Menú

Arrimadas anima a los diputados socialistas a anteponer "valentía" al cargo y Sánchez le pide "respeto"

La portavoz de Ciudadanos y el líder socialista protagonizan un bronco duelo con varias alusiones a Rivera.

0
La portavoz de Ciudadanos y el líder socialista protagonizan un bronco duelo con varias alusiones a Rivera.

No era su primera vez en la tribuna de oradores del Congreso pero sí su debut como jefe de filas de Ciudadanos. Inés Arrimadas se estrenaba como líder parlamentaria nacional y protagonizaba un bronco debate con Pedro Sánchez, a imagen y semejanza de los que mantuvo en los dos últimos años Albert Rivera.

El expresidente de Ciudadanos, al que ya por la mañana había citado Sánchez, recibiendo la respuesta de Pablo Casado, que elogiaba el "patriotismo" del expolítico catalán, se convertía en inesperado protagonista de buena parte del duelo. "Saque más el ejemplo del señor Rivera" le terminaba espetando Arrimadas al candidato a la presidencia, asegurando que su antecesor dimitió tras un mal resultado, algo, señalaba, que no hizo Sánchez cuando perdió elecciones con los peores resultados históricos del PSOE. Sánchez, en su réplica, había hurgado en la herida del batacazo naranja el 10-N, a su juicio motivada por los pactos autonómicos con Vox.

Lo hacía, incluso, de forma tan gráfica como hiriente: "Podríamos decir que Vox es tapa dura, el PP tapa blanda y Ciudadanos una edición de bolsillo". Sin embargo, lo que más irritaba al líder del PSOE era la apelación, reiterada por Arrimadas, a que los cargos y diputados socialistas antepusieran el interés general y la "valentía" personal a sus sueldos. "Ustedes igual se ríen o lloran, o lo que les diga Sánchez, porque al final hay que cobrar" afirmaba la portavoz naranja mirando a la bancada socialista. Sánchez decía no querer "entrar en el barro" pero le pedía "respeto" para sus parlamentarios. Además, ridiculizaba su ronda de contactos con los barones socialistas asegurando que él mismo le podía pasar "el móvil" de alguno de ellos.

Arrimadas arremetía duramente contra un gobierno con "ministros comunistas" y con el respaldo de ERC, preguntándole a Sánchez "qué significa" que el portavoz de los independentistas, Gabriel Rufián, que le había precedido en el uso de la palabra, hubiese empleado desde la misma tribuna de oradores la palabra "amnistía". "Usted está dejando de responder a un millón seiscientos mil votantes de Ciudadanos, para empezar, pero estoy convencida de que hay muchísimos más que quieren saber qué significa eso que acaba de decir el señor Rufián de que la despolitización incluye la amnistía" concluía Arrimadas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios