Menú

'El País' desvela que Sánchez ordenó la nauseabunda campaña contra Ayuso en una comilona

Sánchez desata una repugnante campaña con medios de todos los españoles contra la presidenta madrileña.

0

El Mundo

"Sánchez se abre a rebajar los acuerdos con Podemos para tentar a Cs". Dice el editorial que "resignados a la improvisación y la incompetencia del gobierno, los españoles atienden cada semana a las intervenciones del presidente". Y la de ayer fue especialmente nauseabunda, asquerosa, qué ser tan despreciable. "Con un rictus impasible, Pedro Sánchez se dedicó a desmentir a sus ministros, sin pedir disculpas por las rectificaciones, y a presentarse con la única fuente autorizada del ejecutivo". Un déspota orgulloso y arrogante.

Federico Jiménez Losantos con quien está desilusionado es con la juez Médel, que al archivar de buenas a primeras el caso 8-M ha dejado claro que nadie pagará por la negligencia criminal del Gobierno. "Si la juez veía imputable a Franco, creyó que había pruebas. Y la Guardia Civil y el forense reforzaron esa creencia. Lo que no se entiende es que apartara del caso a Simón, que tiene en su contra tres meses de mentiras flagrantes, y que tras mantener la imputación de Franco frente a la campaña del Gobierno contra la independencia del poder judicial, ahora sobresea sin más. Con más: tras el radical cambio de versión de cinco funcionarios de la Delegación del Gobierno, o sea, de Franco, que apesta a compra de voluntades o extorsión con amenaza de nómina". Sea lo que sea ha quedado claro que los jueces están al servicio del Gobierno, no de los ciudadanos. Mejor ahorrarse las querellas, no llegarán a nada.

El País

La campaña de acoso y derribo contra Ayuso empieza a ser denunciable por difamación continuada. Pasa de castaño oscuro. Hoy revela el periódico del régimen que la campaña por tierra, mar y aire, la decidió Sánchez en una comilona en Ferraz. "Madrid emborrona los pactos del centro derecha". "El PSOE madrileño endurecerá su oposición por el escándalo de los geriátricos". Según cuenta el periódico del Ibex, un grupo de socialistas se reunió en una comilona en Ferraz y allí decidieron, bajo la batuta del presidente del Gobierno, eludir su responsabilidad de las muertes y contagios, falta de material, decisiones contradictorias y tardías y demás despropósitos, y disparar contra Ayuso. Los asistentes fueran Sánchez, Bolaños, Redondo, Franco y Santos Cerdán. Ábalos estaba invitado pero no pudo acudir. "Los socialistas no descartan una moción de censura".

Según cuenta Juan José Matero, Sánchez le leyó la cartilla a Gabilondo por blandengue y le instó a hacer "una oposición más contundente". Hay mucho que tapar, no es el momento de remilgos morales ni responsabilidad institucional. Marta Sanz da una idea de por dónde van a ir las cosas. "Se pide una investigación por supuestos delitos de homicidio imprudente, trato vejatorio, prevaricación y denegación de auxilio". Es más, llega a decir que "la gente se asfixió por no ser conectada a un respirador". Esos que perdía el Gobierno por el mundo, que no se molestó en adquirir a tiempo, como reconoció el propio Sánchez cuando ayer admitió que se arrepentía de no haber actuado antes. Ayuso, no te lo digo más, espabila.

ABC

"El Gobierno rectifica y adelanta la apertura de fronteras al 21 de junio". Rubido devuelve la pelota al tejado del Gobierno por llegar "tarde, muy tarde". "Hay estudios que señalan que con haber adelantado diez días el comienzo del estado de alarma y la restricción de movimientos se habrían evitado, al menos, el 60% de lo contagios, lo que habría reducido el colapso en el sistema sanitario y, por supuesto, el número de fallecidos. Es decir, que si en vez de descubrir el peligro después del 8-M hubiera tomado medidas a finales de febrero se habrán salvado muchas vidas y buena parte" de la economía. Los muertos por su negligencia "pesarán sobre la conciencia de Sánchez". Si tuviera conciencia, algo bastante dudoso visto su impresentable comportamiento.

Ignacio Camacho está realmente cabreado. "El Gobierno y sus sectores de apoyo han perdido la vergüenza. Salir en tromba a presumir de su gestión y arremeter contra la críticas sin cortarse un pelo y sin el menor escrúpulo de conciencia" con más de 40.000 muertos es tan mezquino que nos deja sin palabras. "Sin sonrojarse siquiera por la colección de fracasos y mentiras acumulados en tres meses de tragedia. Se necesita mucha arrogancia y mucho descaro para imprimir camisetas con la cara del portavoz que encarna el paradigma de la ciencia al servicio de una política embustera. Os toman por idiotas y encima os hacen cuchufletas". Vomitivo.

La Razón

Toca encuesta. "Casado se queda a 200.000 votos de Sánchez y el giro al centro penaliza a Cs". "El protocolo que tenía Sanidad ya marginaba a los ancianos antes de la pandemia". Esto no lo dará La Sexta, ¿verdad? El editorial no da crédito a la poca vergüenza del presidente. "Lo que resulta desmoralizador es que Sánchez aproveche su ya tradicional alocución dominical para atacar a otras administraciones no afines, y en concreto a Madrid, que señala como única responsable de la crisis de las residencias, olvidándose del mando único que reclamaba para su gobierno y, en concreto, para Iglesias", al que se la suda todo lo que no sea bronca e insultos.

A Francisco Marhuenda le ocurre lo mismo, le asquea Pedro Sánchez. "La reacción" a las críticas por el 8-M "ha sido la contraprogramación nauseabunda con algo tan doloroso y terrible como las muertes que se han producido en las residencias madrileñas solo para desgastar a Ayuso y su Gobierno". Además de convocar elecciones, Ayuso debería ir a los tribunales por difamación y acoso.

En España

    0
    comentarios

    Servicios