Menú

Sánchez "se quedó con ganas de tirarle la piedra a Abascal. Lo pagará en Madrid"

Crece el cabreo ciudadano con el embrollo de las vacunas. Nos están volviendo locos a todos.

0
Crece el cabreo ciudadano con el embrollo de las vacunas. Nos están volviendo locos a todos.
Santiago Abascal con uno de los adoquines lanzados en Vallecas | EFE

El Mundo

"El Gobierno tergiversa al Supremo para negar un plan B al estado de alarma". Ya estamos otra vez a vueltas con el estado de alarma. Y de aquí al 9 de mayo falta una eternidad. La cosa va a ser más o menos así: el Gobierno dirá una cosa por la mañana, las comunidades se quejarán por la tarde, a eso de las 5 o las 6 diciendo que ellas no pueden legislar, etc; a las 7, el Gobierno dirá que sí se puede, pero que está dispuesto a buscar otra alternativa y que abre la puerta a otro estado de alarma, pero que necesita votos. Entonces, empezará el cruce de tortas. Que si el PP no nos apoya, que ya le dijimos, señor Sánchez, que había que cambiar la legislación, tatata, tatata. Al final cada comunidad hará lo que le dé la gana y acabarán en los tribunales. Un juez dirá una cosa, otro la contraria y el 9 de mayo usted podrá viajar a otra comunidad a las 4 de la tarde y se lo prohibirán a las 9 de la noche. Ya tenemos experiencia en el desmadre.

El editorial va por el despiporre de las vacunas. "Tanto el Gobierno como las autoridades comunitarias deben hacer un esfuerzo para trasladar mensajes nítidos y sin vacilaciones alrededor de la seguridad de las diferentes vacunas aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). El retraso acumulado en el envío de dosis, los fallos garrafales de la Comisión Europea a la hora de negociar determinados contratos —con un desembolso previsto de 2.600 millones de euros— y los sucesivos cambios de criterio en los Estados miembros con relación a la vacuna de AstraZeneca están empañando la campaña de vacunación, que se presumía la punta de lanza de la vuelta progresiva a la certidumbre". Y por si éramos pocos parió la abuela y va Janssen y suspende las vacunas por cuatro trombos. Mientras farmacéuticas y gobiernos juguetean con la salud y la economía, los ciudadanos se arruinan, pierden la confianza, pierden derechos y cada vez están más cabreados.

Federico Jiménez Losantos, felizmente vacunado, comenta los insultos de Sánchez a Abascal amparándose en la inmunidad parlamentaria. "Corresponde a Pedro Sánchez el honor de ser el primer presidente del Gobierno que hace suyo el discurso de la ETA" cuando "acusó en las Cortes a las víctimas de la violencia de la extrema izquierda de merecerlo por ir buscando bronca".

"El espécimen mular del PSOE tiene, eso sí, la virtud de la claridad, que son sus coces. Un presidente y no un psicópata se habría justificado con los subterfugios habituales: fuimos sorprendidos, se creyó más peligroso intervenir, o le doy mi palabra, señoría, de que no volverá a suceder. Sánchez prefirió mostrar que Marlaska fue cómplice de la agresión a Vox e hizo suyo el discurso etarra del buitre moñudo Iglesias". Dos que duermen en el mismo colchón... "Ministros del Gobierno culpan a Vox de ser agredidos; y el presidentarra se quedó con ganas de volver a tirarle la piedra que exhibió Abascal. Ya lo pagará en Madrid".

El País

"El Congreso aprueba una ley pionera que protege a la infancia frente a la violencia". Del caso de abusos sexuales del marido de Mónica Oltra y a niñas en un centro de acogida de Baleares ni palabra.

"El Constitucional se fractura ante el atajo del PP para presentar a Cantó". El PP debería leer los titulares de El País para darse cuenta de que este tema solo le da gasolina a la izquierda. Se frotan las manos con la chapuza de Génova. ¿No pueden esperar a que pasen las elecciones para colocar a Cantó?

Y al final Ayuso irá al debate de Telemadrid. "Pablo Iglesias abrirá y cerrará con el último minuto de oro el debate electoral de Telemadrid". Al de La Sexta, que con mucha guasa promociona la cadena diciendo que lo va a moderar la moderada Ana Pastor, que vayan los demás. La tele de Ferreras no tiene ninguna credibilidad para hacer un debate con un mínimo de objetividad. Tampoco es que Telemadrid sea un ejemplo de imparcialidad, que tenga como tertuliana a la Fallarás ya lo dice todo, pero qué se le va a hacer, es imposible encontrar una tele que no esté infectada en mayor o menor grado por el podemismo. Que los ciudadanos tengamos que pagar de nuestro bolsillo a radicales ultras como Fallarás o Cintora es un insulto.

ABC

"El TC borra a Cantó de la lista de Ayuso". Cabreo en el editorial. "Habrá que confiar en que mantenga el mismo rigor cuando vaya a resolver los recursos contra las fórmulas de juramento o promesa que emplearon diputados separatistas y de extrema izquierda el pasado año, y que constituyeron flagrantes vulneraciones de lo dispuesto por la ley". Y se queja de la "lentitud con la que el TC tramita recursos de inconstitucionalidad muy importantes para la sociedad española —el aborto, la prisión permanente revisable, o el estado de alarma de 14 de marzo de 2020—", mientras que lo de Cantó ha sido resuelto con la máxima urgencia.

Ignacio Camacho reparte leña por el tema de las vacunas. "Pero cómo demonios no va a sentir la gente aprensión por ciertas vacunas después de un año de trolas o, en los casos más bienintencionados, de errores". "La población lleva meses asistiendo a un espectáculo de caos, ocultación, contradicciones e incompetencia".

Dice que él se pondrá la AztraZeneca cuando le toque. "Pero antes del descalzaperros que han armado quienes pretendían convencernos de su conveniencia aguardaba esa citación cargado de optimismo, casi de euforia, y ahora la recibiré, como tantos otros, sin poder evitar un punto de desasosiego o una cosquilla de zozobra. Y la culpa de ese recelo no la tiene la vacuna sino la disparatada gestión de sus presuntos riesgos. La evidencia de que durante todo el curso de la pandemia hemos vivido bajo una sucesión de encubrimientos, chapuzas, falacias y, en el supuesto más benévolo, palos de ciego fruto de un inquietante desconcierto". "Entre todos han conseguido la imperdonable hazaña de convertir una perspectiva prometedora en una fuente de alarma". Un año esperando la vacuna salvadora y la han convertido en una ruleta rusa. Y nadie asume responsabilidades.

La Razón

"Iglesias bajo el síndrome post-Moncloa: aislado de Sánchez y KO en Madrid". Que todos los dioses del mundo te oigan, desde el Dios cristiano a Alá pasando por Zeus. "Si algún político ha incumplido las expectativas que su poderosa presencia mediática había suscitado, es Pablo Iglesias", dice el editorial. "El fundador de Podemos es un líder agotado, que, de no renovar su mensaje, lo que parece imposible, unido a su personalidad y a su manera de entender la cosa pública, puede pasar a historia más pronto que tarde por haber cavado las trincheras más profundas de la vida política española desde tiempos que mejor vale olvidar". Que sea pronto, nos va la vida en ello.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD