Menú

La Fiscalía General del Estado abre la puerta a que Otegi sea candidato

Un defecto de forma interpretado por la Fiscalía beneficia a los dirigentes del entorno de ETA en las próximas elecciones.

Libertad Digital
67
Anraldo Otegi | Archivo

El que aún es la cara más conocida del mundo proetarra, el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, podría convertirse en candidato a lehendakari en las próximas elecciones gracias a un defecto de forma interpretado por la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado.

Otegi, que fue miembro activo de la banda terrrorista ETA antes de integrarse en la iniciativa Kas y convertirse en la cara más famosa del brazo político de ETA, continúa aún hoy en prisión tras ser condenado por el caso Bateragune, el intento de reconstruir Batasuna.

Según publica este lunes El Mundo, la interpretación que hace la Fiscalía General del Estado, la inhabilitación especial para cargo público a la que había sido condenado Otegi, no puede ejecutarse por un defecto de forma. El proetarra saldrá de prisión el próximo mes de abril y no tendrá impedimento para encabezar una candidatura que recoja la herencia de Batasuna y trate de hacerse con el poder en el País Vasco.

El Tribunal Supremo confirmó en 2012 la condena a Otegi por pertenencia a organización terrorista. La condena era de seis años de prisión y otros tantos de inhabilición. De este modo, y dado que tenía que cumplir otra condena de inhabilitación previa por enaltecimiento del terrorismo al jalear al jefe de ETA Argala, Otegi no hubiera podido ser candidato ni ocupar cargo público alguno antes de 2021.

El motivo del conflicto

Todo se ha reactivado después de la resolución de la situación de Iker Casanova, condenado en el caso Ekin a prisión e inhabilitación especial para empleo o cargo público. Casanova seguirá siendo diputado pese a la condena. Al conocer que el condenado Casanova había recogido su acta de diputado, la asociación Dignidad y Justicia, que encabeza Daniel Portero, puso el caso en conocimiento de la Fiscalía General del Estado. Ésta contestó que aunque la inhabilitación sigue vigente, "no hay forma de ejecutarla".

Defecto de forma

Según argumenta el fiscal jefe de la Secretaría Técnica, José Miguel de la Rosa, no es ejecutable esta sentencia porque no se precisa para qué cargos públicos se inhabilita al reo. Sigue diciendo que el Código Penal establece que al imponer una inhabilitación de tipo especial debe indicarse a qué puestos concretos no podrá acceder el condenado.

El caso de Otegi es el mismo que el de Casanova. Es más, esta conclusión de la Secretaría Técncica de la Fiscalía General del Estado puede aplicarse a decenas de condenas por terrorismo, ya que las inhabilitaciones que durante años ha impuesto la Audiencia no especificaban los cargos afectados.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios