Menú

Duros reproches por la ley del aborto: "Yo no denigro, usted insulta"

Rajoy insiste en el consenso pero la tensión parlamentaria va a más. Gallardón y Sáenz de Santamaría reciben duros ataques del PSOE.

P. M
21

La reforma de la ley del aborto centró la sesión de control del Gobierno convirtiendo al Congreso en escenario de duros reproches. Pese a que Mariano Rajoy dejó la puerta abierta al "entendimiento para evitar que se rompa el consenso", el ambiente se caldeó hasta rozar el insulto cuando Soraya Rodríguez (PSOE) interpeló a la vicepresidenta sobre la cuestión acusándole de "humillar" y "restringir" la libertad de las mujeres.

La portavoz socialista fue muy dura. Habló de dos tipos de mujeres y acusó al Ejecutivo de atacar a las que no tienen recursos económicos. Rodríguez llegó a sacar un cartel en el que se podía observar los pasos de control del aborto y sacó a colación titulares de una parte de la prensa internacional: "Restringe la libertad, abusa el poder y se retira del aborto seguro", afirmó.

Para Rodríguez, el autor ejecutor de la reforma es Alberto Ruiz Gallardón pero el "intelectual" lo es Rajoy "y su vocero internacional Le Pen", líder de la extrema-derecha francesa. "Nos tratan como incapaces", denunció. Pero su mayor golpe político fue contra Soraya Sáenz de Satamaría que “ a fuerza de estar callada” es “la vicepresidenta muda”.

"Yo no denigro, usted insulta", le replicó con contundencia la portavoz del Gobierno mientras la bancada popular le aplaudía. A Rodríguez le acusó de "dogmatismo político" y puso encima de la mesa que el PSOE no busca dialogar sino derogar y que así ha ocurrido con cada una de las reformas planteadas en la Cámara. "Ha venido a hablar en nombre de todos, pero hay otros ciudadanos y otras mujeres y no tienen por qué pensar igual que usted y pueden debatir", argumentó Sáenz de Santamaría. “Sólo desde el respeto se puede contruir el consenso”, añadió.

Gallardón denuncia el "feroz individualismo"

El ministro de Justicia también tuvo que dar explicaciones por una norma que, empezó recordando Rajoy -que no citó la palabra "aborto"-, aún no ha llegado al Parlamento. "La que ha liado", le espetó Elena Valenciano, que no ahorró en descalificativos "desde el respeto". "Cuídese de algunas compañías que es usted ministro de España. Está atrapado", inquirió a Gallardón.

Valenciano denunció "un gran lío" cuestionado por importantes pesos pesados del PP. "Y una gran afrenta a las mujeres españolas que eran libres de decidir", espetó, no sin hurgar en la división de los populares en este tema: "Nos dicen que no nos preocupemos, que en el Parlamento cambiará mucho".

Gallardón no avanzó si los cambios serán importantes o en cambio se mantendrá la esencia de la reforma. Pero no aceptó lecciones de Valenciano: "Su intervención es muy poco sólida intelectualmete", arrancó, negando recorte de derechos y defendiendo el derecho del no nacido. "Están enganchados a un feroz y radical individualismo. Eso no es lo que nos ha dicho el Tribunal Constitucional", expuso el ministro, que elogió su ley frente a una postura "absolutamente egoista consistente en que sólo valen mis derechos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation