Menú

La F101 Álvaro de Bazán y el BAC Cantabria, dos joyas de la modernización de la Armada

Las fragatas F100 cuentan con el sistema de combate AEGIS, uno de los más temidos. El Cantabria aumenta las capacidades de proyección de la Armada.

23
Visita a la F101

Los buques de guerra españoles son en estos momentos la base de la Agrupación Permanente número 1 de la OTAN. El mando de la misma se encuentra a bordo de la fragata F101 Álvaro de Bazán. Navegando a su lado, junto al británico HMS Iron Burke, se encuentra el BAC (Buque de Aprovisionamiento de Combate) Cantabria. Ambos son dos de las joyas de la nueva Armada española, que en la última década está inmersa en un ciclo de modernización de sus embarcaciones.

La primera de ellas salió de los astilleros de Izar (actual Navantia) en el año 2000 y está activa desde el año 2002. El objetivo de su clase era aumentar ampliamente las capacidades de las fragatas F80 de la clase Santa María. Su coste unitario estuvo cercano a los 600 millones de euros. La segunda, fue diseñada mejorando y ampliando las capacidades del otro BAC con el que cuenta la Armada, el Patiño.

La fragata F101 Álvaro de Bazán

La fragata F101 Álvaro de Bazán fue la primera de las cinco las fragatas multipropósito F100, que fueron concebidas para poder desempeñar funciones tanto de buque de mando y control en un escenario de conflicto, con capacidad de operar integradas en una flota aliada y de proporcionar cobertura a fuerzas expedicionarias, como para desempeñar funciones como escolta oceánica de tamaño medio -para el BPE Juan Carlos I en la actualidad-.

Se las dotó asimismo de capacidad para operar de forma flexible tanto en alta mar como en zonas costeras, según los distintos tipos de conflicto, al tiempo que se las dotó del potente sistema de combate aéreo AEGIS. Antes que a España, la Armada de Estados Unidos sólo había cedido esta capacidad tecnológica a Japón y Corea del Sur, dos países amenazados por Corea del Norte. En la actualidad, también cuentan con él Noruega y Australia.

El sistema AEGIS utiliza potentes radares y ordenadores de última generación para rastrear y guiar misiles para destruir blancos enemigos. De hecho, es la base de la estructura naval del escudo antimisiles de la OTAN. La versión española, ligeramente inferior a la utilizada por la US Navy, es capaz de detectar movimientos de aeronaves a 500 kilómetros y de detectar y seguir hasta 90 blancos móviles y dirigir los proyectiles antiaéreos y de superficie contra ellos.

Como armamento, cuentan con un lanzador vertical Mk-41 con 48 celdas para misiles SM-2 y ESSM (también está preparado para aceptar misiles Tomahawk), dos lanzadores cuádruples para misiles antibuque Harpoon, dos lanzadores dobles Mk-32 para torpedos MK-46, un cañón de 5" Mk-45 con dirección de tiro Dorna capaz de disparar 20 proyectiles por minuto a hasta 23 kilómetros de alcance, dos ametralladoras Oerlikon de 20 mm y 4 ametralladoras Browning de 12,7mm.

Las fragatas de la serie F100 tiene un casco de protección balística de acero y un sistema que reduce el ruido que pasa de los motores al casco de la nave, lo que dificulta que submarinos enemigos puedan detectar la embarcación. Cuenta un sistema acústico antitorpedos y un sistema de contramedidas y guerra electrónica. Además, tiene embarcado un helicóptero Sikorsky SH-60 Seahawk, dotado de sensores para detectar y atacar buques de superficie y submarinos.

El BAC Cantabria

El A-15 Cantabria es un Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) cuya misión principal es la de proporcionar apoyo logístico (combustible, víveres, repuestos, material sanitario, munición o pertrechos, entre otros materiales) al resto de la flota. También puede proporcionar apoyo logístico en operaciones no bélicas como pueden ser misiones de ayuda humanitaria o las dedicadas a la defensa del medio ambiente.

Es el buque más grande de la Armada española después del BPE Juan Carlos I. Tiene una dotación de más de 150 militares, una eslora de 174 metros, una manga de 27 metros, un calado a plena carga de 8 metros y tiene capacidad para desplazar una carga de 19.550 toneladas, un peso que sería el equivalente al de 4.000 elefantes adultos, según las características que de esta embarcación proporciona la propia Armada española.

Para proporcionar ese apoyo logístico, dispone de cinco estaciones de aprovisionamiento, dos por banda de la embarcación y una menor por la popa, por las que tan sólo podría transferir líquidos y sólidos. En lo que a los suministros se refiere, tiene capacidad para 8.200 m3 de combustible para buques y 1.480 m3 de combustible para aeronaves, lo que equivale aproximadamente a unas 5 piscinas olímpicas.

También cuenta con cuatro bodegas de municiones de 518 m², dos bodegas de carga general de 213 m², un pañol de repuestos de 240 m², un pañol de víveres secos de 81 m², dos cámaras frigoríficas de 57 y 60 m², un pañol de vestuario de 28 m² y un pañol de aviación de 51 m². Además, el buque dispone de una amplia cubierta de vuelo y un hangar que permite el trabajo de helicópteros de tipo medio y pesado.

El A-15 Cantabria cuenta con una instalación hospitalaria completa con una capacidad de diez camas, un quirófano totalmente equipado con instalación para la realización de telemedicina por videoconferencia, una sala de rayos X, consulta de dentista, laboratorio de esterilización, consulta médica y central de gases, lo que sumado supone una capacidad sanitaria de nivel Role 2.

Está dotado del moderno sistema de combate SCOMBA, lo que le facilita su integración en cualquier fuerza naval. Este sistema le permite gestionar y procesar la información recibida de los sensores de acuerdo con la doctrina táctica y distribuir las señales de vídeo radar y vídeo TV a las consolas tácticas, además de proporciorle medios para el tratamiento y presentación de la información táctica, autodefensa, control de aeronaves, planeamiento de operaciones e intercambio de información con otros sistemas externos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco