Menú

"Preocupación" en Podemos tras fracasar la reunión: "No quieren negociar sino presentarnos su programa"

Cuatro horas de reunión que terminaron como empezaron: sin acuerdo y sin un sólo movimiento de sus posiciones iniciales.

0
Cuatro horas de reunión que terminaron como empezaron: sin acuerdo y sin un sólo movimiento de sus posiciones iniciales.
Ione Belarra expresa la preocupación de Podemos tras la reunión con el PSOE | EFE

Comenzaba a las 16:30 y a las 21:30 finalizaba como empezó: sin acuerdo. Un fracaso que constatan en este primer asalto fuentes de ambas formaciones políticas que, sin embargo, se emplazan a nuevos encuentros. Más de cuatro horas de supuesta negociación y un sólo punto en común: PSOE y Podemos coinciden en que nadie se ha movido un ápice de sus posiciones iniciales. Tanto es así que a media tarde, fuentes parlamentarias anticipaban el encallamiento pero justificando la continuidad de la reunión: "El primero en levantarse será el culpable".

Una reunión que pintaba mal antes de comenzar. El primer síntoma de una tensión palpable en el ambiente fue la ‘no foto’. El mudo, el tradicional posado ante las cámaras de televisión al inicio de una reunión política, se suprimía a petición de Podemos. Según fuentes socialistas, "no está el horno para apretones de manos y sonrisas forzadas en Podemos"; algo que atribuían a la presión de las bases a Pablo Iglesias para reventar la negociación. Mala señal que se sumaba a las reticencias y recelos entre ambas formaciones y que se constató nuevamente al término del encuentro.

Preocupación en Podemos

Desde Podemos mostraban más enfado. Fuentes de la formación morada han explicado que "el PSOE no quiere negociar un Gobierno. Sólo han venido a presentarnos su documento" programático de 370 medidas que presentó el martes el presidente del Gobierno en funciones. Al término de la reunión, la encargada de hacer declaraciones ante los medios fue Ione Belarra, quien anunció que se han emplazado a celebrar nuevos encuentros pero sin muchas esperanzas: "Nos vamos sinceramente preocupadas porque básicamente han venido a presentarnos un programa electoral".

La portavoz morada añadió más motivos a su malestar: "Se han mostrado profundamente inamovibles en las posiciones en las que ya se mantenían. Han venido a presentar una tercera vía que en realidad es la primera y la única vía que ha mantenido el PSOE que es la del partido único".

Tranquilidad en el PSOE

Tomando los estados de ánimo como medidor de las intenciones ocultas de ambas formaciones, si el de Podemos era la preocupación, el del PSOE, la aparente indiferencia. "Hemos constatado las diferencias", decía la portavoz, Adriana Lastra, quien se consolaba con que "ha sido una reunión larga, al menos nos hemos sentado a hablar" y esperaba hacerlo nuevamente en los próximos días.

Lastra dio la razón a Belarra al reconocer que "hemos venido a presentar las 370 medidas de su propuesta" y con la voluntad de dejar a un lado los "reproches. No puede haber vencedores ni vencidos en una negociación y de lo que se trata es de llegar a un acuerdo y en eso está trabajando este partido y esta comisión negociadora". Un intento de estirar el chicle de la negociación que pretende seguir hasta el mismo día 23 de septiembre en que se convocarían automáticamente elecciones. Porque "el primero que se levanta será el culpable".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios