Menú

Carmena, a su salida del hospital: "Empecé a ver borroso a los compañeros del Pleno"

La alcaldesa de Madrid ya está en casa. Su "hipertensión" le jugó este miércoles una mala pasada. Pero ya se encuentra "perfectamente bien".

La alcaldesa de Madrid abandonó este jueves por la mañana el Hospital de la Princesa, donde ingresó ayer tras ser trasladada por el Samur desde el Ayuntamiento. Manuela Carmena tuvo que abandonar el Pleno que presidía al presentar vista borrosa. Los servicios médicos del Consistorio que la atendieron en un primer momento le recomendaron que acudiera a realizarse las pruebas médicas pertinentes.

Finalmente, y aunque se descartó que sufriera alguna dolencia grave, los facultativos decidieron que era mejor que pasara la noche en observación. "Es un tema de mi hipertensión, que la tenía descuidada", explicó Carmena a los medios a su salida. "Ahora salgo con una nueva medicación y con unas indicaciones para estar más al tanto y que no vuelva a ocurrir".

La alcaldesa, que quiso agradecer todas las muestras de cariño y apoyo recibidas, explicó a los medios el episodio que sufrió este miércoles por la mañana: "Yo estaba tranquila, pero empecé a ver borroso a los compañeros del Pleno y se me ocurrió comentarlo". Estos le indicaron que debía ponerlo en conocimiento médico.

La regidora explicó también cómo ha pasado la noche y ensalzó la labor de los médicos que le atendieron así como las instalaciones hospitalarias: "He estado muy tranquila, el hospital me ha parecido fantástico. Estaba en una habitación con otra persona, que hemos aprovechado para charlar un ratito. Y he visto la cantidad de nuevas máquinas que hay para mejorar la salud. Es impresionante ver cómo cada día la investigación avanza. El equipo médico, maravilloso y el hospital, estupendo. Haber mantenido este hospital en el centro de Madrid es algo de lo que tenemos que estar muy orgullosos todos los madrileños y yo especialmente le he dado las gracias a la presidenta de la Comunidad, que me ha enviado un e-mail muy cariñoso".

Según Carmena, su ajetreada agenda política no ha influido en su dolencia. "La vida que yo hago es una vida de trabajo, pero tranquila y sana. Lo único, que hay que cuidarse", dijo. La regidora avanzó que hoy descansará pero mañana presidirá el Pleno, que quedó suspendido hasta este viernes a las 8.00 horas después de que tuviera que abandonar el Palacio de Cibeles. Su voto de calidad, ante la ausencia de concejales del PSOE y Ahora Madrid, es fundamental para que se aprueben las medidas que quedaron pendientes; entre ellas, la "tarjeta de vecindad" para los sin papeles.

Temas

En España

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador