Menú

Interior acerca a 5 etarras más y ya solo el 40 por ciento está a más de 200 km del País Vasco

El departamento de Marlaska sigue sin dar las explicaciones a las víctimas. La AVT denuncia el "dolor" y la "humillación" que les producen.

0
El departamento de Marlaska sigue sin dar las explicaciones a las víctimas. La AVT denuncia el "dolor" y la "humillación" que les producen.
Fernando Grande Marlaska, ministro del Interior. | EFE

Un viernes más, y como ya empieza a ser tradición, el Ministerio del Interior ha aprobado el traslado de cinco terroristas de ETA que cumplen condena a prisiones del País Vasco o Navarra o más próximas a estas regiones. Así lo ha comunicado la Dirección General de Víctimas del Terrorismo, que depende del departamento que dirige Fernando Grande Marlaska, a las principales asociaciones de víctimas.

Un hecho que ha sido denunciado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), desde la que aseguran que "ya no tenemos calificativos para explicar el enorme dolor, la humillación y el desprecio que causan estos acercamientos"; y lamentan que sigan sin recibir ningún tipo de explicación por parte del Ministerio del Interior de por qué se están realizando, pese a que llevan meses solicitándola.

Los datos de la propia asociación indican que, en estos momentos, el 17,5 por ciento de los etarras que cumplen condena lo están haciendo en prisiones del País Vasco o Navarra, a escasos meses de que el Gobierno central transfiera al Ejecutivo vasco la competencia de prisiones. El 42,4 por ciento de etarras presos está a menos de 200 kilómetros del País Vasco o Navarra, mientras el 40 por ciento restante se mantiene a más de 200 kilómetros.

Los cinco terroristas de ETA cuyo acercamiento se ha aprobado este viernes son Juan Carlos Subijana Izquierdo, Agustín Almaraz Larrañaga –participó en cuatro asesinatos–, Jon Kepa Preciado Izarra, Gorka Loran Lafourcade y Víctor Franco Martínez.

Juan Carlos Subijana Izquierdo. Cumple condena en la prisión de León y es trasladado al centro penitenciario de Basauri (Vizcaya). Fue condenado en 2010 por la Audiencia Nacional como colaborador del atentado que acabó con la vida del funcionario de prisiones Máximo Casado Carrera el 22 de octubre del año 2000.

Agustín Almaraz Larrañaga. Cumple condena en la prisión de Estremera (Madrid) y es trasladado al centro penitenciario de Zuera (Zaragoza). Fue condenado a 48 años de prisión por el asesinato de Emilio Castillo López de la Franca el 18 de marzo de 1993 en San Sebastián. También fue condenado a 29 de años de prisión por el asesinato de Ángel María González Sabino el 2 de junio de 1993 en San Sebastián y a 30 años de prisión por el atentado el 13 de enero de 1995 en Bilbao que acabó con la vida de Rafael Leiva Loro y Domingo Durán.

Jon Kepa Preciado Izarra. Cumple condena en la prisión de Córdoba y es trasladado al centro penitenciario de Dueñas (Palencia). Fue condenado a 377 años de cárcel por intentar asesinar a la que fuera teniente de alcalde del municipio vizcaíno de Portugalete, Esther Cabezudo. También fue condenado a 54 años de prisión por colocar un artefacto explosivo en la parte trasera del edificio de la empresa Iberdrola, ubicado en el barrio bilbaíno de San Adrián, en julio de 2003. Además, fue condenado por la Audiencia Nacional a 9 años de cárcel por colocar un coche bomba junto al edificio que alberga a la hacienda foral vizcaína y la sede de Antena 3. También fue condenado a 16 años de prisión por el artefacto que según la sentencia colocó el 23 de junio de 2003 en los baños masculinos del hotel Tamarises en la localidad vizcaína de Guecho. Forma parte de ATA, el movimiento dentro de ETA que está en contra de dejar de utilizar el terrorismo.

Gorka Loran Lafourcade. Cumple condena en la prisión de Dueñas (Palencia) y es trasladado al centro penitenciario de Zaballa (Álava). Fue condenado a 2775 años de prisión por los 28 kilos de dinamita que colocaron en el Intercity Madrid-Irún en la Nochebuena de 2003.

Víctor Franco Martínez. Cumple condena en la prisión de Estremera (Madrid) y es trasladado al centro penitenciario de Logroño. Fue condenado a 22 años de prisión por el ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza en Portugalete (Vizcaya) el 5 de agosto de 2001. Él y otros cinco terroristas produjeron quemaduras graves a los dos agentes de la policía autonómica vasca.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD