Menú

Iglesias vincula la imputación de Podemos a su defensa de un "horizonte republicano" dentro del Gobierno

El vicepresidente segundo apuntala la ofensiva de su partido contra el juez Escalonilla en sus primeras palabras sobre el caso.

0
El vicepresidente segundo apuntala la ofensiva de su partido contra el juez Escalonilla en sus primeras palabras sobre el caso.
Pablo Iglesias, en su escaño. | EFE

Y al cuarto día habló. Pablo Iglesias se pronunciaba este viernes, a través de una largo hilo en Twitter, por primera vez sobre la imputación de Podemos y de tres de sus máximos colaboradores por presuntas irregularidades en la administración del partido, llevada a cabo por el titular del juzgado número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, el pasado martes.

Aunque en un tono más medido que el de sus más estrechos colaboradores esta semana, singularmente el portavoz parlamentario morado, Pablo Echenique, el vicepresidente segundo del Gobierno apuntalaba la ofensiva de los suyos contra el magistrado, si bien evitando mencionarle expresamente. Iglesias comienza con una formalidad: "Como siempre, Podemos está a disposición de las autoridades judiciales para que nos requieran toda la documentación e información que consideren. La financiación de Podemos ha sido investigada repetidamente y jamás se ha hallado un indicio de delito".

Y a partir de ahí cuenta, a su manera, la versión de la conspiración por razones políticas que la Justicia habría emprendido contra su formación política. "Defender la justicia social y un horizonte republicano como parte del Gobierno tiene y tendrá costes. Los cambios y el progreso no se producen sin la resistencia de los viejos poderes" señala ya hacia el final del hilo, en el que no hay ni rastro de algo parecido a una defensa, o a una mera mención, a la independencia de los jueces, como sí hizo el pasado miércoles Pedro Sánchez, al ser preguntado por este asunto en la rueda de prensa posterior a su despacho veraniego con el Rey.

Como durante estos días han hecho sus principales colaboradores, Iglesias niega tajantemente la existencia de una Caja B en el partido o de sobresueldos, algo que atribuye al intento de "asemejarnos a la corrupción del PP e instalar que ‘todos son iguales’". Por el contrario, muestra su orgullo por "tener una Caja de Solidaridad con las donaciones que hacemos todos los cargos públicos de Podemos de parte nuestro sueldo y que se usa para apoyar a colectivos sociales".

También de manera algo críptica, se refiere a quienes estarían intentando desviar la atención con estas acusaciones: "Entendemos que algunos estén muy interesados en que ahora pasemos meses defendiéndonos en los medios de acusaciones sin fundamento, en vez de hablar del debate social sobre la monarquía o sobre cómo emplear los fondos europeos para la reconstrucción. No les vamos a dar ese gusto" concluye.

En España

    0
    comentarios

    Servicios