Menú

Las claves de la nueva misión de los GAR de la Guardia Civil en el Sahel africano

Se creará una compañía de intervención rápida en Mauritania, Mali, Senegal, Niger, Burkina Faso y Chad. La formación será en España y en origen.

0
Se creará una compañía de intervención rápida en Mauritania, Mali, Senegal, Niger, Burkina Faso y Chad. La formación será en España y en origen.
Agentes de los GAR de la Guardia Civil. | Archivo

Nacieron para combatir el terrorismo de ETA y, una vez que la banda terrorista está muerta operativamente, colaborarán más allá de las fronteras españolas para intentar terminar con el terrorismo yihadista.

Los Grupos de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil se desplegarán en el Sahel africano para crear unidades similares a la suya en países como Mauritania, Mali, Senegal, Niger, Burkina Faso y Chad. La misión, que contará con un fondo fiduciario de la Unión Europea, tendrá un presupuesto de 41,6 millones de euros a ejecutar en un plazo de 46 meses.

Bajo mando español, miembros de los GAR y de los otros tres cuerpos gendarmes europeos integrados en el proyecto (Gendarmería Nacional de Francia, Carabieri de Italia y Guardia Nacional Republicana de Portugal) se han trasladado a cada uno de los países para realizar un estudio de situación.

Una vez que cada país africano decida si los militares a adiestrar pertenecen a su Gendarmería o a la Guardia Nacional (Mauritania y Burkina Faso ya han elegido que sean los primeros), se entrenará una compañía compuesta por cien efectivos de cada uno de los países y, además, se hará coincidir en algunas actividades a los militares de diferentes países para que puedan conocerse y generar amistad y complicidad entre ellos, que a la larga ayudará en posibles operaciones conjuntas.

El proceso de formación se hará en dos ubicaciones. Al centro de adiestramiento de Logroño, sede de los GAR, llegarán por un periodo de dos meses los futuros cuadros de mando de la compañía y aquellos que sean seleccionados para ser los futuros adiestradores locales de estas unidades de intervención rápida. Además, se hará coincidir a los mandos de dos países diferentes para que se vayan conociendo y tratando.

De manera paralela, instructores de los GAR se trasladarán a los países del Sahel para adiestrar in situ a los miembros de estas unidades, que contarán con un presupuesto por país de 3,7 millones de euros para ser equipadas con material que no incluye ni armamento, ni munición, ni material antidisturbios (uniformes, material táctico y operativo, sistemas de comunicaciones, cisternas de agua o combustible, material informático, vehículos…).

El objetivo de este programa es poder crear en estos países unas unidades especializadas que puedan combatir el terrorismo yihadista, el crimen organizado (tráfico ilícito de armas, explosivos o drogas, por ejemplo) o a las mafias del tráfico ilegal de personas a la vez que apoyan al resto de unidades militares y policiales de sus respectivos países en el control del territorio, algo complicado teniendo en cuenta la orografía desértica del área del Sahel.

Estas unidades de intervención rápida tendrán la autonomía necesaria para desarrollar las misiones anteriormente mencionadas. Para ello, recibirán un adiestramiento especial en la lucha contra la delincuencia peligrosa, pero también en otras materias como protección de la naturaleza, policía judicial e inteligencia, incluyendo además un módulo específico de derechos humanos, género y tráficos ilícitos.

Durante la presentación de la misión, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dicho que el objetivo prioritario del Gobierno español y de Interior "es velar por la seguridad de todos los españoles, pero la seguridad de España comienza garantizando la seguridad lejos de nuestras fronteras. Y para ello debemos asumir retos y desafíos que en estos momentos se presentan en diversas zonas como el Sahel".

En esta línea, ha explicado que el Sahel cuenta con unas fronteras muy extensas y poco definidas en algunos casos que necesitan de un refuerzo en el control por parte de las fuerzas de seguridad, especialmente debido a la presencia en la zona de grupos terroristas yihadistas como Estado Islámico o AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico), además de grupos de delincuencia organizada dedicados al tráfico de armas, de drogas y de seres humanos.

Por último, ha indicado que España lleva varios años apoyando a las autoridades de los países del Sahel en el refuerzo de sus capacidades para hacer frente a esas amenazas y fortalecer la gobernabilidad, la estabilidad y la seguridad de la región "y seguiremos manteniendo un firme compromiso con nuestros vecinos, socios y aliados del área".

En España

    0
    comentarios

    Servicios