Menú

La Fiscalía investiga a Trias por pagar el alquiler a los okupas

En total, el Ayuntamiento pagó 65.000 euros a la propietaria de la finca.

9
La Fiscalía investiga a Trias por pagar el alquiler a los okupas
Xavier Trias, ex alcalde de Barcelona | Archivo

Tal y como publicó Libertad Digital en exclusiva, el Ayuntamiento de Barcelona durante el mandato de Xavier Trias sufragó la invasión del llamado "Banc Expropiat", unos bajos comerciales del barrio de la Gracia en la ciudad condal en los que se vendían ropa y libros y se llevaban a cabo actividades sociales y cursos de inglés y euskera. Es la Fiscalía quien ha formulado esta sospecha y ha abierto una investigación al exalcalde de Convergencia y Unión por malversación de caudales públicos, es decir, por utilizar el dinero de los ciudadanos para pagar los gastos a los okupas.

En concreto, el Ministerio Público cree que el consistorio de Trias pagó el alquiler de ese local okupado a la inmobiliaria a la que pertenecía: 65.000 euros en un año. De ahí que haya ordenado a la Policía Nacional que investigue esos cargos a las arcas municipales. Al parecer, el arrendamiento del lugar invadido habría corrido a cuenta del Ayuntamiento de Barcelona desde finales de 2014 hasta que el equipo de Ada Colau cortó el grifo.

Según mantiene la Fiscalía de Barcelona, Trias decidió firmar un contrato de arrendamiento con una duración de un año con la inmobiliaria propietaria, Antartic Vintage SL, para evitar el desalojo del local y, por lo tanto, "los eventuales incidentes que pudieran producirse". Esa renta, sostiene el Ministerio Público, "fue puntualmente satisfecha por el Ayuntamiento hasta la finalización del contrato, sin que el nuevo equipo de gobierno surgido tras las elecciones haya procedido a la renovación".

La alcaldesa Ada Colau ya puso de manifiesto el pasado lunes, cuando los mosos de escuadra iniciaron el desalojo del local ocupado, que el pago del alquiler por parte del consistorio suponía una "mala utilización de dinero público" y criticó que el equipo de gobierno de Trias lo hiciera "a escondidas". El antiguo regidor acusado se justificó argumentando que quiso "darse un tiempo" para negociar una solución para la finca porque sus ocupantes eran "unas personas queridas por parte de los vecinos".

"La peor pesadilla"

Los okupas de la zona avisaron a través de las redes sociales de que iban a ser "la peor pesadilla" para Colau. Efectivamente, el desalojo del local ha provocado la furia de los okupas que, como viene informando Libertad Digital, han convertido en un infierno la vida en el Barrio de Gracia durante tres noches consectuvias. Hasta tal punto que las autoridades de Estados Unidos han recomendado a sus turistas que eviten esta zona. Los disturbios han contado con el beneplácito de la CUP –incluso alguno de sus miembros ha participado en ellos- y con la desatención del Gobierno de Barcelona en Común.

Los okupas tomaron en 2011 el local, una antigua sede de Caixa Catalunya que entonces estaba abandonada y que compró posteriormente una empresa inmobiliaria. Los mosos solo han logrado detener a una persona, un individuo de treinta años y nacionalidad española, que portaba una mochila cargada con pastillas para prender fuego. Fue puesto a disposición judicial y quedó en libertad con cargos. Antes de los disturbios, diversos periodistas fueron increpados por los manifestantes que reclaman la reapertura del "Banc Expropiat".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios