Menú

El pánico se desata: Iglesias instaura un régimen comunista

Las últimas medidas del Gobierno claramente podemitas desatan una ola de pánico mientras Casado se planta.

0

El Mundo

"Moncloa prevé una moratoria en las cuotas a la Seguridad Social de hasta seis meses". Mientras, Rosell no renuncia a denunciar la "falta de cohesión política, la descoordinación y la improvisación. Este caos provoca entre la ciudadanía española una mezcla de estupor y de honda inquietud". Pero la verdadera no inquietud, pavor más bien, es que "la debilidad de Sánchez está envalentonando a Iglesias y los ministros de Podemos. A ello se suma la deslealtad de no comunicar las decisiones al principal partido de la oposición y el grave error de quebrar la concertación social al seguir anteponiendo la ideología al pragmatismo de la gestión puede resultar particularmente nocivo en esta situación". Ánimo Rosell, que no sabemos lo que durará la libertad de prensa.

Jorge Bustos dice que perdamos toda esperanza, "Sánchez no modificará el cuento que lo sentó en Moncloa". Y el PP ya sabe, o "apoyo gratis o espejito fascista". "Ese espejo de mil aumentos que manejan sus incontables palanganeros mediáticos" con uno de los cuales comparte mesa habitualmente Bustos. "Sánchez está programado para pensar en Sánchez. Ningún virus pude alterar el pétreo diseño de su amoralidad. Él sabe cómo se ha comportado con Casado y teme que Casado sea como él: que le mienta y le dejo solo, abocado a unas elecciones que parecen más letales que el Covid 19". ¿Casado como Sánchez? Ojalá.

"Casado amaga con dejar solo a Pedro Sánchez". Pues que no amague, que lo haga. ¿Sánchez no quiere contar con él? Pues con su pan se lo coma. Representa a la mitad de los españoles que no aceptan una dictadura Sánchez-Iglesias. "El PNV no apoyará parar la economía". No, si al final nos va a salvar el PNV. A lo mejor así purga su pecado original de favorecer la moción de censura dando a Rajoy una puñalada trapera difícil de olvidar.

Y Raúl del Pozo anda un poco despistado, como todos. "Los pesimistas creen que el país se encamina a la quiebra y al rescate con millones de parados y más empresas pequeñas y grandes hundidas". Los pesimistas no, Raúl, los economistas.

El País

"El decreto que para la economía genera confusión y malestar". El periódico que sostiene el Ibex abraza el podemismo y ataca a los empresarios. "Empresarios y PP exigen una rectificación. El gobierno prepara microcréditos a inquilinos y una moratoria de cuotas sociales". Léase, empresarios y PP, malos, gobierno podemita, bueno.

A falta de editorial, vamos a examinar la información, que es donde camufla el periódico su línea editorial. "El PP rechaza por falta de diálogo el decreto que paraliza la economía. "Arrimadas y los socios de la investidura se suman a las críticas al gobierno", ya era hora. Casado "endureció su tono y culpó a Pedro Sánchez de graves errores de forma y fondo". Mira que culpar al presidente del Gobierno, qué desfachatez, si es el portero de Moncloa quien toma las decisiones.

"Además de achacarle la falta de diálogo por no haber contactado con los partidos para pactar las últimas medidas". Qué cosas tiene este facha de Casado, achacar falta de diálogo al que toma decisiones sin consultar con nadie y luego te pide que le apoyes sin rechistar. "Casado se alineó con la CEOE y los pequeños empresarios", con los que nos alineamos todos los españoles que trabajamos sin que nos pague el Ibex ni cobramos del Estado. "Todos los partidos cargaron contra la falta de consenso: Sánchez ni informó de nada a los partidos el domingo". Y esto no es un entrecomillado. "La tensión entre el líder del PP y el presidente va a más. Casado se siente engañado". Eso le pasa por fiarse de Sánchez.

No solo la oposición tiene un cabreo monumental. "Pedro Sánchez corre el peligro de perder la confianza de los gobiernos autonómicos si en el futuro no cuenta más con estos en la adopción de medidas excepcionales". Y no, no son del PP, son Puig, Chivite y Page.

Pero lejos de corregir esta actitud, en un alarde de arrogancia extrema "el ejecutivo aprueba hoy nuevas medidas sin consultar con la oposición". "El presidente lleva hasta ayer ocho días sin llamar a Casado". Casado ya está tardando en mandar al presidente a hacer puñetas.

Y por cierto que El País llama mentirosa a su cadena amiga la SER. "Sanidad no pidió a Madrid que rechazase máscaras hechas por voluntarios". Dice que la información de la SER era "incorrecta".

ABC

"Lealtad sí, pleitesía, no". "Temor entre los empresarios ante las sugerencias de nacionalización de Iglesias". "Una cosa es mantener durante semanas lealtad institucional a un gobierno desnortado, y otra, que la oposición tenga que guardar silencio ante cada error o negligencia", dice el editorial. "Son ellos quienes han roto la unidad política estigmatizando a autonomías del PP, criminalizando a las empresas y reforzando a ministros de una incompentencia acreditada". Hoy manda Pablo Iglesias. "Antes de pedir lealtad a la oposición, debería despreciar públicamente a esos socios que tanto odian a España". El problema es que a Sánchez solo le importa Sánchez, España le importa un carajo. "Iglesias pretende aprovechar el caos para instaurar un régimen bolivariano y una economía estatalista, colectivizada bajo criterios del más puro comunismo" con la aquiescencia de Sánchez.

Ana I. Sánchez también está muerta de miedo ante la que se avecina. "Iglesias ha demostrado su capacidad para imponer sus tesis comunistas y aprobar medidas intervencionistas". "La incertidumbre y el miedo están servidos tanto para empresarios cono para trabajadores. Es urgente que Sánchez desautorice públicamente a Iglesias y que descabalgue las tesis comunistas de su gobierno". Aunque lo haga por propia supervivencia, porque no dude de que Iglesias irá a por él.

Ignacio Ruiz Quijano concluye que "es la tercera dictadura en un siglo: la de Primo, un genio de la simpatía; la de Franco, un genio de la guerra: y la de Sánchez, un genio de la incompetencia". Sólo nos quedan el Rey y el Ejército para devolver la democracia a España. Es su deber constitucional.

La Razón

"El PSOE se lamenta: debimos crear una mesa de acción nacional". Busco ese PSOE del que habla. Es un exministro socialista. Supongo que un abuelete de la era González. "El Estado soy yo (Podemos)", titula el editorial. "Que Pablo Iglesias invoque el artículo 128 de la Constitución para pedir la intervención de la economía muestra su obsesión por la nacionalización. Podemos es un verdadero estorbo".

Carmen Morodo, la facción de La Sexta en el periódico bipolar, dice que "Casado deja de apoyar", que Sánchez "tiene razón cuando piensa que el líder de la oposición está esperando su momento para aprovechar esta situación a su favor". "El líder de la oposición da un paso más en la ruptura con el gobierno", dice poniendo toda la responsabilidad en el PP. "Ya no le apoya, por más que al tiempo haga llamamientos a la unidad, y anticipa, además que se plantea dejar de respaldar sus iniciativas en el Congreso de los Diputados". Dice Morodo que Casado "ataca", que ha "pasado ya al ataque empujado por Ayuso", por Aznar y por Vox. Me disculparán si me ha dado la sensación de estar leyendo un editorial de El País o escuchando a Ferreras.

Con esta exposición de los hechos, me deja perpleja un mini editorial diciendo que "Casado no puede resignarse al papel de comparsa ni renunciar a la defensa de los intereses generales de España". El periódico de Planeta está como el gobierno, dividido entre la facción podemita de la línea de La Sexta y la conservadora de Marhuenda. Y tiene desconcertados a sus lectores.

En España

    0
    comentarios

    Servicios