Menú

Los médicos de Cataluña, desesperados: "Claro que hay dinero, pero está para otras cosas"

En declaraciones a LD, los facultativos denuncian el abandono del Gobierno de Cataluña, al que acusan de actuar "con negligencia".

0
En declaraciones a LD, los facultativos denuncian el abandono del Gobierno de Cataluña, al que acusan de actuar "con negligencia".
Dos ambulancias en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lérida. | David Zorrakino (Europa Press)

Ante el imparable aumento de contagios en Cataluña, el miércoles, los médicos de Atención Primaria de la región decidieron desconvocar la huelga por responsabilidad. Sin embargo, no aparcan sus reivindicaciones. "Con 1.000 ingresos no tenemos más remedio que posponer nuestra convocatoria, pero volveremos a manifestarnos cuando todo mejore un poco, porque la situación es dramática", advierte Elena Bartolozzi. La secretaria de Atención Primaria del sindicato Médicos de Cataluña atiende a Libertad Digital visiblemente indignada con la delicada situación que se vive en la región: "Delicada me parece una palabra demasiado suave para lo que está pasando. Nosotros hablamos de colapso, de desmantelamiento total de una Atención Primaria totalmente esquelética y desabastecida, sin recursos".

Falta personal y falta por una razón doble. De un lado, la escasez de contrataciones por parte del Gobierno catalán. De otro, el éxodo de profesionales. Según Bartolozzi, sólo un 17% de los médicos que se forman en Atención Primaria en Cataluña se quedan en la región. El resto se van fuera, pero no sólo al extranjero, como ocurre en otros lugares de España, sino también a otras comunidades. A finales de 2017, un grupo de facultativos, entre los que se encontraba esta médica de familia, realizó una encuesta entre sus colegas y descubrió que al menos 370 sopesaban irse de Cataluña por las tensiones políticas. Hoy, a este problema se suma el económico: "Somos los peor pagados de todo el Estado. Hasta hace poco éramos los médicos andaluces y nosotros. Ahora tenemos el honor de ser los peor pagados", denuncia Bartolozzi. Y lo cierto es que no estamos hablando de diferencias exiguas, ya que, según sus cálculos, en algunas comunidades un médico puede llegar a cobrar entre 500 y 1.000 euros más al mes que en Cataluña, beneficiándose, además, de un nivel de vida que muy probablemente será inferior al de esta región.

De forma recurrente, el Gobierno de Quim Torra, hoy dirigido por Pere Aragonés, ha recurrido al famoso "España nos roba" para explicar cualquier problema económico que asola a Cataluña. Sin embargo, la portavoz de Atención Primaria de este sindicato médico desmonta con cifras este argumento: "El presupuesto de la Generalitat ha aumentado un 30% en los últimos 10 años y el presupuesto en salud ha bajado el 1%. Por tanto, claro que hay dinero, pero está para otras cosas. Es una cuestión de prioridades".

Un "desastre" de gestión y un futuro "infausto"

Bartolozzi elude entrar en cuestiones políticas, pero no duda a la hora de calificar como un "desastre" la gestión sanitaria de su comunidad. A principios de verano, su sindicato hizo un sondeo entre 1.500 facultativos para preguntarles cómo valoraban la gestión de las autoridades catalanas. La respuesta no pudo ser más clara. "Si 0 era nefasta y 10 excelente, la puntuación obtenida rondaba el 1 y el 2 -asegura esta médica de familia-. Había unanimidad".

Ante el elevado número de contagios y las críticas del sector sanitario, el mes pasado, la consejera de salud anunció un plan de inversión de 127 millones de euros que incluye la contratación de 3.811 profesionales hasta 2022, entre ellos, 306 facultativos. Sin embargo, desde Médicos de Cataluña, advierten de la realidad que esconden las cifras: "Los médicos que van a poner son para residencias, no van a poner ni uno en las consultas, con lo cual, el futuro se presenta para nosotros negro, pero para la población, infausto". Y es que, según Bartolozzi, esta "medicina de guerra" no se puede mantener sine die, porque el colapso sanitario está empezando a tener consecuencias muy serias para los pacientes que tienen otro tipo de enfermedades. "Se nos colapsan las pruebas y llegamos tarde a los diagnósticos -advierte la portavoz de Médicos de Cataluña-, y todo esto tiene unas consecuencias que no se ven inmediatamente, pero va a tener una repercusión en enfermedad y en mortalidad que se empezará a ver el año que viene".

La "negligencia" del Gobierno catalán

Bartolozzi intenta no dejarse llevar por el enfado que acumula después de estos meses luchando en primera línea de batalla. Por eso, cuando le preguntamos qué le diría al Gobierno catalán si le estuviera escuchando, toma aire y se lo piensa dos veces antes de responder: "Les diría que nos han abandonado. Se lo hemos dicho y lo saben. Están actuando con negligencia, nos han dejado solos hace mucho tiempo y algún día la población dejará de tener la paciencia que está teniendo, dejará de enfadarse con nosotros en el ambulatorio porque no les podemos atender bien, y se dará cuenta de quién es el responsable".

En España

    0
    comentarios

    Servicios