Menú

Bódalo abandona la huelga de hambre tras seis días de dieta

Bódalo se quejaba de su mal trato penitenciario, por ejemplo, haber tenido que compartir celda con un preso condenado por homicidio.

0
Bódalo se quejaba de su mal trato penitenciario, por ejemplo, haber tenido que compartir celda con un preso condenado por homicidio.
Andrés Bódalo | EFE

Hace apenas seis días, el ex edil de Jaén en Común (JeC), podemita pues, y dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Andrés Bódalo, en la cárcel desde el pasado marzo por agredir a un concejal socialista en el 2012, dio comienzo a una huelga de hambre como "protesta por la persecución que ha venido sufriendo estos meses" en la prisión. Pero la huelga ha durado seis días aduciéndose problemas de salud del preso para justificar su conclusión.

En mayo de 2016, militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores se pusieron en huelga de hambre en Madrid para lograr la libertad del condenado Andrés Bódalo. El buen aspecto de los huelguistas tras 22 días de dieta total originó dudas acerca de la huelga y en algunos casos, la hilaridad sobre la milagrosa "dieta Bódalo".

En este caso, el SAT ha tenido que anunciar que Bódalo ha abandonado su corta huelga de hambre que comenzó el 3 de noviembre por la noche.

Bódalo, que fue ingresado por problemas de corazón en dos ocasiones antes de esta huelga de hambre, se quejaba de su mal trato penitenciario, por ejemplo, haber tenido que compartir celda con un preso condenado por homicidio. Además, se quejaba de vejaciones y amenazas, de haber sido condenado a una celda de aislamiento por una falta de respeto y otros comportamientos.

Pero esta vez los funcionarios de la prisión contestaron al mismo tiempo que Diego Cañamero anunciaba que iba a intentar ver al Papa para pedir su mediación en la liberación del sindicalista por ser "inocente". Otros, como Pablo Iglesias, Alberto Garzón y José María González Kichi han pedido el indulto.

Bódalo lleva siete meses en prisión por haber sido condenado a tres años y medio de prisión por agresión a un primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jódar, en Jaén, durante una protesta del SAT en 2012.

Aunque Bódalo ha negado que se haya enfrentado a ningún trabajador de la cárcel, la versión de los funcionarios contradice radicalmente la suya. Según el preso, se lleva bien con todos los presos y funcionarios y que lo único que hace es pedir su libertad.

Pero según los funcionarios, tres sindicatos de prisiones nada menos al unísono, no hay persecución sino aplicación de la legislación vigente. En su comunicado, dijeron que el preso "ha demostrado su total inadaptación al módulo en que se encuentra, Módulo de Respeto, según consta en varios informes de los funcionarios, a pesar de ser este departamento de los de mayor nivel".

En su informe añaden que tras pedir el pasado 12 de julio un cambio de celda, se le comunicó que no había celdas vacías disponibles. En ese momento, Bódalo profirió amenazas y coacciones contra el funcionario que se lo comunicó advirtiendo que podían pasar cosas muy graves de no atender su petición de traslado.

Igualmente añadieron que Bódalo se negaba a limpiar la celda y que varios de los presos con los que convivió en el recinto habían pedido dejar de compartir celda con él.

Al parecer, la versión de los funcionarios sobre lo ocurrido en la cárcel ha precipitado el fin de una huelga de hambre que se justificaba en una supuesta "persecución negada por todos los sindicatos de funcionarios presentes en su cárcel.

En España

    0
    comentarios

    Servicios