Menú

La 'jugada Redonda' para Pedro Sánchez: sentencia del 1-O, elecciones el 10-N y 155 en campaña

Fuentes de Moncloa explican a LD que todo estará condicionado por la sentencia del 1-O. "Si sale en septiembre, vamos a elecciones".

0
La 'jugada Redonda' para Pedro Sánchez: sentencia del 1-O, elecciones el 10-N y 155 en campaña
Pedro Sánchez y Adriana Lastra | EFE

Las intenciones del Gobierno no son nuevas: investidura en septiembre y evitar elecciones. Pero sí sus perspectivas. "Objetivamente vamos a elecciones", señalan a Libertad Digital fuentes del Gobierno a tenor de la discrepancia entre los deseos del Gobierno y las posibilidades de alcanzarlas: "No se dan, a día de hoy, las condiciones para un acuerdo". En Moncloa creen que en septiembre será más fácil: "Podemos estará más débil y la presión se incrementará sobre todos nosotros", lo cual podría provocar una rectificación de los distintos partidos de la oposición.

Ahora bien, el escenario dará un giro de 180 grados si se adelanta la sentencia del 1-O a mediados de septiembre tal y como adelantó este diario la semana pasada. "Entonces no hay nada que hacer", cree el Ejecutivo porque una sentencia en septiembre "precipitará todo hacia unas elecciones" el 10 de noviembre y un otoño caliente en las calles en Cataluña.

De hecho, no es casual que el único interlocutor al que ha recibido el Gobierno esta semana haya sido a ERC. La reunión mantenida ayer por la portavoz socialista, Adriana Lastra, y el republicano, Gabriel Rufián, tenía un objetivo concreto que era el de sondear a ERC en caso de que se produjera este nuevo calendario en septiembre. Y Rufián dejó clara su respuesta: en septiembre, no pueden contar con ERC.

Este es el motivo del nuevo pesimismo del Gobierno. En septiembre no habrá posibilidad de Frankenstein. La alianza con los independentistas quedará cegada y sólo quedará un camino: la rectificación de las tres principales fuerzas de la oposición, PP, Ciudadanos y Podemos. Es por este motivo que, dando por descontada la derrota de julio, el Gobierno se ha enfrascado en una ofensiva contra las tres principales formaciones de la oposición en aras de ir minando sus posiciones maximalistas y preparando el terreno para septiembre o, quizás, para unas elecciones en noviembre.

En el caso de la formación de Iglesias, se trata de rescatar la famosa pinza acuñada en tiempos por el exdirigente de IU, Julio Anguila con el PP y contra el PSOE. Argumento utilizado este miércoles por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo: "Si el señor Iglesias vota que 'no', va a votar exactamente igual que el señor Abascal; igual que el señor Casado, igual que el señor Rivera. Un frente común al sistema democrático en el que le van a decir que 'no' a quienes han votado mayoritariamente al PSOE, no al señor Sánchez".

Un remake de la pinza que se intensificará en los próximos días por parte de un Gobierno que también presionará por el flanco derecho a PP y Ciudadanos con el argumento de la estabilidad nacional que han puesto en juego ambas formaciones por no haber querido evitar un Gobierno con los independentistas pese a haberlo tenido en su mano.

Fuentes del Ejecutivo no descartan verse obligados a aplicar un 155 en septiembre tras un adelanto de la sentencia del 1-O y con revueltas en las calles de Cataluña y una vuelta a la ilegalidad flagrante de la Ley por la autoridades catalanes. "Podemos buscar argumentos jurídicos para la aplicación, incluso estando en funciones", explican desde Moncloa. Eso tendría lugar en el peor escenario, el de la repetición electoral por el adelanto de la sentencia y la contaminación a nivel nacional. Es decir, en el inicio de una campaña electoral y a la espera de que el 23 de septiembre expiren los dos meses de plazo desde la primera investidura hasta la disolución de las Cortes.

Un escenario en el que el Gobierno tendría hecha la campaña: los responsables de la inestabilidad, de ir a elecciones y de tener que aplicar el 155 por un Gobierno en funciones son PP, Ciudadanos y Podemos. Como ha dicho este miércoles la vicepresidenta Calvo: "El mensaje que van a lanzar esos cuatro partidos a las urnas es que no ha servido de nada que hayan ido a las urnas el 28 de abril y el 26 de mayo". Volviendo al principio, en Moncloa quieren investidura en septiembre pero son conscientes de que una repetición electoral le podría salir redonda a los estrategas de Pedro Sánchez que podrían encumbrarle nuevamente a la Moncloa pero esta vez, según sus cálculos, por encima de los 140 escaños.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco