Menú

Galicia y País Vasco advierten: las personas contagidas de covid que voten cometerán "un delito contra la salud pública"

El Gobierno vasco amenaza con la apertura de expediente mientras que la Xunta gallega no montará dispositivo de vigilancia y pide "responsabilidad".

0
El Gobierno vasco amenaza con la apertura de expediente mientras que la Xunta gallega no montará dispositivo de vigilancia y pide "responsabilidad".
Estefanía Beltrán de Heredia. | Europa Press

La consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, ha advertido de que las personas contagiadas por Covid-19 que vayan a votar este domingo cometerán un delito contra la salud pública y se actuará en consecuencia.

En una comparecencia pública, en la que ha estado acompañada de la consejera de Salud, Nekane Murga, Beltrán de Heredia ha señalado que esos ciudadanos afectados por el coronavirus, que no pueden moverse de su domicilio por una enfermedad contagiosa, y que fueran a ejercer su derecho a voto, "estarían poniendo en riesgo la salud" de la ciudadanía y estarían cometiendo un delito. "Aquellas personas que se detecten que incumplen esa medida, son susceptibles de recibir el expediente correspondiente", ha apuntado.

Murga ha precisado que la confidencialidad les impide dar datos de estas personas a los miembros de las mesas electorales para que sepan que están enfermas, pero ha precisado que notificarán "claramente" a los infectados "para que conozcan de antemano la gravedad que supone para la salud publica saltarse" esta medida. "Están llamadas a la responsabilidad", ha asegurado.

Esto es que los contagiados no tienen limitado el derecho a voto, ha aclarado la consejera de Seguridad, pero sí restringida la movilidad por razones sanitarias, por lo que no pueden acudir a las urnas y si lo hacen "cometerían un delito" de salud pública. El Gobierno Vasco no va a "pasar lista" ni romper la confidencialidad de estos pacientes pero les notificará "claramente" la "gravedad" que supondría saltarse la cuarentena para ir a las urnas y que se pueden enfrentar a la apertura de los correspondientes expedientes por cometer una acción delictiva.

La consejera de Salud ha dicho que en esta situación de "covid activo" se encuentran 161 personas porque hay otros contagiados en el País Vasco que están en una fase no infecciosa y controlados y que pueden pedir una autorización sanitaria para desplazarse a los locales electorales si se comprueba que no hay riesgo de contagios a otras personas.

La titular de Seguridad, por su parte, ha incidido en que está en la "responsabilidad" del propio infectado cumplir con la cuarentena y no salir de sus domicilios, pero ha avisado de que si van a votar "deben saber que estarían cometiendo un delito".

La ley, ha reiterado, no contempla la posibilidad de posponer la materialización del voto para estas personas u otros enfermos. Tampoco podrán votar quienes estén pendientes de conocer el resultado de una PCR pero Murga ha asegurado que las resultados de las pruebas que se están realizando hoy se comunicarán a los afectados en las próximas horas. Si dan positivo se tendrán que quedar en casa y si dan negativo podrán ejercer el sufragio.

Sí podrán acudir a las urnas los contactos estrechos de infectados pero con PCR negativa que están en aislamiento preventivo, aunque lo deberán hacer con medidas de extrema seguridad, preferentemente con el voto preparado en casa.

En cuanto a los datos electorales, un total de 1.794.313 vascos están llamados a las urnas en las elecciones para elegir a los 75 parlamentarios de la Cámara vasca de la XII legislatura, 10.899 más que en los comicios celebrados el 25 de septiembre de 2016, de los que 950.563 corresponden Vizcaya, 584.905 a Guipúzcoa y 258.845 a Álava. Además, 68.790 jóvenes podrán votar por primera vez por haber cumplido 18 años desde la anterior votación al Parlamento de Vitoria.

Del censo electoral, 75.825 residen en el extranjero y el número de solicitudes de voto aceptados ronda los 2.200, una cifra baja porque, según ha reconocido Beltrán de Heredia, ha habido problemas en algunos países -ha citado Cuba- para poder ejercer el voto. En estas elecciones un total de 125.255 electores, un 7,3 % del censo, han solicitado votar por correo, lo que supone un incremento de alrededor del 140% respecto a la cifra registrada en los anteriores comicios autonómicos.

Para garantizar la distancia de seguridad entre las mesas por las medidas sanitarias por la covid-19 se ha incrementado en 42 el número de locales electorales, hasta llegar a 764. También se ha aumentado en 85 el número de mesas hasta las 2.678: 426 en Álava, 1.400 en Vizcaya 852 en Guipúzcoa. Esto supondrá que en comparación con anteriores citas electorales 2.678 ciudadanos más formarán parte de las mesas (un presidente y dos vocales por cada una) hasta alcanzar la cifra total de 8.034. Las elecciones costarán un 10% más que las de 2016, unos 600.000 euros más, por las medidas higiénicas y sanitarias.

Galicia pide "responsabilidad"

La Junta de Galicia considera que ir a votar este domingo habiendo dado positivo por COVID-19 o estando a la espera de realizar la prueba o con síntomas sería una infracción de la Ley de Salud de Galicia por desobediencia a las autoridades sanitarias y causar un riesgo sanitario. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha informado este sábado de que la Consejería de Sanidad ha comunicado a los afectados que no pueden ir a votar y ha apelado a su "responsabilidad", aunque afirma que no se establecerá un dispositivo de vigilancia para controlar que las personas infectadas no rompan el confinamiento.

En declaraciones a los medios tras visitar el centro de prensa para la jornada electoral, Rueda ha señalado que "comparadas con el resto del censo, no son un número significativo" y se ha referido a que "no llega a 300".

De acuerdo con los datos aportados este sábado por la Consejería de Sanidade, hay 259 casos activos con COVID-19 en Galicia (positivos que no podrían ir a las urnas, salvo que reciban el alta antes), pero el dato concreto de cuánta gente no podrá ejercer su derecho al voto no está calculado porque los que están pendientes de prueba varían constantemente, han explicado fuentes de la Junta.

El vicepresidente ha manifestado que "hay circunstancias que determinan que no se puede ir a votar" y que para este caso "así lo ratificó la Junta Electoral. "Creo que la responsabilidad de estas personas hará que entiendan que en la jornada de mañana, si no votaron por correo, no pueden ir a votar", ha agregado.

"A esas personas no se les va a poner vigilancia, pero seguro que entienden que, por su propio interés y por el del todo el mundo, no pueden acudir a los colegios electorales", ha insistido.

Quienes estén en cuarentena sin resultado positivo y sin estar pendientes de prueba, sin embargo, sí pueden salir, "tomando todas las precauciones", para depositar su voto, ha recordado el vicepresidente.

En cualquier caso, Rueda ha afirmado que quienes no pueden acudir a los colegios electorales "lo saben perfectamente" porque las autoridades sanitarias ya se lo han comunicado.

El consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, se refirió en una rueda de prensa este viernes a los casos de positivos y puntualizó que "la única prohibición por parte sanitaria es aquel que tiene una enfermedad infectocontagiosa, que afecta a la salud colectiva de la sociedad".

"Decimos que no pueden salir de casa por un tema de salud pública, que afecta a los demás ciudadanos", aclaró y señaló que, si no se cumple el confinamiento en este tipo de circunstancias hay que "dar un informe a la autoridad judicial, que es la que marca en ese momento el confinamiento".

En España

    0
    comentarios

    Servicios