Menú

Iglesias recupera el tono mitinero y pide a Casado y Abascal que pongan distancia con el Rey

Cita a Juan Carlos I para vincular la legitimidad de la corona a su alejamiento de la derecha.

0

Pablo Iglesias, que desde las elecciones del 10-N había mantenido una contención casi inédita en sus palabras públicas y en sus formas, durante toda la negociación a tres bandas entre PSOE, Podemos y ERC, recuperaba este martes su célebre tono mitinero en la tribuna del Congreso, el último que hará antes de convertirse en vicepresidente del Gobierno de España. El líder de la formación morada decía haber cambiado su discurso mientras escuchaba a Pablo Casado y Santiago Abascal para, a continuación, hacerles una muy medida réplica. En particular, les recomendaba que "si quieren ustedes defender a la monarquía, eviten que la monarquía se identifique con ustedes".

Casado había comenzado su discurso con un elogio de Felipe VI y Abascal lo terminaba dando un viva al jefe del Estado. Iglesias decía que ambos habían hecho un "despliegue de autoritarismo y de falta de respeto institucional" y ponía como ejemplo al Rey emérito: "Si algo sabía Juan Carlos I, que venía de donde venía y que fue Rey por lo que fue Rey, es que solamente alejándose de la derecha la institución podría pervivir. Quizás, paradójicamente, se hayan convertido ustedes en la mayor amenaza para la monarquía en España, es una cuestión de inteligencia" afirmaba, recibiendo una fuerte ovación de su bancada.

Iglesias, mirando al futuro, lanzaba un mensaje a "mujeres"; "migrantes"; "gais y lesbianas"; "exiliados económicos"; a los "compatriotas" que "vivan su identidad territorial con libertad, el próximo gobierno va a defender sus lenguas, sus instituciones y su libertad para emocionarse con los símbolos que quieran" y, también, a la "gente trabajadora". Colectivos todos ellos, blasonaba, que será defendido por el nuevo Ejecutivo.

Antes de concluir, se dirigía a "Pedro" para pedirle al candidato a presidente que "frente a los intolerantes, los provocadores, y los que quieren llevar a España al pasado tengas el mejor tono, y que tengas también la mayor firmeza democrática". A continuación, se dirigía al escaño de Sánchez para estrecharle la mano (esta vez no hubo abrazo) y retornaba a su escaño. La próxima vez, el asiento que ocupe será de color azul.

En España

    0
    comentarios

    Servicios