Menú

Marhuenda encabeza la rebelión contra Casado

El terror al gobierno insomne se extiende y la presión que sufrieron Pedro Sánchez en su momento y Rivera después, se desplaza a Casado.

0

El Mundo

"ERC alienta la violencia y Bildu ya es decisivo para gobernar". El editorial dibuja un panorama para exiliarse. "Gobernar apoyándose en el sececionismo causa alarma". Así que El Mundo apela a los "críticos del sanchismo a alzar la voz". ¿Cómo van a alzar la voz si los muertos no hablan? "Cabe preguntase si hay vida en el PSOE". Claro, la vida podemita. Continúa el debate sobre Ciudadanos y Rivera. Para Javier Redondo, "la razón asistía a Rivera" con lo de la banda y el botín. "Lo que Rivera no vio es que esa intriga pasaba por desahuciarle". Lo que Rivera no vio, estaba demasiado concentrado en su propio ombligo, es que si realmente creía que la banda estaba hecha y que Sánchez jamás pactaría con él, tenía en su mano ofrecerse para que Sánchez no tuviera más remedio que retratarse. Entonces otro gallo hubiera cantado y la factura no la habría pagado él. Como hizo Iglesias, mucho más listo, que ofreció todo tipo de opciones –incluso excluirse él mismo– hasta que desenmascaró a Sánchez. Elisa de la Nuez cree que "el afán de sustituir al PP cegó a Rivera; el partido estaba dominado por un único líder obsesionado con las encuestas". Pero "no tengo dudas de que un partido como Ciudadanos es imprescindible. Hará falta recuperar el talento, la ilusión y el entusiasmo perdidos y no será fácil. Pero si de algo podemos estar seguros es de que necesitamos como argamasa de nuestra democracia un partido de centro capaz de virar a su izquierda y a su derecha". Y para demostrarlo, El Mundo lleva un análisis del voto que dice que "un millón de votos de Ciudadanos se fueron a la abstención". Que los votos están ahí, sólo hay que recuperarlos. Así que Inés, deja de llorar y a por ellos, que Sánchez te lo está poniendo en bandeja.

El País

"ERC alienta la protesta en Cataluña horas antes de negociar la investidura". "El PSOE excluye a Vox y Bildu de su ronda de contactos". No nos hagas reír, ¿como en Navarra? Cristina Monge prueba a ver si aún da resultado la presión a Ciudadanos con el espantajo de Vox, como si Sánchez no hubiera pactado con Iglesias, golpistas, terroristas y lo mejor de cada casa. "A día de hoy el pacto precisa la abstención en segunda vuelta de Ciudadanos o de Esquerra. Si la formación naranja se niega a colaborar, se estará aliando de nuevo con la extrema derecha y la derecha extremada. Si opta por el acuerdo, puede recuperar su posición de bisagra, cuya pérdida tanto daño le ha ocasionado". ¿Colaborar con la extrema izquierda del PSOE y la izquierda extremada de Podemos? Lo que ha hecho daño a Cs no ha sido no apoyarlo, sino no haberlo evitado.

ABC

"Los socios de Sánchez le pasan la factura". A pasar por ventanilla. Isabel San Sebastián no se ahorra leches al demente que preside el gobierno. "La ambición del socialista no conoce límites, ni barreras éticas, ni sentido del ridículo. Cualquier felonía es válida con tal de conservar el poder. No hay traición demasiado abyecta ni precio excesivamente alto. Una vez perdida sin remedio la escasa credibilidad que pudiera conservar los ojos de los más ingenuos, Sánchez no tendrá inconveniente en romper, una tras otra, las promesas formuladas en campaña (…) Se ha rendido a su adversario tras perder clamorosamente el órdago que le lanzó". Aún así, abre una venta a la esperanza. "No durará mucho el monstruo".

La Razón

"Feijóo lidera al PP que pide un pacto de Estado con Sánchez". Feijóo poniendo zancadillas a Casado con el apoyo de Marhuenda. "La posición de Casado no convence a todo el partido". "Todavía hay soluciones que requieren de la responsabilidad de sus actores: Sánchez podría ser investido con el apoyo de los 10 diputados de Cs y la abstención del PP", dice el editorial. "La tesis de que el PP está obligado a jugar el balón, actuar como un partido de Estado y diferenciarse de Vox como partido antisistema, la comparten otros presidentes autonómicos, alcaldes de primer nivel y buena parte de los cargos populares que ocupan puestos institucionales", dice Carmen Morodo. Aprieta Iñaki Zaragüeta. "Pablo Casado acertaría ofreciendo una alternativa para apoyar la investidura de Pedro Sánchez". "El PP y Cs están obligados por responsabilidad a facilitar una vía que nos libere de un gobierno socio comunista. Sabemos que rechazará la oferta pero PP y Cs habrán cumplido con su compromiso de servir al pueblo español". Perfecto, pero el PP se vale solito para esa operación. Cs está en la UCI, mejor dejarle en paz hasta que se recupere. También Cristina López Schlichting clama ante "el escenario pavoroso" que se avecina. Pedro Narváez defiende a Vox de los ataques de Rosalía y su pandi y pregunta por qué hay que "joder a Vox", pero no hay que joder a ERC, Bildu, JXCAT, la Cup… "Visto lo visto estos días, queda guay hasta desear a la mujer de Abascal que la violen. Es una obsesión de la enfermedad terminal que termina por volverlos dementes".

La Vanguardia

En el lado catalán, Enric Juliana uno de los promotores de lo que Federico llama el Can Roures (PSOE-Podemos-ERC) intenta quitar hierro y blanquear el pacto de insomnio. "A la comisión europea no le quita el sueño que Podemos entre en el gobierno de España", "luz verde de Bruselas a la alianza gubernamental del PSOE y Unidas Podemos". Juliana es un hombre feliz. Agárrense los machos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios