Menú

La Policía no logra acceder a la tarjeta de Dina Bousselham y la imputación de Iglesias se aleja

El informe fue encargado por el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón a la Policía Científica hace 1 año.

La Policía no logra acceder a la tarjeta de Dina Bousselham y la imputación de Iglesias se aleja
Dina Bousselham y Pablo Iglesias. | Twitter

La policía judicial ha entregado al titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón el informe que certifica que el contenido de la tarjeta telefónica de la ex asesora de Pablo Iglesias en Podemos, Dina Bousselham, es inaccesible. Este hecho imposibilita recuperar la información o determinar quién fue la última persona que accedió a ella.

Fuentes jurídicas han confirmado a Libertad Digital contenido del informe remitido al Juzgado Central de Instrucción Número 6 y que pone de manifiesto que la mini SD estaba destruida. Ahora, el magistrado deberá decidir sobre el futuro de la investigación y, en concreto, del exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias. La posible imputación de Iglesias por un posible delito de daños informáticos se aleja.

García-Castellón el 7 de octubre de 2020 elevó al Tribunal Supremo una exposición sobre los indicios de criminalidad que apreciaba contra Iglesias, entonces vicepresidente segundo del Gobierno, esperaba ese informe de la Policía Científica para poder determinar cómo fue inutilizada la tarjeta y, sobre todo, la fecha del último acceso a sus archivos.

El magistrado tiene aún diligencias de investigación pendientes, como tomar declaración a la propia Bousselham; a su expareja, Ricardo Sa Ferreira, y al antiguo director adjunto operativo (DAO) de Policía Eugenio Pino.

El origen del caso Dina

En el auto con el que decidió finalizar la fase de investigación del caso Dina, el magistrado García-Castellón fijaba el origen de la causa en unos archivos encontrados en la entrada y registro del domicilio de Villarejo en 2017 en los que había información personal de la que fuera asesora de Iglesias así como datos sensibles del partido 'morado'.

Según explicaba, en noviembre de 2015 sustraen en el IKEA de Alcorcón el abrigo de la pareja de Bousselham --Ricardo Antonio Sa Ferreira-- en cuyo interior había varios objetos entre los que se encontraba el teléfono móvil de la asesora. Justo dos años más tarde de ese robo, en noviembre de 2017, aparecen en el domicilio de Villarejo un disco duro y dos memorias USB en los que se almacenan unas carpetas denominadas DINA 2 y DINA 3, que contenían archivos procedentes de la tarjeta de memoria mini SD del móvil sustraído a Bousselham.

Y apuntaba el juez en su auto que los archivos de uno de los pendrives fueron copiados el 14 de abril de 2016 mientras que los del disco duro son copia del pendrive realizada en julio de 2016. Sobre cómo llegó a manos de Villarejo esa información, el magistrado indicaba que se sabe que el contenido de la tarjeta de Bousselham llegó a los periodistas.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

Temas

En España

    0
    comentarios