Menú

Urdangarín colaboró con Madrid 2016 "por su país", según la defensa

Los abogados de los exsocios en el Instituto Nóos se han desplegado contra la Fiscalía y Manos Limpias en sus informes finales.

7
Urdangarín colaboró con Madrid 2016 "por su país", según la defensa
Urdangarin acudió este martes al juzgado | EFE

Poli bueno, poli malo. Los abogados de Iñaki Urdangarin y Diego Torres han practicado esta célebre estrategia en la exposición de sus informes finales, el penúltimo trámite en esta recta final del juicio por el caso Nóos que se consume en su dilación. Ambos se han desplegado contra las acusaciones que han conducido al banquillo a sus patrocinados, especialmente contra la Fiscalía Anticorrupción y Manos Limpias, que se han erigido como los primeros látigos en la instrucción.

Los principales acusados han puesto de manifiesto lo que consideran errores de bulto en los informes en su contra. Lo cierto es que han encontrado grietas en demasiados rincones: en pruebas periciales, en declaraciones desde que en enero arrancara la vista, incluso en los documentos donde se elevan a definitivas las conclusiones. Son lagunas que han atacado con dureza y cuya posibilidad de achicar quedará en manos del Tribunal de la Audiencia Provincial de Palma.

Manuel González Peeters: Poli malo

"Los únicos que han convertido este asunto en una ceremonia para la distracción del vecindario son quienes proyectan su torpeza probatoria que ha devenido en legendaria en el transcurso del plenario en aquellos a los que ampara la presunción de inocencia y que, en consecuencia, no tienen que demostrar que lo son, más allá de sus disparatadas soflamas". Esta reflexión resume perfectamente el tono y la convicción con la que el abogado catalán Manuel González Peeters ha solicitado la sentencia absolutoria en voz de sus dos clientes: Diego Torres, que se enfrenta a 16 años de cárcel; y su mujer Ana María Tejeiro, para quien Manos Limpias pide 8 años de prisión.

El penalista ha exhibido por última vez en este juicio su alta capacidad para elaborar discursos impactantes y, más conveniente, una estrategia de defensa que ha removido los cimientos de la acusación. Contra ella ha desplegado todo su arsenal. González Peeters ha achacado a las partes que actúan contra sus patrocinados falta de rigor, independencia e imparcialidad. Ha planteado que la Fiscalía, Abogacía del Estado, los representantes de Valencia y Baleares, Manos Limpias y el actor civil han empleado una Constitución inexistente por manipulada.

En la batería de errores procesales que según él han cometido y en el papel de poli malo, González Peeters ha subrayado uno de los más desconcertantes a su juicio: "Si lo que se está diciendo es que mis patrocinados han recibido un dinero para aplicarlo a una determinada finalidad y yo demuestro dónde ha ido a parar todo ese dinero y la acusación dice que no duda de ese soporte documental y además no lo impugna, ¿de qué hemos estado hablando durante cinco largos e inacabables meses? Aquí acabó el juicio oral", ha sentenciado con voz firme y notablemente molesta.

González Peeters ha asqueado la intención de algunos de manchar el nombre de Torres y su mujer: "han arruinado su vida", ha lamentado. El letrado ha arremetido contra concreciones que han salido a la palestra durante el juicio, pero sobre todo ha puesto de manifiesto por enésima vez que sus clientes nunca cometieron delito porque "Nóos no daba un paso sin el visto bueno de la Casa de SM El Rey", como también defendieron Urdangarin y la infanta Cristina.

Por último, ha cargado en dos direcciones. Contra la falta de pericia de las acusaciones que han incurrido en despistes en sus informes finales –posteriormente tuvieron que modificarlos-: "¡Que no es tan difícil construir un informe cuando se tiene un fin de semana por medio, y ni que fuera un fin de semana! ¡Espabílense!", ha exclamado. Por otro lado, ha sostenido que la confesión de delitos por parte de los hermanos Tejeiro y algunos miembro del Gobierno balear busca prevendas de interés particular: "Por razones ajenas a la Justicia, han confesado un crimen que no han cometido".

Mario Pascual Vives: Poli bueno

"Aunque parezca un exceso", Mario Pascual Vives también ha pedido la absolución de Iñaki Urdangarin con todos los pronunciamientos favorables. Ha asumido el papel de poli bueno en su tendencia a tender puentes con sus excelentísimos: los miembros de la Fiscalía Anticorrupción, de Hacienda y, por supuesto, del Tribunal que resolverá sobre el futuro de su cliente. Solo ha filtrado con cuentagotas mensajes enmascarados contra las actuaciones de los antes mencionados y suscribiendo las palabras de su colega González Peeters.

Vives ha manifestado que no todo lo que su patrocinado proponía a las Administraciones públicas era admitido por éstas y, de hecho, ha aseverado que "si bajo el brazo no traía algo interesante, nadie le contrataba". En este sentido, por ejemplo, ha explicado que Urdangarin "ni pretendió cobrar ni cobró nada" por colaborar con la preparación de la candidatura olímpica de Madrid 2016, y si se volcó en esta labor fue "por su país y por algo que lleva especialmente dentro, todo el movimiento olímpico".

Y ello "aunque mucha gente no se lo crea", ha apostillado el letrado, quien ha incidido asimismo en que su patrocinado no pudo percibir cantidad alguna de los fondos que la Fundación Madrid 16 pagó a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social -considerada sucesora de Nóos- para preparar la candidatura puesto que "no tenía poderes" en la misma "ni firma en bancos".

También ha criticado la "inicial precondena" efectuada por "un determinado jefe de la Casa Real" al exduque y que "fue el primero en tirar la piedra sin estar libre de pecado", en referencia velada al que fuera jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, que calificó de "no ejemplar" el comportamiento del marido de la Infanta Cristina y quien fue investigado en la causa de las tarjetas black. Sin embargo, ha manifestado que no criticará este hecho como tampoco "el desarrollo de la fase de instrucción", en la que se analizó la vida privada de Urdangarin, ni el comportamiento de "determinados medios de comunicación que pudieron disponer de determinados documentos".

Recta final del juicio

Solo restará el turno de última palabra. El último trámite, peculiar por voluntario y porque involucra de lleno a los 17 integrantes del banquillo de los acusados. Pese a que el Tribunal calculó para este miércoles la sesión final de la vista, es posible que se retrase la comparecencia final de quienes se enfrentan a penas. Días de máxima expectación en un procedimiento marcado por su profundo impacto mediático.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios