Menú

El PSOE descarta que 'la autodeterminación de género' esté en la ley Trans que "no es urgente"

No será un "acuerdo rápido", anticipa el PSOE ante una ley que "no es urgente" y reclama "inteligencia y finura" para evitar que el TC tumbe la norma.

0
No será un "acuerdo rápido", anticipa el PSOE ante una ley que "no es urgente" y reclama "inteligencia y finura" para evitar que el TC tumbe la norma.
Wikipedia

A diferencia de Podemos, la cuota socialista del Gobierno no ha querido entrar hasta el momento en el fondo de la cuestión. Con las cartas boca arriba en forma de borrador filtrado desde Igualdad, el socio mayoritario del Ejecutivo ha querido limitarse a hablar de generalidades como la necesidad de "seguridad jurídica" y "calidad normativa" para evitar responder a la pregunta fundamental: ¿Podrá elegir una persona su género sin necesidad de un informe médico?

Y hete aquí el quid de la cuestión a la que responden a Libertad Digital fuentes socialistas del Gobierno: "No, la autodeterminación no estará en el proyecto de ley Trans" que pretende imponer Podemos al PSOE y que enfrenta a las feministas históricas, que consideran que el borrado del concepto jurídico de la mujer sería una amenaza que pone en cuestión las leyes de discriminación y género, frente a las jóvenes moradas que se atribuyen el movimiento Queer, considerando el género como una elección difusa y fluida y exigen eliminar trabas médicas y burocráticas para cambiar la identidad en el registro civil a partir de los 16 años.

Se trata del asunto más polémico de la ley Trans y el principal escollo que divide a PSOE y Unidas Podemos que admiten estar "muy alejados" en la fase inicial del trabajo. El segundo elemento divisorio es el tiempo: el ministerio de Igualdad y Podemos quiere un anteproyecto del Consejo de Ministros en quince días, antes de que finalice el mes de febrero, y el PSOE enfría, o más bien congela, las expectativas. Las fuentes gubernamentales consultadas por Libertad Digital anticipan que el anteproyecto no estará en ningún caso este mes, lo fían a largo plazo, y desde luego "no es urgente", como bien se estableció en el acuerdo programático de la coalición donde la Ley Trans aparece en la página 32 de 49 y en donde "no se dice nada de la libertad de autodeterminación de género".

Un jarro de agua fría que dejó entrever este jueves la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, al mostrar su preocupación por esta exigencia de Podemos. "A mí lo que me preocupa son los conceptos con los que vamos a trabajar. Claro, a mí me preocupa la idea de que se elige el género sin más que la mera voluntad y el deseo... poniendo en riesgo evidentemente los criterios de identidad de 47 millones de españoles. Eso tendrá que tener unas garantías, una estabilidad...".

Para la vicepresidenta primera, "el problema no es la edad" sino que "todos tienen perfiles de colisión con otros derechos preexistentes". Es decir, el borrado jurídico de la mujer supone una amenaza para la mujer a quien ha de garantizársele "la seguridad jurídica" y amparo constitucional. El objetivo es que la ley pase el filtro del Tribunal Constitucional ante un más que seguro recurso por parte de las derechas de PP y Vox, y "para que no ocurra como en algunos países en que se ha avanzado en determinada legislación y, luego, la misma legislación ha vuelto para atrás en algunos países porque no era viable".

Ello exige, "finura e inteligencia", según fuentes socialistas, y no las prisas que quiere imponer Podemos con la "deslealtad" de filtrar borradores para elevar la expectativas del colectivo transexual. La cosa va para larga, según explican estas fuentes y se deduce de la lectura entre líneas de las palabras de Calvo quien descartó "acuerdos rápidos" que "es mucho más fácil encontrar en materias" concretas pero no en ésta en la que quiso hacer pedagogía: "No convirtamos una ventana de avance de derechos en una especie de quimera".

Dicho de otra forma: de la izquierda utópica a la izquierda real y útil de la que presumió hace una semana el presidente, Pedro Sánchez, bajo la premisa de que "las barricadas no son el camino". Contraposición entre PSOE y Podemos de la que se sirven los socialistas para presumir de su larga historia de gestión frente a la ingenuidad e inexperiencia de sus socios morados.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD