Menú

El reto al que se enfrenta Feijóo con su equipo para no acabar como Pablo Casado

Cargos del PP aseguran que la reducida cúpula de la formación está "superada por el trabajo" y hay que "ampliar este equipo con gente preparada".

Cargos del PP aseguran que la reducida cúpula de la formación está "superada por el trabajo" y hay que "ampliar este equipo con gente preparada".
El líder del PP, Aberto Núñez Feijóo. | EFE

Cuando Alberto Núñez Feijóo llegó a la presidencia del Partido Popular el pasado mes de abril, eligió a un equipo en el que predominaban las voces gallegas y andaluzas. Se rodeó de personas de su confianza que habían compartido trabajo con él al frente de la Xunta en Galicia y de otros cargos que venían recomendados por su labor en las administraciones autonómicas.

Un equipo reducido que, en los últimos cinco meses, se ha cargado de trabajo. Un ejemplo de ello se ha visto en la parte orgánica. El número tres del PP, Elías Bendodo, y el vicesecretario de Organización, Miguel Tellado, han tenido que recomponer una formación que se quedó tocada tras la grave crisis provocada por la anterior dirección de Pablo Casado y Teodoro García Egea.

Otro ejemplo lo encarna el responsable económico de los populares, Juan Bravo. Desde que llegó a Génova procedente de la Junta de Andalucía "no ha parado" confeccionando los documentos de propuestas económicas y energéticas que Génova ha envidado al Gobierno. Carmen Navarro abarca la política social mientras que Pedro Rollán se encarga de la política local.

A ellos se suman Cuca Gamarra que, además de ser Secretaria General del partido, es portavoz en el Congreso o Esteban González Pons, responsable de todo el área institucional, relaciones con Europa y renovación de los órganos constitucionales. En sus manos está la negociación del Consejo General del Poder Judicial, un asunto que sigue estancado.

El gran error de Casado

Con sus colaboradores internos, el grupo de Feijóo es reducido y fuentes del partido ven la necesidad de "ampliar este equipo con gente preparada" . Cargos del PP explican que uno de los "grandes errores de Casado" fue "no contar con un "equipo más amplio y preparado de expertos en diferentes materias". Además, el anterior líder del PP concentraba sus decisiones en su cúpula más cercana: "Génova eran Casado y Teo", aseguran.

Tras la Interparlamentaria que se celebró el pasado fin de semana en Toledo, cargos autonómicos aseguran que vieron la cúpula popular "superada de trabajo". "Hay asuntos a los que no se está llegando y ahí, el Gobierno nos puede hacer daño. Feijóo tiene que perfeccionar el equipo que tiene", aseguran recordando la polémica que se produjo en la formación hace unos días tras el "no" en el Congreso al impuesto a la banca y a las eléctricas.

"Nuestra postura era la correcta pero hubo dudas, no se supo explicar bien y el Gobierno se nos echó encima tratando de robarnos una de nuestras banderas", dice un diputado popular en referencia a la política fiscal. Los días anteriores a la votación, los diputados se encontraban algo perdidos con la postura de Génova e incluso, algunos de ellos defendían en los pasillos de la Cámara Baja la abstención.

"Hay que estar más preparados, no cargar sobre los hombros de ciertas personas todo el trabajo y aumentar la comunicación", sentencian fuentes del grupo parlamentario que, eso sí, también destacan que en el ámbito impositivo, que tanto les ha criticado el PSOE, "el tiempo dará la razón al PP".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad