Menú

Rivera pone rumbo a las generales con un resultado histórico

Asegura que Ciudadanos ha impedido que España se rompa y que encabezará "un cambio político en todo el país"

66

Era la primera vez que no concurría como candidato, pero Albert Rivera ha vuelto a lograr su objetivo. Con Inés Arrimadas al frente -a partir de ahora la segunda dirigente más importante del partido naranja- Ciudadanos hace historia, nueve años después de su irrupción por la mínima con tres escaños en 2006. Es la segunda fuerza política y primera constitucionalista en toda Cataluña y en todas y cada una de las provincias. Algo que se ratificaba cuando, bien entrada la noche electoral, se alcanzaba, en Lérida, el escaño número 25. Diecisiete de esos representantes corresponden a la lista de Arrimadas en Barcelona, el feudo naranja habitual, y cuatro de ellos, con casi el 20% de los votos, en Tarragona, donde el secretario general del partido, Matías Alonso, ha logrado un gran éxito.

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, realizaba la primera valoración de la noche poco después del cierre de los colegios. Acompañado del secretario de organización, Fran Hervías, y del de Comunicación, Fernando de Páramo, Villegas ya resaltaba el importante crecimiento del partido en las provincias que no son Barcelona, el tradicional feudo de los de Rivera.

Casi tres horas después del cierre de las urnas, Arrimadas y Rivera comparecían eufóricos junto a la plana mayor del partido y varios dirigentes de otras comunidades. Gritos como "Cataluña ciudadana"; "Viva España y Visca Catalunya"; "Cataluña es España" o "Yo soy español, español, español" hacían casi imposible hilvanar los discursos dentro de un ambiente de gran euforia. Arrimadas proclamaba el fracaso del independentismo y adelantaba las que a partir del lunes serán las dos exigencias políticas de Ciudadanos: la petición de dimisión de Artur Mas porque "la mayoría de los catalanes le hemos dado la espalda y hemos optado por la convivencia" y la de unas "nuevas elecciones" para que "nos presentemos como partidos, con nuestros programas, como no han hecho ellos. Unas nuevas elecciones autonómicas en las que los catalanes elijan a partidos y a programas para gobernar el futuro de siete millones y medio de catalanes".

Arrimadas daba paso a Rivera "el único líder nacional que está hoy aquí con nosotros" y la euforia se desataba con gritos de "sí, sí, sí, nos vamos a Madrid" o "ahora Rivera a La Moncloa".

El líder de Ciudadanos, silenciado por TVE, aprovechaba para presumir de Ciudadanos como el partido que mejor ha defendido a España "quien ha garantizado que España siga unida no es ni el Gobierno de España ni el partido que lo sustenta, ni el Partido Socialista, ni el populismo de Podemos. Es Ciudadanos quien ha evitado la ruptura de este país". Tras recordar el nacimiento hace una década de la Plataforma Ciutadans de Cataluña que dio origen al partido, Rivera ha dicho que "ahora estamos aquí liderando una alternativa democrática al proceso separatista de Artur Mas, que ha fracasado, y vamos a encabezar un cambio político en toda España".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios