Menú

Rajoy coloca a Cospedal en la negociación y solo ve margen si el PSOE se abstiene

Tras despachar con Rajoy, CC alerta en esRadio de la posibilidad de otras elecciones. Cospedal se hace un hueco en la foto de Moncloa.

40
Rajoy y Cospedal reciben a los líderes de Coalición Canarias en Moncloa.

Mariano Rajoy ya solo ve factible la posibilidad de gobernar en minoría. Atrás quedaron sus pretensiones de alcanzar una gran coalición, que por otro parte nadie llegó a creerse dentro del propio PP. A lo sumo, intentará alcanzar un acuerdo de mínimos con el PSOE y Ciudadanos, que incluya los Presupuestos para 2017, el techo de gasto y los compromisos con Bruselas. Pero, para ello, el presidente y su entorno se reafirmaron en que es imprescindible la abstención de los socialistas. De lo contrario, insistieron, "no se pueden descartar" unas terceras elecciones en España.

Este martes, Rajoy inició con Coalición Canaria su ronda de contactos para intentar alcanzar apoyos, y sus líderes salieron del despacho -que duró alrededor de hora y media- convencidos de que, sin el PSOE, apenas habrá margen de maniobra. Y se mostraron preocupados. Tanto que José Miguel Barragán, secretario general de CC, llegó a decir en el programa de Dieter Brandau de esRadio que, hoy por hoy, ve más probable la celebración de otros comicios que un pacto. "Si estos son los números, no hay posibilidades de Gobierno, ojalá me equivoque", declaró.

En Moncloa, Barragán no se mostró tan pesimista, y avanzó que, en esta ocasión, Rajoy sí estaría dispuesto a aceptar el encargo del rey don Felipe para enfrentarse al debate de investidura la última semana de julio. Ni Moncloa ni Génova confirmaron este extremo, más allá de precisar que el presidente está buscando los votos afirmativos para intentar que haya un Gobierno cuanto antes, a ser posible antes de las vacaciones de agosto. "Es optimista pero realista", apuntó el número dos de CC, que fue con Fernando Clavijo, el presidente regional, a la cita.

En su diagnóstico a puerta cerrada, Rajoy reconoció que está a la espera de la decisión del Comité Federal del PSOE, que se celebra el próximo sábado. "Es la clave", afirmó en privado. Según las fuentes consultadas, el PP está teniendo contactos informales con los socialistas para tantear el terreno y dilucidar si Pedro Sánchez cerrará la puerta del todo -confirmando por escrito su veto a Rajoy- o la dejará entreabierta. Una vez se aclare la incógnita, en Génova dan por descontado que el presidente en funciones llamará al líder de la oposición para mantener una reunión. Por su parte, un día más, apenas se comentó nada de Ciudadanos, partido completamente apartado del foco.

"España no puede permitirse que se repitan las elecciones una vez más, sería un disparate de extraordinarias proporciones", avisó Rajoy el lunes, descargando en el resto toda la responsabilidad de que tal escenario pueda hacerse realidad. En este sentido, su equipo reiteró que, si el PSOE rectifica, las líneas rojas se disiparían en el marco de la negociación. Y ya se están abordando cuestiones tan peliagudas como la confección de la Mesa del Congreso. "También estaríamos dispuestos a abrir el melón de la reforma constitucional", repitieron otras vez desde Génova.

Cospedal, en la foto y en la negociación

Hasta saber la decisión de Ferraz, Rajoy seguirá manteniendo encuentros con las formaciones minoritarias, a excepción de Bildu. Este miércoles, se verá primero con Aitor Esteban del PNV y después con Gabriel Rufián y Joan Tardá de ERC. En Moncloa únicamente dan importancia a la primera de las citas, aunque las fuentes consultadas ya avisan de que se cederá solo "en aquello en lo que podemos". En otras palabras, por ejemplo, "escucharemos todo lo que tengan que decir sobre los presos de ETA" pero "nos mantendremos firmes en nuestra política penitenciaria". Las fuentes consultadas sí vieron opciones de entendimiento en página económica.

El viernes y el sábado, Rajoy estará en Varsovia para participar en la cumbre de la OTAN y, tras ello, estará centrado en la visita de Barack Obama a España. Después, retomará los contactos, hasta que el próximo día 19 se constituyan las Cortes. Y, a su lado, estará María Dolores de Cospedal, que volvió a dejar bien claro que sigue ejerciendo como secretaria general al participar en la reunión con Clavijo en Moncloa. Un hecho que es más que una mera fotografía, según las fuentes consultadas, toda vez ha recibido el mandato del presidente de negociar en un segundo nivel. "Ya lo hizo en el pasado y lo está haciendo ahora", recalcaron desde su entorno.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation