Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Alarma ante el "ordeno y mando" de Sánchez para imponer su radicalismo sin pasar por las urnas

Para haber llegado de chiripa a la Moncloa y pretender estar sólo dos años, Pedro Sánchez impone una actividad frenética.

0

El Mundo cuenta que "Sánchez ataca a la concertada y defiende la enseñanza sólo en catalán". Nada nuevo en los socialistas, por otra parte. El editorial de Francisco Rosell le atiza sin piedad. "El Gobierno socialista actúa como siempre bajo premisas ideológicas sectarias". "La prioridad es derogar la ley del antecesor en La Moncloa y colocar la ideología por delante en detrimento de criterios técnicos y meritocráticos". El cuento de nunca acabar en la educación. Los columnistas están mosca con las barrabasadas legislativas sobre el sexo de Calvo. Arcadi Espada dice que "las agresiones sexuales han descendido notablemente, por más que las imposturas oportunistas de políticos ínfimos traten de hacer creer que vivimos en el Apocalipsis. La mayor facilidad de acceso al cuerpo femenino reforzaba, paradójicamente, la fuerza del no, que cualquiera ha sabido siempre interpretar. Y que la inmensa mayoría de los hombres ha respetado, porque hay pocas cosas más humillantes que torcer mediante algún tipo de violencia la voluntad sexual de una pareja". Gistau confiesa que no vio venir el momento en que "el hombre sería percibido en sociedad como un predador natural de la mujer, como un abusador potencial que justificaría la impugnación de ciertos preceptos sagrados, tales como la igualdad ante la ley. Las cosas se han puesto tan raras, y penaliza tanto matizar las consignas de esta ola de empoderamiento, que casi se hace obligatorio precisar que, el escribir columnas como ésta, uno no jalea a violadores ni manadas. Uno sólo expresa cuán aberrante es que existan dos presunciones de género, la de culpabilidad y la de inocencia, que pondrán los destinos de muchos hombres al albur de lo que una mujer quiera decir de ellos". Pobres, están realmente acojonados. Tranquilos, las femifanáticas no son mayoría, es sólo que hacen mucho ruido. Y por cierto, ¿qué fue del mantra de la izquierda de no legislar en caliente?

El País se va por los cerros de Úbeda y no abre con ninguna de las fascistadas de Pedro Sánchez. "Condena a España por incumplir el pacto de refugiados de la UE". El periódico de hoy no lleva nada de interés. Las habituales arremetidas contra Trump –Lluis Bassets le llama el "Atila americano"–, columnas femi escritas por hombres como la de Javier Sampredro diciendo simplezas como que "creemos que el mundo será mejor cuando dejemos de excluir a las mujeres". Cómo será El País de este jueves que lo mejor es la columna que dedica Luz Sánchez Mellado a Terelu. "Esta mujer tiene algo. Con ella no bostezo como con otros payasos de la tele. Con ella me muero de risa o me mato de vergüenza (...) Ayer le extirparon otro tumor después de que nos lo contara ella misma previo pago. Puede no ser elegante. Puede parecer obsceno. Pero es humano. Ese es el algo que tiene Terelu (…) Puede que esté en nuestras antípodas. Pero, a veces, las antípodas somos nosotros . Y nosotras. Va por ella". Vamos que primero pone a parir a Terelu y luego se compadece de ella. Y esta es la única columna que dice algo hoy en El País, así están las cosas en el periódico de Prisa.

ABC hace la lista de las ocho "medidas de Sánchez". "Todo sin urnas y con 84 diputados". "Tras solo 40 días de gobierno, el presidente anuncia una serie de medidas de marcado carácter electoral e ideológico sin contar con el Congreso". Ni con los votos, ni con los ciudadanos. Bieito Rubido le presagia "una monumental derrota en las próximas generales. Acepto apuestas". En el editorial insiste en que "la orientación de las medidas anunciadas por el Gobierno en su primer mes en la Moncloa demuestra un sesgo radicalizado que recuerda demasiado a la primera etapa de Zapatero, esta ocasión sin pasar por las urnas y con solo 84 diputados". Realmente extraño. Sabe que perderá los votos de centro. ¿Osadía? ¿Planes ocultos? Isabel San Sebastián desahoga su rabia por la "patochada protagonizada por Sánchez con Torra", otra pedrada memorable. "¿Cómo se sentirían los españoles de Cataluña, los millones de catalanes que son y se sienten españoles, viendo al presidente de su Ejecutivo claudicar de un modo tan flagrante ante el líder del movimiento secesionista que pretende arrebatarles su nacionalidad y su patria, poniéndose el Estado de derecho por montera? (…) La traición a la nación y a la ley perpetrada desde Madrid resulta particularmente descorazonadora para quienes están dando la cara en Barcelona. Tan descorazonadora como vil. Y todo por unos meses más de poltrona…". Esperamos que sólo sean unos meses más...

La Razón tira en el titular por la memoria histórica. "El Gobierno 'verificará' la historia del franquismo". En el editorial se centra en la rajada de ayer de Celaá y el "decretazo educativo de Sánchez". "Una vez mas, la izquierda española se dispone a imponer sus postulados ideológicos educativos, que devienen en obsesión, aunque para ello haya que pasar por encima de los principios de libertad de elección y de conciencia" y "en lugar de buscar el consenso, se elige la vía de la imposición". El "ordeno y mando", dice Cristina López Schlichting. Y sin urnas ni votos, porque yo lo valgo. ¿No tiene escrúpulos Pedro Sánchez? A lo mejor es bueno que se haya descubierto tan pronto como un radical de extrema izquierda podemita autoritario.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios