Menú

Los barones dan carta blanca esta vez a la 'alianza Frankenstein' de Sánchez

Hasta Susana Díaz, a quien no consultó ayer Pedro Sánchez, dice que "confío en mis compañeros y en que tomarán la mejor decisión".

0
Hasta Susana Díaz, a quien no consultó ayer Pedro Sánchez, dice que "confío en mis compañeros y en que tomarán la mejor decisión".
Susana Díaz en el Rocío | EFE

Fueron los barones del PSOE los que en la llamada "primera vida" de Pedro Sánchez como secretario general derrocaron a su líder en el fatídico Comité Federal de hace dos años, el de octubre de 2016. Uno de los argumentos esgrimidos en privado por los barones críticos con Sánchez fue entonces el de la intención de su líder de pactar un Gobierno 'Frankenstein' con los independentistas y nacionalistas de ERC, PDeCAT, PNV y Bildu.

La posibilidad de reeditar la opción 'Frankenstein' y recabar los citados apoyos en el debate de una moción que presentaría como candidato a la presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez no obtiene ahora ni un solo reparo por parte de los mismos actores políticos que acabaron en su día con su jefe en el cuartel general de Ferraz, 70.

Tampoco por parte de su mayor detractora, su ex contrincante en las primarias, Susana Díaz. Desde Andalucía, la presidenta andaluza ha mostrado su respaldo al afirmar que "ésta decisión le corresponde a mi secretario general y yo confío en mis compañeros y estoy convencida de que ellos siempre van a tomar la mejor decisión pensando en nuestro país y en la responsabilidad que siempre ha tenido el Partido Socialista".

Opinión favorable de la baronesa socialista que fue una de las pocas a quienes no consultó Sánchez en la tarde del jueves en ese gabinete de crisis o ronda de llamadas telefónicas con las que sondeó a los principales dirigentes socialistas sobre una moción de censura. Favorable también la opinión de otro ex contrincante, el presidente valenciano Ximo Puig, quien enmarcó la decisión en la "lógica democrática".

En una entrevista a La Sexta, el susanista Puig también defendió la iniciativa del PSOE ante la ausencia de movimientos del presidente del Gobierno. "En cualquier otro país, el presidente del Gobierno habría tomado la decisión a los cinco minutos de la sentencia. Como no la tomó, la toma el PSOE. La realidad es que la situación ya no da más de sí y hay que tomar decisiones" y "todos" los partidos tienen que aportar porque España se está jugando mucho. El PSOE lo máximo que puede hacer es presentar una moción y presentarse como alternativa para después convocar elecciones".

Puig tampoco fue consultado por Sánchez pero no quiso criticar este extremo a diferencia de otro de los barones del bando crítico: el presidente aragonés, Javier Lambán que hizo saber que "no me llamó para hablar de esta posibilidad" y que se limitó a respaldar escuetamente: "Si el PSOE la ha presentado, es la primera noticia que tengo, e imagino que Sánchez tendrá muchos motivos para hacerlo".

Lambán no desaprovechó la oportunidad de dejar caer el ninguneo de su líder a los barones críticos pero también le apoyó públicamente: "Presentar la moción de censura puede ser la forma en que el PSOE la asuma como principal partido de la oposición" y confió en que Pedro Sánchez "tendrá muchos motivos" para haberla presentado "y cuando me los explique, estaré en disposición de compartirlos con él".

Respaldo tibio también fue el del presidente asturiano, Javier Fernández, quien aseguró: "Yo respeto la moción de censura y que desde luego no voy a valorar antes de que los órganos de direcciones del partido y el propio secretario general hagan una valoración", dijo antes de la comparecencia del líder del PSOE. Sí calificó de "insostenible" la situación del Gobierno de Mariano Rajoy ante la que "el PSOE tiene pocas alternativas".

El apoyo es lógicamente más efusivo entre los partidarios de Sánchez comenzando por un miembro de su Ejecutiva, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara: "Nadie podrá dudar nunca de la lealtad a la Constitución Española" del PSOE, en la que "nace la moción de censura". Desde Baleares, otra fiel pedrista, Francina Armengol, se mojó diciendo que "la moción de censura es la decisión adecuada. El PP no puede continuar gobernando. España se merece un gobierno alternativo, un gobierno de izquierdas que garantice la regeneración democrática".

Y desde Castilla-La Mancha, no hubo declaraciones pero sí un comunicado de la federación y comunidad presidida por Emiliano García Page en el que ha pedido a las fuerzas constitucionalistas y, en especial, "a aquellas que han llevado en sus programas electorales la regeneración de la vida democrática" -en un claro guiño a Podemos y Ciudadanos-que apoyen la moción de censura que los socialistas han registrado en el Congreso de los Diputados con el fin de elegir a un gobierno "limpio" y que "no esté tachado por la sombra de la duda de la corrupción".

En España

    0
    comentarios

    Servicios