Menú

Juan Carlos Monedero revela que militó en el PSOE

Cuenta qué sintió cuando se desveló el escándalo de los más de 425.000 euros de Venezuela: "No estoy dispuesto a que me roben el alma".

Libertad Digital
62
Juan Carlos Monedero | Cordon Press

El número tres de Podemos presenta el próximo lunes su nuevo libro Conversaciones con Juan Carlos Monedero, en el que el periodista Ramón Lobo le entrevista en profundidad. En el texto, el dirigente de la formación morada desvela que inició su militancia política en el PSOE, coincidiendo con su entrada en la Universidad Complutense para estudiar Económicas en octubre de 1982, "obnubilado" por la victoria de Felipe González ese mes y por "la posibilidad de un cambio real en nuestro país". Su militancia se extendió hasta 1986.

En este libro, Monedero también cuenta otros episodios de su vida como qué sintió cuando se desveló el escándalo de los más de 425.000 euros de Venezuela: "No recuerdo tantas portadas, editoriales, telediarios y tertulias contra alguien que no es un cargo político o un criminal reconocido. Ha sido un ataque que me obliga a pensar ¿soy realmente un tipo tan peligroso, tan dañino? Porque no estoy dispuesto a que me roben el alma", explica el dirigente de Podemos.

Su paso por el PSOE

Según explica Monedero a Lobo, su acercamiento a los socialistas comenzó en el colegio a través del Partido Socialista Popular de Tierno Galván, con el que comenzó a simpatizar por influencia de su mejor amigo y porque el que fuera alcalde de Madrid frecuentaba el bar de su padre en la calle Ferraz. Afirma que el PCE le parecía en aquel momento "una formación política con mucha dependencia del pasado".

Monedero explica que como en el PSP no había juventudes decidió acercarse al PSOE. "Cuando llegué a la Universidad me apunté a la Asociación Socialista Universitaria de la Facultad de Económicas". "Estaba obnubilado por lo sucedido en 1982 y la posibilidad de un cambio real en nuestro país", añade. "Viví aquella euforia y me creí que realmente iba a haber un cambio. Empecé a desencantarme pronto, porque veía que eran aparatos muy burocráticos, con una disciplina en la que tenías que ser un patriota de partido, y eso lo llevaba mal", recuerda.

Así, reconoce que fueron "dos o tres" las "decepciones" las que le llevaron a abandonar su militancia socialista, la primera de las cuales vivió en Sagunto, donde pudo ver de cerca una protesta de trabajadores de los Altos Hornos del Mediterráneo. "Me avergoncé porque el partido al que pertenecía los tenía en pie de guerra. Aquello supuso un golpe", lamenta.

"La segunda tuvo que ver con el referéndum de la OTAN. Veía manipulación en la televisión y aquello me exaltaba", asegura, para añadir que, a pesar de lo dicho anteriormente, ello le llevó incluso a ser interventor del PCE en la consulta, sin haber abandonado todavía el PSOE. "Estaba marchándome, pero en ese momento fui interventor del PCE, no existía todavía Izquierda Unida", añade.

"La tercera decepción fue muy grande, de hecho hicimos una manifestación desde la facultad a Moncloa, fue cuando apareció muerto Mikel Zabalza, claramente ejecutado", concluye. "Ahí decidí marcharme con una carta abierta que me reprocharon muchísimo", apostilla.

Según explica Monedero, su marcha se debió también a que se había dado cuenta "de que el partido se había convertido en una estructura de poder sin democracia interna, en la que la gente entraba con veinte años y se convertía en un funcionario del partido". "Abandono el PSOE en el primer año que estoy en Políticas", precisa. "Desde entonces no he encontrado exactamente mi espacio. Me apunté a Izquierda Unida y durante mucho tiempo he sido militante de Izquierda Unida, pero siempre con muchos problemas porque nunca he sido un patriota de partido", asegura.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation