Menú

Génova replica a Botella que debe estar "tranquila" y apela a la "moderación"

El debate se instala en el PP. González coincide "plenamente" con Botella mientras que para Alonso "tiene que tener tranquilidad".

0

Lo que hizo Ana Botella, en opinión de varios cargos consultados, no fue otra cosa que dar voz a un sector del partido -en algunos casos, con poder en las instituciones- que observa alarmado un descontento cada vez mayor en la base electoral de su partido. Unas "dudas" y una "posible fragmentación", expuestas por la alcaldesa ante emisarios del Gobierno y del PP, que centraron este martes buena parte del debate de puertas para adentro, y que incluso encontró adeptos públicamente.

Fue Ignacio González, presente en la conferencia del Club Siglo XXI, el que más claramente se sumó a la tesis de la regidora, que por primera vez hacía público un diagnóstico tan crudo en armonía con su marido, José María Aznar. "Coincido plenamente", afirmó el presidente madrileño. "Creo que fue un buen discurso y creo que eso lo compartimos todos, desde Rajoy hasta el último de los militantes", destacó, evitando el choque de trenes.

Precisamente, la propia Botella quiso enfatizar -con sus palabras recogidas por prácticamente toda la prensa nacional y ocupando buena parte de las tertulias políticas- que "nunca" será "un verso suelto". "Yo pertenezco a un partido, amo la política del partido y creo que las observaciones que hice pueden sentirlas muchos votantes", dijo, reafirmándose en el fondo. Todo desde la más absoluta lealtad, insistió su entorno.

Es importante recordar que Botella sigue sin saber si será cabeza de cartel en las próximas elecciones municipales. Aunque los suyos deslizan que sí quiere, en Génova mantienen abierta la incógnita. Sea como fuere, admiten las partes implicadas, discursos como los del lunes -muy en la línea de los expresados por Aznar- le ayudan a hacerse un hueco, como en su día a González le sirvió criticar la política impositiva de Cristóbal Montoro.

Mayor: "Grave riesgo" de España

Desde Bruselas, Jaime Mayor Oreja, que atribuye a la alcaldesa madrileña "buenas reflexiones y sentido común", no llegó a suscribir abiertamente la preocupación de Botella por una fragmentación en las bases del partido -en el PP dan por hecho que la comparte al 100%-, pero sí alertó de un "grave riesgo" de fragmentación en España. Ante la insistencia de los reporteros, Mayor Oreja subrayó que "España es mucho más importante que un partido".

En los márgenes de un seminario en el que las víctimas han contado, en palabras de la eurodiputada Teresa Jiménez Becerril "la verdadera historia del terrorismo", Mayor Oreja eludió hablar de división en la cúpula del PP, desvelada por este diario, a cuenta de la manifestación del viernes, aunque sí ha admitido que la unidad de criterio dentro de partido. "Cada uno haremos lo que creamos conveniente", ha admitido. "Si no hay un criterio del partido, los que van normalmente a esos actos volverán a ir", adelantó.

Alonso: "Tiene que tener tranquilidad"

El apoyo de González y la reflexión a mayores de Mayor encontró la réplica con la respuesta de Alfonso Alonso, miembro del núcleo duro de la cúpula del PP y próximo a la vicepresidenta. "Entendí que quiere que se disipen las dudas y en este sentido tiene que tener tranquilidad", le replicó el portavoz del Grupo Popular. "Debemos buscar desde la moderación lo que son los lugares de encuentro y aquello que nos une, y lo que nos une es la lucha contra la crisis, a favor de la regeneración democrática y por el mantenimiento de nuestro bienestar", fue su reflexión.

No hay debate, a ojos de la dirección del PP. Si bien, ya a micrófono cerrado y con las últimas encuestas en la mano, un sector cada vez a más de la formación confiesa la "desafección de los nuestros". Y, mayoritariamente, apuntan a la excarcelación de etarras y demás delincuentes y la falta de un mensaje contundente sobre la unidad de España como motivos. "Si esto no lo ve Rajoy, es que está ciego", en palabras de un crítico diputado. Como muestra del malestar, la ya histórica Junta Directiva del PP de Madrid en la que Carlos Floriano tuvo que aguantar un auténtico chaparrón de cargos medios y locales.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD