Menú

Edurne Uriarte se lanza a la pira con el escote de Jennifer Lawrence

La semana de las chicas de izquierdas logra desplazar a Cataluña de casi todas las portadas. Bravo por las chicas.

0

El Mundo pasa de la huelga. "El procés nació para tapar el 3%, según una nota de Los Mossos". Lo han encontrado entre los papeles que iban directitos a la incineradora. "Espiaron al PP para contrarrestar los escándalos de los Pujol y la financiación ilegal". ¿Espiaron al PP para buscar corrupción? Qué manera más tonta de tirar el dinero, para eso no se necesitan espías. Como dice Fernando Rosell, "la furgoneta de los Mossos interceptada camino de la incineradora está dando mucho de sí". Ya te digo, era una furgoneta-bomba. Y Pedro Sánchez ha reaparecido para pedir una moción de confianza. Una tontada, dice El Mundo, porque "es una herramienta de la Constitución cuya activación es decisión exclusiva del presidente. En cambio, si lo desea, Sánchez sí puede promover una moción de censura, a lo que no se atreve". Con el trabajo que da eso, quita, quita.

El País se apunta al carro de la semana. "Una de cada tres españolas se ha sentido acosada". Hombre, últimamente si una no ha sido acosada no es nadie. Con la cantidad de mujeres con las que ha tratado a lo largo de mi vida y que no conozca a ninguna acosada, ya es mala suerte, oye. "Un 82% de encuestados ve motivos suficientes para la huelga del día 8 contra la discriminación de la mujer". Es más, según Francisco Camas García "tres de cada cuatro hombres de España reconocen que la huelga feminista del 8-M está justificada". ¿Y quién es ese cuarto hombre que ha dicho que no? ¡Un héroe! Al pobre le van a tener que poner protección policial.

ABC contradice a El País con otro porrón de datos. "La maternidad dispara 20 puntos la brecha del empleo". "La EPA refleja que la ocupación es idéntica entre hombres y mujeres sin hijos. Jueces, periodistas y médicos, profesiones cada vez más femeninas". Esto es la guerra. Edurne Uriarte se arriesga a que la arrastren por los pelos criticando el escote de Jennifer Lawrence, con un par. Ese escote explicaría "la parte de responsabilidad de las propias mujeres en la continuidad de nuestra situación de desigualdad, una responsabilidad que no aparece por ninguna parte en las denuncias de las organizaciones convocantes de la huelga". Pero además Edurne comete la osadía de recordar cuando Jennifer apareció en Londres con un frío que pelaba "sin apenas ropa encima mientras los compañeros de reparto de la película iban tapados hasta las orejas. Para reafirmar la vieja idea de que, de ellas, importa el cuerpo, una percha para el modelito de turno, y de ellos, su mente, el intelecto (…) Para las mujeres que queremos ser respetadas por nuestro intelecto, el efecto es lamentable. La perpetuación del mensaje de que son ellos quienes tiene las ideas y ellas el cuerpo". No hay que irse tan lejos, Edurne. Sal una Nochevieja o noche de Reyes a la calle, ya llueva, truene o caigan chuzos de punta y verás a las chicas con medias finas y minifaldas pregonando aquello de que para presumir hay que sufrir o chica sexy nunca tiene frío. "El 8-M es una huelga populista dirigida por la extrema izquierda que excluye al menos a la mitad de las mujeres y de las feministas". Y como todo lo que hace la izquierda imponiendo a los demás.

La Razón abre con Italia. "Eurofobia: la mitad de los italianos vota contra la UE". Sobre mujeres escribe José María Marco. Muy políticamente correcto, no vaya a ser… "Sí que sigue existiendo desigualdad, ademas de un machismo rampante que muchas veces ni siquiera se da cuenta de su propia existencia, también entre los partidarios de la huelga". Uf, sí. Que le pregunten a Monedero. El broncazo que le echaron las chicas podemitas por machista durante aquel curso de verano en Cádiz que recordó Dieter Brandau en su editorial de Es la tarde de Dieter el viernes pasado. Yo me apunto al manifiesto de Reyes Monforte. "Que nadie vuelva a decirle a una mujer lo que debe o no debe hacer o pensar, nadie, ni un hombre ni tampoco una mujer. En eso consiste la lucha, la independencia, la igualdad y el respeto". ¿Respeto? Las femifascistas desconocen el significado de esa palabra, pandilla de abusonas intimidatorias.

En La Vanguardia, la columna de Pilar Rahola constata el estado comatoso del independentismo. Se ha ido al otro lado del Atlántico para tomar distancia y esto es lo que ha visto. "No hay mucha grandeza en los acontecimientos de los últimos días (…) Tengo la impresión de que la situación ha derivado hacia el esperpento". Los indepes han demostrado tener más paciencia que santos, su capacidad "para entender y aceptar lo incomprensible". "Pero es demasiado pedir resistencia mientras los líderes políticos perpetúan un espantoso ridículo". "¿Qué carajo es esto?". "No nos pidan que entendamos este sainete, nacido de las miserias de la baja política. Resuélvanlo ya. Y si no son capaces tiren la toalla y hagan presidenta a la tal Arrimadas. Total, hay veces que parece que trabajen para ella". La tal Arrimadas, que tipa esta Rahola. La más enloquecida de las indepes está hasta la coronilla, el acabose.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation