Menú

Gaspar Zarrías: un dirigente histórico ligado al caso de los ERE

Es el cuarto de los cinco aforados imputados que comparece ante el magistrado instructor, después de Viera, Griñán y Chaves.

0

La Guardia Civil entregó la semana pasada su informe al magistrado Jorge Alberto Barreiro que le había ordenado investigar qué resoluciones había que involucraran a Gaspar Zarrías y a Mar Moreno, ambos ex consejeros de Presidencia de la Junta de Andalucía, en el caso de los ERE. No hay resoluciones firmadas por ninguno de los dos, pero la implicación, sobre todo de Zarrías, deriva de su papel en los "consejillos" de gobierno de la Junta y de sus relaciones con el conseguidor Juan Lanzas y las ayudas sociolaborales a empresas de Jaén.

En los "consejillos", reuniones previas al consejo de Gobierno de la Junta, se reúnen los viceconsejeros para preparar los temas que luego debían ser aprobados por el Consejo presidido po el presidente de la Junta. Los "consejillos" son presididos habitualmente por el consejero de Presidencia y como recuerda oportunamente El País, en ellos no se aprueban resoluciones sino que se hacen propuestas para la firma y aprobación del gobierno andaluz.

La Guardia Civil ha dispuesto de 26 actas de consejillos celebrados entre el 11 de abril de 2000 y el 30 de noviembre de 2011 en los que se trataron modificaciones presupuestarias relacionadas con las ayudas los ERE. En uno de ellos incluso se estudió un proyecto de decreto para regular el "fondo de reptiles" que jamás se aprobó.

En sus consideraciones, la Guardia Civil afirma que en 15 consejillos sucedieron los hechos considerados delictivos por la juez Mercedes Alaya. De hecho, hubo propuestas de modificaciones presupuestarias que amparaban un procedimiento irregular e igualmente, por tener capacidad decisoria, el consejillo presidido por Zarrías, decidió no aprobar un decreto que podría haber regulado las ayudas y aprobado su control.

ABC precisa que Zarrías, como consejero de Presidencia, "habría presidido un total de ocho sesiones en las que se habrían expuesto acuerdos relacionados con las ayudas y modificaciones presupuestarias del programa 31L", a lo que se suma que "habría presidido otras cuatro sesiones en las que se habría dado lectura y aprobación de acuerdos adoptados en reuniones anteriores de la Comisión en las que éste no asistió".

Además, la Guardia Civil expone la relación "personal y profesional" de Zarrías con Juan Lanzas, el exsindicalista de UGT que mediaba entre empresas y la Consejería de Empleo para lograr ayudas. También se deduce la presencia de Gaspar Zarrías en el caso por su intervencion en sonoros casos de ayudas sociolaborales a empresas de Jaén como Cárnicas Molina, Santana, Dhul y otras.

Por poner un ejemplo, aunque la Guardia Civil había escrito en uno de sus informes que la relación entre Lanzas y Zarrías era de "difícil definición", hay testimonios que consideran que la misión de Gaspar Zarrías en su encuentro con los propietarios de Nueva Rumasa fue desatascar los problemas en empresas jiennenses, entre ellas Primayor, Dhul y Proasego. Un año después de dicho encuentro, la Junta dio dos ayudas de 6,4 millones y 9 millones de euros, que sirvió para recolocar a la plantilla de Primayor, empresa representada sindicalmente por Lanzas.

El virrey andaluz y "enano" de Cazalilla

Su esposa, Germana Caballero López, ha estado desde siempre vinculada a la Consejería de Educación, pero luego, tras el favor hecho por Zarrías a Bibiana Aida de colocar a su novio en Madrid, trabajó en el Instituto de la Mujer en la capital de España.

Su primo principal es José Carlos Alarcón Arévalo. Este primo ha estado y está situado en las órbitas del máximo poder de control de los medios de comunicación andaluces a lo largo de diez años, preparando la llegada del fenómeno digital en radios y televisiones cuyas licencias ha controlado. De hecho, y aun cuando ha pasado por la Delegación de la Junta de Andalucía en Huelva(1995), ha sido durante años, director general de Medios de Comunicación Social de la Junta de Andalucía. En la actualidad y ya terminada la faena, Alarcón Arévalo ha pasado por diferentes destinos, como el de Secretario General para la Sociedad de la Información de la Consejería de la Presidencia. En 2004, fue nombrado Consejero Delegado de Sandetel, "Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones, SA" , en el que participaba con otro buen puñado de socialistas afines a la oligarquía y al régimen. En el ámbito partidario, participa en la Organización Sectorial de la Sociedad de la Información (OSSDI), de la estructura socialista.

Pero además del primo, había una prima, la prima política, que es la esposa de José Carlos Alarcón Arévalo, llamada María Paz Albors Patuel que, según comprobamos en la Radio Televisión de Andalucía, SA, estuvo trabajando en la Secretaría Particular del director general. Es decir, que Zarrías ha tenido a su primo como director general de la cosa de las radios, y tuvo a su prima política en puesto estratégico en Canal Sur.

Su sobrino Rafael Valdivielso Sánchez fue colocado en la empresa pública Egmasa, en Jaén, la provincia de la que es oriundo Zarrías . Se escribió entonces: "El gerente provincial de la empresa pública Egmasa es sobrino de Zarrías. Se trata de Rafael Valdivielso Sánchez, quien ha tenido desde siempre el apoyo de su tito Gaspar, según se jacta el enchufado. Efectivamente, desde sus inicios como empleado de la Caja de Jaén, Valdivielso ha contado con los favores del Consejero de Presidencia. Poco antes, en la localidad de Bailén ejerció de director de la sucursal de la Caja de Ahorros de Jaén, fundada y dirigida por el PSOE. Posteriormente recaló en la sociedad gestora del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva (también bajo control socialista con el amigo de Zarrías, Martín Mesa, de presidente). Y de ahí, pasó a la delegación de la Consejería de Obras Públicas en Jaén.

Hay otra prima suya apellidada Valdivielso Zarrías, María Eugenia, maestra - otra nómina de la Junta-, que fue concejal socalista en Martos (Jaén). Y otro Zarrías, José Polaina, aparece como concejal por el PSOE en diferentes legislaturas.

Pero hay más. Juan Valdivieso Zarrías, colocado en la empresa participada por Unicaja y Cajasol entre otros, Red de Banda Ancha de Andalucía, SA. También se encuentra en la red de funcionarios de la Junta, Pilar Carmen Caballero López, hermana de la esposa de Zarrías, Germana Caballero López. Y, desde luego, su concuñado, el marido de Pilar Carmen, que había encontrado acomodo en la Diputación de Jaén, en el Parque Móvil.

Luego, El Mundo detectó la presedncia de dos sobrinas más de Zarrías en la Fundación Fondo Fomación de la Junta de Andalucía.

Su herencia política en Cazalilla

Natural del pueblo jiennense de Cazalilla, de ahí su apodo del "enano" de Cazalilla, su herencia política fue recogida con sus modos y maneras por su amigo, el que fue alcalde de Cazalilla durante años, Juan Balbín. Su padre Juan Zarrías fue antes alcalde de Cazalilla.

Algunos cazalilleros recuerdan con especial nitidez la inauguración de la residencia de mayores en 2008 y la polémica que la rodeó. El centro fue levantado sobre un terreno del Ayuntamiento con dinero de la Junta y había sido conocido como "La Molina". De la noche a la mañana, se rebautizó con el nombre del exalcalde: Juan Zarrías. Además, en noviembre del año anterior, la Delegación Provincial de Igualdad de Jaén había cedido la gestión a Asistencial Geriátrica Cazalilla, que estaba vinculada al grupo Reifs, cuyo dueño era, según la gente del pueblo, amigo de Zarrías entonces.

Muchos se sintieron decepcionados al comprobar que la mayoría de los contratos ya estaban reservados a familiares de Balbín. Su hija María Antonia, por ejemplo, se hizo cargo de la dirección de la residencia pese a no tener experiencia. Por otro lado, el PP denuncia que este año Balbín ha concedido una Vivienda de Protección Oficial de manera "totalmente ilegal" a la sobrina de un concejal.

Nepotismo abrumador

Zarrías puso de alcalde a su padre durante varias legislaturas y luego, con empresas amigas, hizo que se construyera una residencia de ancianos (el pueblo apenas supera los 800 habitantes) que llamó "Juan Zarrías" en honor de su padre, fallecido en 2002. Luegdoo se supo que su amigo, el alcalde socialista Juan Balbín Garrido, había colocado a seis personas de su familia en puestos claves de la Residencia a dedo y sin prueba objetiva alguna. Y hubo otras familias socialistas beneficiadas.

La relación es la siguiente:

  • Directora del Centro Juan Zarrías: María Antonia Balbín Castillo, hija del alcalde

  • Supervisora o jefa de auxiliares de enfermería: Paqui Balbín Castillo, hija del alcalde

  • Camarera: Pepi, cuñada del alcalde y casada con Antonio Balbín Garrido

  • Recepción: Lucía Balbín Garrido, hermana del alcalde.

  • Electricidad: Antonio Balbín Castillo, hijo del alcalde.

También trabaja en el centro Juan Zarrías, compartiendo el tiempo con otro trabajo en el Ayuntamiento, su prima hermana Encarna Cárdenas.

Otra hermana del alcalde, Catalina, así como su hija Marian (María Antonia), habían sido concejales del PSOE en Cazalilla. Catalina es además tesorera de la Asociación de Mujeres Ángaro, financiada e impulsada por la Junta de Andalucía. Inés Balbín Castillo era concejal socialista del Ayuntamiento de Bailén.

Manuel Jesús Raya Clemente, teniente de alcalde de Cazalilla por el PSOE, tuvo a sus dos hermanas, Eva y Lidia colocadas en el Centro de Ancianos Juan Zarrías.

En España

    0
    comentarios

    Servicios