia previa en el cargo. Tras muchos problemas internos, por su afición a la mano dura y a un cierto desarreglo de conducta, se jubiló como intendente de la Policía Local hace unos años. Casado con Isabel Iborra Rubio, hermana de la esposa de Manuel Chaves, Antonia Iborra Rubio, tiene dos hijos, Eduardo y Carlos, colocados en su día en la Agencia de Desarrollo Agrario y Pesquero de la Junta de Andalucía.

Antonio Torres, famoso ex alcalde de Lebrija donde gobernó como un sátrapa durante casi veinte años y vuelto a la actualidad por haber cobrado de la Fundacion FAFFE durante años sin ir al trabajo siquiera, colocó a dedo a Manuel González Pol como jefe de la Policía Local, como cargo de confianza del alcalde.

Luego se supo que  Eduardo González Iborra no había terminado ni siquiera la carrera Ciencias del Mar, que cursaba en la Universidad de Cádiz cuando fue contratado para el cargo y que su hermano, siendo meramente guarda de campo privado (o guardapesquero), fue contratado por el Servicio de Inspección Pesquera de la Junta de Andalucía.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios